Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


martes, 16 de octubre de 2012

BOLLOS DE LECHE Y SÉSAMO



Al fin me he decidido a preparar bollitos para el desayuno.
Los he elaborado teniendo como base la receta para “pan de leche” de Xavier Barriga, añadiéndole alguna cosilla tal como un poco de harina de avena y el sésamo y quitándole otras como la mantequilla y la miel. Al  final, nada que ver pero me ha servido de guía.

La harina de avena puede sustituirse por harina (amarilla) de maíz, de centeno o de trigo integral o si no disponemos de ninguna de ellas, poner solo la harina de fuerza.

El resultado son unos bollos muy guapos, tiernos y ricos.



BOLLOS DE LECHE CON SÉSAMO

INGREDIENTES

400g de harina de fuerza – 1 cucharada colmada de harina de avena integral –  210g de leche tibia - 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra – 1 huevo – 1 sobre de levadura de panadero (5,5g) – media cucharadita de sal – cucharada y media de azúcar – semillas de sésamo blanco



ELABORACIÓN

Medimos y preparamos todos los ingredientes.

Enharinamos una superficie.

Batimos el huevo como para tortilla.

Ponemos en un cuenco las harinas, la sal, el azúcar, el aceite y el huevo batido.
Revolvemos con una mano y con la otra añadimos poco a poco la leche.

Cuando todos los ingredientes están integrados, lo sacamos para encima de la superficie enharinada (será una masa pegajosa) y lo amasamos durante unos pocos minutos, hasta que tengamos una masa lisa y firme. Si fuera necesario agregamos a la superficie más harina.

Hacemos una bola y la dejamos reposar dentro del cuenco aceitado, tapada con un paño húmedo, durante 30 minutos o durante el tiempo necesario para que doble su volumen.

Pasado este tiempo, enharinamos una bandeja de horno o la cubrimos con papel de hornear y preparamos los bollos:

Sacamos la masa del recipiente donde estaba reposando  para la superficie enharinada de nuevo y la cortamos en porciones de igual peso. (Si lo preferimos, podemos hacer solo un bollo grande; entonces el tiempo de horneado será algo mayor).

Cogemos cada porción, la aplastamos, doblamos los bordes y formamos discos de masa del tamaño que deseemos y de un grosor de entre uno y dos centímetros.

Los colocamos en la bandeja, bien separados pues después crecen.

Los pulverizamos con agua y derramamos sobre ellos un puñadito de sésamo.
Nos humedecemos la palma de la mano y presionamos con ella las semillas.
Lo de humedecer la mano para pegarlos es importante pues es el truco para que las semillas queden bien adheridas y no se despeguen de los bollos una vez cocidos.


Los tapamos con el paño húmedo y los dejamos fermentar durante una hora.
Un poco antes de finalizar la fermentación, precalentamos el horno a 250º.

Volvemos a pulverizarlos y también pulverizamos el horno y los introducimos bajando en ese momento la temperatura a 220º.

Los cocemos durante unos 15 o 20 minutos o hasta que los veamos dorados y bonitos.

Una vez cocidos, los sacamos para encima de una  rejilla y los dejamos enfriar.


El tiempo de cocción va en función del tamaño de los bollitos. Si los hacemos más grandes, necesitarán unos cuantos minutos más.


27 comentarios:

  1. ¡¡¡que bollitos mas buenos!!!, nunca hago pan casero, tendré que decidirme de una vez por todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lolines: en cuanto te decidas, te gustará tanto que luego ya no pararás. Yo no he vuelto a comprar pan.
      Unbeso

      Eliminar
  2. Me tengo que animar a prepararlos un día. Me encanta como han quedado con el sésamo por encima. Una verdadera delicia.
    Un abrazo, Ruqui.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel: te he añadido a mi lista de blogs amigos, no se si lo has visto. Anímate con los bollos, seguro que te van a encantar.
      Besos

      Eliminar
    2. Ruqui me han encantado estos pancitos, me llevo la receta y gracias por compartirla.

      Un beso

      Eliminar
    3. Me alegro mucho de que te gusten.
      Besos

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ruqui, qué bollos más ricos!! Tienen una pinta deliciosa y seguro que están deliciosos!! Ojalá tuviese un par para desayunar!! Eso si.. menudo faenón para hacerlos!! Sobretodo, mucho tiempo de elaboración, aunque es normal tengo entendido que toda masa y más, si es de pan, lleva su tiempo de fermentación. Jolines, no sabes cómo me gustaría hacer estas cositas!! Aunque todavía no me atrevo, soy bastante negada para hacerlas y prefiero aprender primero lo básico y más adelante.. lo intentaré!!

