Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


lunes, 9 de septiembre de 2013

CONSERVA DE TOMATES AL NATURAL

conserva de tomate al natural

Ya estamos, por estas latitudes, en época de preparar conservas con los productos de la huerta y con los que tienen buen precio en el mercado y luego no se encuentran o vienen muy caros.

La huerta produce más de lo que podemos consumir al momento y el resto del año es largo así que ponemos en práctica los procedimientos que aprendimos de nuestras madres y abuelas, nos "liamos la manta a la cabeza" y nos entretenemos en preparar conservas con los excedentes.

Hoy os muestro cómo preparo yo los tomates al natural y más adelante iré subiendo otras conservas. Si os apetece echarle un vistazo a las que he publicado otros años, no dejéis de visitar la página "Conservas caseras"

CONSERVA DE TOMATES AL NATURAL


ELABORACIÓN

Esterilizamos tarros de cristal con tapa hermética.
Podemos hacerlo en el lavavajillas o bien sumergiéndolos en agua que los cubra (se ponen trapos para que no choquen) y llevándolos a ebullición, que hiervan durante unos 10 minutos, tarros y tapas. Luego los sacamos y los ponemos boca abajo sobre un paño limpio para que se escurran.

tarros esterilizados

Lavamos muy bien los tomates con agua fría y les quitamos el cáliz con su rabito.

Ponemos abundante agua al fuego con un chorrito de vinagre. Cuando el agua hierve introducimos los tomates en ella durante un par de minutos.

esterilización al baño maría

Los sacamos del agua, les quitamos la piel y los introducimos en los tarros. Yo parto los tomates al medio, o en cuatro trozos si son muy grandes para que se acomoden mejor en el tarro.
Apretamos bien los trozos para que no queden espacios vacíos.

Rellenamos los huecos que hayan podido quedar con aceite de oliva procurando que ésta cubra bien los tomates pero que quede un centímetro de tarro libre (ver en la primera foto).
Agregamos unos granos de pimienta negra que es conservante. Podemos añadir también ajos, perejil y un poco de guindilla.

Tapamos bien  los tarros cerciorándonos de que las tapas ajustan perfectamente y los cocemos al baño maría durante una hora. Si los tarros son grandes, durante algo más.

También podemos esterilizarlos en la olla exprés: cubrimos el fondo con trapos, colocamos los tarros, los cubrimos con agua y los cocemos durante unos 15´si se trata de la olla exprés normal y unos 8´si se trata de la olla rápida.

tomates escaldados

Dejamos que se enfríen dentro del agua del baño y una vez fríos, los secamos, los etiquetamos y ya los tenemos listos para durar muchísimo tiempo guardados en un lugar seco, fresco y oscuro aunque lo verdaderamente ideal sería guardarlos refrigerados en el frigorífico.                                                                                          

17 comentarios:

  1. Yo los hago igual Ruqui, con ello ando estos días... me voy a ir el jueves de viaje y quiero dejar hecho lo máximo posible. Y doy fe que se conservan mucho tiempo...el año pasado no tuve ningún tomate, pero tuve too el verano, salsa y tomates naturales para las salsas.
    Un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Milia: ahora nos damos unos días un poco ajetreados pero ¡cómo se agradecen el resto del año estas conservas caseras!
      Que tengas un feliz viaje

      Eliminar
  2. Yo también me he apuntado este año a hacer conserva. Pero yo no les pongo nada, ni aceite ni pimienta.... Espero que aún así se conserven bien, porque creo que ya llevo hechos más de 70 tarros!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro, pero a mi me gusta garantizar la operación ya que lleva un poco de trabajo y además, la salsita que queda luego en los tarros está buenísima para aliñar ensaladas o hacer sofritos,salsas o guisos. Un beso

      Eliminar
  3. Ruqui que receta más buena, mi madre siempre lo hacia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, las madres! ¡cuánto aprendimos de ellas!. Ahora de mayores lo reconocemos ¿verdad? porque cuando pretendían enseñarnos cosas y éramos jovencitas, nos parecían unas pesadas.

      Eliminar
  4. Que bueno poder tener a mano unos tomates caseros de los de verdad, durante todo el año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si pero acaba una acostumbrándose mal porque luego los comprados no te gustan nada.

      Eliminar
  5. Preciosa Ruqui, eres una gran maestra, si supieras todo lo que me enseñas!
    Nunca he hecho conservas y mira que me estoy tardando, me guardo tu entrada, me encantó!
    Un besito enorme y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cualquier día te veo creando una maravillosa tarta a base de hortalizas y frutas en conserva, ¿a que sí? Un beso

      Eliminar
  6. Mis padres se encargan de este cometido y andan liados en esta tarea...luego vienen muy bien para cocinar y mas sanos que estos no los vamos a encontrar.
    Besos ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Ana ro, qué suerte tienes! y no lo digo porque te hagan estas cosas sino por tenerlos a los dos. Si que da gusto ir el resto del año a la despensa y venir con tus tomates ricos y sanotes,si. Un beso bonita.

      Eliminar
  7. ¡Hola Ruqui!! Ya empiezo a retomar la actividad, poco a poco. He visto todo lo que has publicado tanto en este blog, como en el de la huerta y jardín. Todo me ha gustado muchísimo.

    Yo, con los tomates tengo gafe. Tengo 6 plantas preciosas, como arbolitos y dos tomatitos que no han llegado a ponerse rojos. Al menos, este año, no se han llenado de la mosca blanca.

    Como te he comentado, todo lo que has cocinado me gusta, pero especialmente el conejo a la cazadora. Es una carne que empecé a comer no hace mucho y cada vez me gusta más. Te quedó un plato jugoso y con un aroma que traspasa la pantalla ;)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Finuca, guapa: no hará falta que te diga lo que me alegro de volver a tener noticias tuyas. Seguro que después de las vacaciones que te has tomado vienes con las pilas bien cargaditas así que espero que lo veremos pronto. Lo de los tomates ¡qué pena! Aquí tenemos repartidas las tareas y los tomates le tocan a Manolo (yo solo los vendimio)y este año los tiene buenísimos y muy abundantes. Está todo ufano porque creo que en general no ha sido buen año para ellos. Un beso muy grande

      Eliminar
  8. Qué maravilla poder disfrutar en casa de conservas tan estupendas que luego te van a dar muchísimo juego en la cocina, qué bien:):)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Mary, dan muchísimo juego y hasta desarrollan un montón la creatividad en la cocina. Las tienes y piensas cosas nuevas en qué emplearlas. Si no las tienes, ni lo piensas, al menos yo.

      Eliminar
  9. Lo explicas tan bien que parece hasta fácil hacer conserva. ¡Qué bien tener un frasco de estos a mano cuando se necesita, y sobre todo menuda diferencia con las conservas industriales.. Me gusta la idea de ponerlos semi enteros, así se adaptan mejor a lo que necesitas en cada momento.
    Besos.

    ResponderEliminar