Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


lunes, 8 de abril de 2013

GALLETAS DE PISTACHOS Y CHOCOLATE


Siempre que me sobran claras de huevo preparo estas pastitas tan ricas. Quedan crujientes y duras. Un puro placer.
Son muy fáciles de hacer. Se conservan durante muchos días guardadas en un tarro con tapa hermética o en una caja metálica y acompañan divinamente nuestro cafecito de la tarde o la merienda de los niños.

En cuanto a los pistachos crudos, yo los incorporé a nuestra dieta cuando me enteré de la gran cantidad de vitamina E, caroteno y fitoesteroles, además de fibra, ácido fólico y grasas saludables que contienen, por lo que son buenos entre otras cosas: para reducir el colesterol, como antioxidantes y como anticancerígenos.
Como están tan ricos, los añado también a las ensaladas y al pan además de a las galletas.

INGREDIENTES

50g de pistachos troceados – 3og de chocolate negro troceado - 125g de azúcar – 150g de harina – 50g de aceite – 2 claras de huevo (si el huevo es grande, con una hay suficiente)

Los pistachos van crudos y sin sal. Se compran en tiendas de frutos secos o tostaderos. Si no podemos conseguir los pistachos, también quedan deliciosas con nueces o con almendra cruda.

ELABORACIÓN

Troceamos groseramente (vaya expresión, jaja, pero lo explica muy bien) el chocolate.
Hacemos lo mismo con los pistachos.



Mezclamos en un cuenco todos los ingredientes (la clara de huevo sin batir, tal cual) y mezclamos bien con la ayuda de un tenedor de metal hasta que tenemos una masa integrada, granulosa  y un poco pastosa.


Precalentamos el horno a 180º.

Colocamos un papel de hornear sobre una bandeja de las del horno y con los dedos humedecidos (para que no se nos pegue) y el tenedor, vamos cogiendo montoncitos de masa y depositándolos en la bandeja un poco separados.

Con las cantidades de masa que he puesto, salen justo los montoncitos necesarios para llenar la bandeja.
Las cocemos en el horno a 180º durante unos 20 minutos (en el mío) o hasta que las veamos doradas.


Una vez cocidas, las sacamos del horno y con una espátula las separamos del papel y las colocamos sobre una rejilla para que se enfríen.


Se pueden guardar en un recipiente para galletas cuando estén totalmente frías y se conservan durante muchísimo tiempo (si se las deja, claro).


¿Os imagináis unas galletitas más sencillas de preparar?

25 comentarios:

  1. Las galletas de vicio, y apunto tu anotición sobre los pistachos. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Con lo que a mí me gustan los pistachos... Estas galletas tienen todo lo que le podemos pedir a una buena repostería: fáciles, sanas, completas y seguro que deliciosas. Estas las tengo que probar.
    Gracias Ruqui y feliz semana. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas ya verás que ricas y verás también que no exagero nada al decir que son las galletas más fáciles que nos podamos imaginar. No tenemos que andar dando formas ni cuidando que queden perfectas porque en su imperfección está la gracia.
      Besitos y lo mismo te deseo

      Eliminar
  3. Ummmmmmmmm riquisimas¡¡¡¡ ya me gustaria probarlas, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, anímate con ellas que ya ves que no tienen misterios.
      Un beso

      Eliminar
  4. Me encantan los pistachos.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miju, yo también te envío un saludo

      Eliminar
  5. Que faciles Ruqui!!! Chocolate y pistachos....mmmm no se que mas puedo pedir!! eres una artista!!! Habra que hacerlas.
    Muchas gracias Ruqui, un beso y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ani: muchas gracias. Si te animas ya verás que superbuenas.
      Un beso

      Eliminar
  6. Ruqui no dejas de sorprenderme, sencillas hasta más no poder...y tienen que estar riquísimas.
    Un fuerte abrazo ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que si. Mucha gente piensa que lo sencillo está reñido con lo rico pero suele ser al revés: cuántas más mezclas, elaboraciones y transformaciones más pierden los alimentos su sabor, su aroma, su esencia.
      Un besito

      Eliminar
  7. Ruqui, unas galletas espectaculares y me encanta toda la información que das al respecto, qué delicia!!
    Un beso enorme mi linda Ruqui, que tengas una semana genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Esmeralda. Qué linda y cariñosa eres. Un beso muy grande

      Eliminar
  8. Estas galletas tienen una pinta fantástica crujientes y chocolateadas. todo un acierto. Además para aprovechar las claras que a veces no sabemos en qué utilizarlas o eso es lo que a mí me pasa.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me pasaba: se morían de asco en el frigo esperando que les sacara utilidad pero desde que se me ocurrió este tipo de galletas me pasa lo contrario: estoy deseando que me sobre alguna para hacer unas pocas.
      Besos y gracias por la visita

      Eliminar
  9. Estas galletas para una meriendilla o aperitivo, tienen que estar de rechupete...
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y son tan fáciles que las hacen hasta los niños. Muchas gracias, Adrián y un beso grande

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Si, la verdad es que si y no solo la pinta, jeje, que si tu quieres es bastante "ruda"
      Besos

      Eliminar
  11. Jaja, deben ser un puro vicio. Si llevan chocolate yo casi que no veo nada más. No he probado nunca los pistachos sin sal. Siempre compro de esos que vienen con la cáscara y condimentados. Tendré que probar algún día.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que te va a decir una con un blog de cocina sana, jeje: los crudos son mucho más saludables y están también muy ricos así que anímate a comprarlos que con tu imaginación y maestría harás cosas deliciosas con ellos.
      Un besote

      Eliminar
  12. Muy fáciles y ricas seguramente.
    Besos Ruqui

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué buenas tienen que estar! las haré hoy mismo.. tengo un para de dudas o curiosidades: ¿se puede usar harina integral? y.... ¿si se le pusiera el huevo entero quedarían bien? yo no suelo separar la yema de la clara para ningún plato.
    Gracias por tus recetas y por el trabajo que haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia, yo pienso que también tienen que quedar riquísimas tal como tú dices. Quizá les cambie un poco la textura pero por lo demás te saldrán estupendamente. La próxima vez voy a probar con la harina integral. Con la yema te quedará la masa un poquito más blanda pero lo puedes solucionar agregando una poquita más de harina o de pistachos. Me quedo con las ganas de saber qué tal.
      Un beso

      Eliminar