    Eso si! Si me envías un par, yo encantada! Qué pena que aún no hayan inventado algo para que se pueda hacer!!

    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura: hasta Reus, los pobres, llegarían un poquito viejos, jaja, pero no se por qué me da en la nariz que no tardarás mucho en meterte con las "masas" y las fermentaciones.
      Leyéndote, me veo a mi hace unos cuantos años...pero te diré que durante el tiempo de fermentación te puedes ir hasta a tomar algo con los amigos pues no necesita que lo estemos contemplando. En realidad, con "las manos en la masa" son 10 minutos escasos.
      Un besito

      Eliminar
  5. Te han quedado fenomenal,yo los tengo que volver a hacer, pués mi primera vez quedarón muy secos y ya no me atrevo.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  6. ¡Que mala suerte! yo ya los he hecho varias veces y siempre me han quedado muy bien.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. hola Ruqui, me llevo tu receta, tengo que hacer esos panes , se ven estupendos, seguro estan buenisimos, besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Ruqui, qué rico y qué bonitos los bollitos, me gustaron mucho, yo soy inexperta con las masas, quizás algún dia me anime a hacerlo, me parece todo un arte, tu receta me gustó mucho, de verdad, además de verse deliciosos se ven preciosos...
    Besos
    Esmeralda

    ResponderEliminar
  9. Ruqui, este bollito que nos traes...es de lujo, lujo...!madre mia!, si parece "comprao" (tomatelo como un piropazo). besos Acaramelada

    ResponderEliminar
  10. que buenos, y que guapos, es verdad, je, je!!
    bss!!

    p.s- pero el guiso de abajo no le envidia na de ná.....!!!!

    ResponderEliminar
  11. mmmm qué buenos!!! a mi el pan, bollos y similar me pierde jeje más que los pasteles o tartas! si es que una no engorda por comer verduritas, la culpa es de los bocatas! jeje un saludo, tienen una pinta estupenda

    ResponderEliminar
  12. Una pinta deliciosassss!! me encanta como te han quedado!!
    Un besete!!

    ResponderEliminar
  13. Que buenos, me los estoy imaginando en una cena (por llevar la contraria) con una hamburgesa dentro y bueno, bueno. La receta me la copio del todo para hacerla en casa. Muchas gracias,

    ResponderEliminar
  14. Ruqui, la envidia es muy mala. Y mala me estoy poniendo de ver los panes tan buenos que haces. Cualquier día me compro la harina de fuerza y sigo una de tus recetas. No lo puedo remediar, ¡me da envidia no tener unos panitos así para desayunar! ¡Qué digo para desayunar! Para cenar hoy mismo, jajaja

    Besos, guapetona.

    ResponderEliminar
  15. Todas las preparaciones con levadura hay que amasarlas un rato para activar el gluten que es el encargado de formar las paredes de cada aujerito que tiene la masa.las masas con levadura son muy nobles y dan muchas satisfacciones.
    Besosss Ruqui

    ResponderEliminar
  16. Vaya lujazo Ruqui... y lo bien que huelen recién hechos, y lo bien que saben!... jajaja.
    No tenía ni idea de como se hacían, la bollería me queda algo lejos aun, pero todas estas explicaciones me servirán para cuando me ponga manos a la obra; porque sigue siendo una de mis asignatura pendiente.
    Un saludín majísima.

    ResponderEliminar
  17. Pues si ya hemos abierto la cocina de nuevo Ruqui,

    Un abrazote guapaaa!...

    ResponderEliminar
  18. te han quedado unos bollos ricos, ricos, vamos que me están entrando ganas de volver a desayunar y todo!!
    Un besete!!

    ResponderEliminar
  19. Esta semana me voy a meter con estos bollos porque Lara está llevando ella la merienda de media mañana (en infantil les daban galletas) y esta me parece una opción muy rica y saludable.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Acabo de ver "el dulce bollito" de la foto que nos envías. Digo lo de dulce bollito porque está para comérsela. Gracias por enviarla, de verdad.
    Lo de los bollos para Lara es una idea genial pues aunque yo los puse para desayuno, con cualquier queso, embutido y demás dentro están buenísimos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola!. Me he dado cuenta que no te dije nada de los bollos cuando los hice.
    Nos gustaron mucho. Me quedaron muy grandes, aunque eso no es un problema, se cogía la mitad y punto. La proxima vez los haré mas pequeños.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. La verdad es que estuve unos días pendiente de tus noticias. Me alegro mucho de que os gustaran. Mira, hoy he hecho yo pero uno gigante en vez de varios. A manolo le encanta en rebanadas gruesas para el desayuno.
    Besitos.

    ResponderEliminar