Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


jueves, 28 de marzo de 2013

CONEJO CON CIRUELAS PASAS y adobo para conejo



En esta receta, el conejo va previamente adobado y esta operación requiere un tiempo de reposo para que la carne absorba bien los sabores. Por esta razón, conviene decidirla con algo de antelación. 
El tiempo del adobo puede extenderse desde unas horas hasta un par de días. En el último caso, lo mantendríamos en el refrigerador.

A las personas que no les gusta demasiado guisar conejo por el sabor un poco especial que a veces coge el guiso, les recomiendo eliminar la cabeza pues ésta es la causante de que a veces nos sepa "excesivamente a conejo"

CONEJO CON CIRUELAS PASAS

INGREDIENTES
Para  dos personas

Medio conejo partido en trozos – una docena de ciruelas pasas
Para el adobo
Unas ramas o una cucharadita de tomillo – una hoja de laurel – un poco de perejil – dos dientes de ajo pelados y partidos en dos – una zanahoria cortada en discos – una cebolla en rodajas – sal y pimienta – 4 cucharadas de aceite – dos cucharadas de vinagre

 Aceite y vinagre podemos añadir más pero siempre en la misma proporción de 4 a 2

ELABORACIÓN

Ponemos en un recipiente el tomillo, el laurel, el perejil, los dientes de ajo, la zanahoria, la cebolla, sal y pimienta.
Lo regamos con 4 cucharadas de aceite y dos de vinagre (si necesitamos más, que sea siempre en esta proporción) y lo mezclamos todo.


Introducimos el conejo, limpio y partido en trozos y  lo dejamos en adobo hasta el día siguiente, o al menos un buen rato.

Con este adobo podemos preparar también el conejo para asarlo en el horno.

Una vez macerado el conejo, lo sacamos del adobo, lo escurrimos bien y lo rehogamos en una cacerola, a fuego entre medio y bajo, durante unos minutos.
Añadimos después todo lo del adobo y por último, las ciruelas, bajamos el fuego, tapamos y lo cocemos lentamente hasta que esté tierno.
Antes de servirlo se le puede agregar una cucharadita pequeña de jalea de grosellas.

El adobo que explico en esta entrada sirve también para cocinar el conejo en el horno. Si elegimos esta opción, sacamos el conejo del adobo y lo escurrimos bien, lo colocamos en la bandeja del horno y lo asamos a fuego moderado regándolo con el adobo de vez en cuando.

8 comentarios:

  1. a mi me gusta mucho el conejo....y me gusta tu receta!!
    Siempre le compro y viene con higado y riñones....eso me da repelús y lo desecho, no se si hago bien....
    Pues eso, que me apunto el adobo..!!
    bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, el hígado de otros animales muy tratados tampoco me lo como pero el del conejo me gusta (en mi casa a la única), lo que tiro absolutamente siempre es la cabeza con su pescuezo.
      Un beso

      Eliminar
  2. A mi del conejo me gusta todo, la cabeza el hígado, las costillitas....
    Esta receta (sin el adobo) la he hecho con pollo, pues ahora a probar con el conejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya verás cómo el adobo es la mitad o más de la receta. Yo el pollo creo que nunca lo he puesto así.
      Un beso guapa

      Eliminar
  3. Que delicia este guiso, me encanta como todas las recetas tuyas.
    A mi me encanta el conejo, pero para los que no con pollo tiene que quedar estupendo
    Buena Semana Santa
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que hay muchas personas a las que no les gusta el conejo, algo para mi incomprensible ya que es una carne sabrosa, ligera y saludable y que admite tantas variaciones en la cocina como el pollo.
      Que tengas unas felices vacaciones y muchas gracias por tu comentario. Un beso

      Eliminar
  4. Ruqui, me apunto la recta pero ya!...en mi casa si comemos esta carne y ya tengo otra forma de cocinarlo.
    Besos ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te guste, Ana ro. Un besito

      Eliminar