viernes, 17 de septiembre de 2010

HIGOS EN ALMÍBAR

higos
Es el momento de preparar conservas caseras fáciles y sencillas como estos higos en almíbar, que nos proporcionarán la satisfacción de aprovechar todos los que cosechamos, nos regalan o compramos a buen precio por ser temporada y luego disfrutaremos durante todo el año sólos o formando parte de otros platos o postres.

Si el clima lo permite, una higuera es uno de los árboles que merece la pena tener y es que los cuidados que requiere son tan mínimos que casi el único es el de recoger todo el fruto que nos ofrece.
Para colmo nos lo ofrece dos veces pues junto con los limoneros es el único árbol de por aquí que nos da dos cosechas anuales, la primera de brevas y la segunda de higos.

Ya sabemos que tienen un gran contenido de azúcares y que no se debe abusar de su consumo si uno está a dieta adelgazante, pero son muy buenos para los huesos y por supuesto para el intestino.

Los higos como más ricos están es recién cogidos del árbol y la higuera parece saberlo, así que va madurándolos poco a poco para que puedas disfrutar de ellos por una larga temporada.
Si el tiempo viene seco y soleado, puedes estar vendimiando higos desde agosto hasta octubre.

Con el excedente, podemos preparar aparte de higos en almíbar, una maravillosa mermelada de la que ya hemos colgado la receta.

Desgraciadamente este clima del norte de España (otras ventajas tiene) no nos permite conservarlos también secos como lo hacen por otras zonas del país con climas más secos y calurosos.

HIGOS EN ALMÍBAR

conserva de higos en almíbar
INGREDIENTES

Para 1 kilo de higos maduros pero no abiertos – ¼ litro de agua – 150 gramos de azúcar – una cáscara de limón.
Tarros de cristal con cierre hermético

Con esta cantidad de azúcar quedan poco dulces que es como a mi me gustan pero, como siempre, es cuestión de probar y adaptar la cantidad al gusto personal.

ELABORACIÓN

Lavamos los higos con abundante agua fría, los escurrimos y les eliminamos el rabito.

Ponemos el agua, el azúcar y la corteza de limón a cocer en una cacerola y cuando ha hervido un par de minutos introducimos los higos de forma que no se monten unos encima de otros. Con un kilo yo suelo hacerlo de dos o tres veces

elaboración de los higos en almíbar
Dejamos que los higos cuezan en el almíbar hasta que cambian de color y se hinchan, operación que suele durar unos 10 minutos.

Los sacamos para un tarro de cristal y hacemos la siguiente tanda de la misma manera.
Cuando hemos cocido todos los higos, reducimos un poco el almíbar si aún está muy líquido y con él prácticamente hirviendo, rellenamos los tarros hasta el borde.

almíbar de higos
Los cerramos enseguida y una vez fríos, los limpiamos y etiquetamos.

Y ya podemos disfrutar durante el resto del año de un postre sano y natural y de paso aprovechamos el excedente, que es una pena dejárselo todo a los pájaros

5 comentarios :

  1. excelente!! me encantó porque es fácil de hacer!! Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la receta.Saludos desde Argentina

      Eliminar
    2. Gracias por el comentario. Me alegro mucho de que os haya gustado.

      Eliminar
  2. MIL GRACIAS ,ES FACILISIMO, SALUDOS DESDE ARGENTINA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que te haya gustado, Marta, me alegro mucho. Un saludo cordial

      Eliminar