Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


viernes, 7 de febrero de 2014

PUERROS CON JAMÓN Y BECHAMEL

Puerros con jamón y bechamel

Hay muchas personas que no utilizan del puerro más que la parte blanca pero es un gran error.
El puerro tiene tres partes, comestibles las tres: la blanca, que es más tierna, la verde cerrada o semicerrada, que sigue siendo tierna y sabrosa, y la verde abierta que es más dura y correosa pero que hace unos caldos y purés muy sabrosos y saludables.
Para esta receta, la blanca y la verde cerrada van estupendamente. En caso, si los puerros fuesen ya muy gruesos y poco tiernos, después de cocidos les retiramos la parte más externa.

Con la parte verde abierta de tres o cuatro puerros, una cebolla pelada y cortada en pedazos y una o dos ramitas de apio cocidos juntos en un litro de agua durante media hora, hacemos un caldo buenísimo para mantener sanos el riñón, la próstata y la vejiga y mantener a raya la hipertensión. Este caldo lo colamos y nos lo tomamos a cualquier hora del día (mejor en ayunas) o lo utilizamos para cocer patatas o arroz u otro guiso.

Puerro cocido

Los puerros son muy saludables y con recetas de este tipo podemos consumirlos en abundancia en vez de limitarnos a poner uno a la semana en el potaje.

INGREDIENTES

La parte cerrada (la blanca y la verde) de unos puerros – dos dientes de ajo – una loncha de jamón serrano o ibérico – una cucharada rasa de harina – aceite - un vaso de leche - sal.

ELABORACIÓN

Cocemos los puerros lavados y troceados en un poquito de agua.
Los sacamos para una fuente y los reservamos.

Puerros cocidos y escurridos

Picamos en cuadritos los dientes de ajo y la loncha de jamón y los doramos en un par de cucharadas de aceite.
Cuando el ajo empieza a dorarse, agregamos la harina y la rehogamos, revolviendo con cuchara de madera o espátula.

Salsa para puerros

Agregamos luego el agua sobrante de cocer los puerros y leche, sin dejar de revolver. La cantidad de leche (un vaso más o menos) dependerá de lo espesa o ligera que nos guste la salsa.Yo la dejo con una consistencia media.

Salsa bechamel con jamón para puerros

Volcamos la salsa por encima de los puerros y lo metemos al horno a gratinar o lo calentamos en el microondas.

Le queda también muy bien un gratinado con queso rallado.

33 comentarios:

  1. deliciosa entrada y muy buena explicacion de los puerros. es verdad q mucha gente tira lo verde abierto, pero como tu dices xa los caldos vienen de lujo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísima gente. Yo casi nunca compro puerros porque los cultivo en mi huerto pero cuando los pido en la tienda tengo que estar muy atenta para que no me los rebane el tendero. Aquí al menos, tienen la terrible costumbre de cortarles ya en la tienda toda la parte verde y cuando les dices que la quieres te miran como a un bicho raro.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho lo que nos has preparado hoy. Por aquí hace más de 20 años era una vedura muy común que no faltaba en nuestras comidas, sobre todo en nuestro puchero. Con el correr de los años fue casi desapareciendo de las verdulerías y es una pena ya que es muy agradable y suave pudiendo reemplazar a la cebolla.
    Besoss hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/02/alimentos-transgenicos.html#comment-form

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué pena lo que cuentas con lo buenísimos que son. Además su cultivo es muy fácil y barato ya que no requiere cuidados especiales y la comercialización no tiene problemas puesto que resisten frescos varios días y no se estropean con facilidad. No lo entiendo...

      Eliminar
  3. Te han quedado muy jugosos con la bechamel , me gusta mucho esta receta, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anabel, me alegro de que te guste.

      Eliminar
  4. Me gusta mucho esta receta.
    Un saludo,
    http://cocinaconann.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo lo mismo que a Anabel. Gracias por la visita

      Eliminar
  5. Tiene que estar de muerte! Me llega hasta aquí el olor de la bechamel! Mmmm....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que el puerro es tan rico y sabroso y sienta tan bien que incluso sin salsas a mi me encanta. A veces los cuezo simplemente con un poquito de agua, los sazono con sal y los riego con un hilo de aceite y los pongo de acompañamiento de carnes o pescados y están genial.

      Eliminar
  6. Levanto la mano, soy de las que usa la parte blanca del puerro pero gracias a esta entrada y tus buenas explicaciones lo empezaré a aprovechar mucho mejor. Una receta muy buena.

    Un besazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro mucho de ser la causante de tu decisión. Las personas que tenemos en nuestras manos la importantísima misión de alimentar a nuestras familias tenemos que ir cambiando viejos métodos y costumbres y adaptarlos a los nuevos conocimientos científicos. Hoy día se conocen propiedades y beneficios de los alimentos que nuestras abuelas no conocían así que no podemos seguir actuando como si lo ignorásemos ¿verdad?

      Eliminar
  7. Una buena y distinta manera de aprovechar este verdura.
    Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén. Yo es algo a lo que le doy bastante importancia. Creo que no cuesta mucho darle un toque o enfoque diferente a los ingredientes para que comer no sea solo algo rutinario que es imprescindible hacer sino una fuente de diferentes satisfacciones.

      Eliminar
  8. Uyyy que rico !!!! que pinta !!!! con gusto saborearía un poco ya.... besos

    ResponderEliminar
  9. Estupenda receta! Yo soy de las que sólo usa la parte blanca jejje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te digo lo mismo que a Natalia. Nunca es tarde para decidirse a cambiar el chip

      Eliminar
  10. ¡me gusta!!, yo preparo así las endivias, pero probaré con los puerros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, yo las endivias no tengo costumbre de cocinarlas ya que crudas están tan super buenas y admiten tantas preparaciones. Supongo que si así las endivias te gustan, los puerros tanto o más, seguro.

      Eliminar
  11. Es un primer plato excelente, para el día semi vegetariano, jeje. Es que yo lo acompañaría con una ensalada verde y poco más.
    ¿Sabes donde aprendí a comer o guardar lo verde de todo? En los libros de cocina franceses. No me refiero a la alta cocina ¿Eh?, me refiero a los corrientes. Cuando estuve por La Provenza me compré dos y en uno de ellos lo recalca siempre. Luego cuando tengo que hacer los fondos oscuros no veas lo bien que me viene todo eso, que guardo limpio, troceado y congelado. Pero va a parar ahí también todas las hortalizas que se hacen un poco viejas. Con todas las propiedades que tiene ese plato no es para pasar de largo ante él.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la verdad, en este tema no he tenido que cambiar el chip como le decía a Merche ya que siempre vi a mi madre aprovecharlo todo. Lo que sí hago es quizá aprovecharlo de más formas. Es increíble la cantidad de cosas que tiramos a la basura que no solo es que sean comestibles, sino que son buenísimas y muy ricas. Por ejemplo, las hojas de las zanahorias, con las que se hacen purés y cremas riquísimos, las hojas duras de las alcachofas, con las que se hace un caldo divino para arroces, las hojas de los rabanitos...

      Eliminar
    2. ¿Las hojas de las zanahorias? ¿Esas que cuando llego a casa corto y tiro enseguida porque me dejan el cajón de la nevera echa un asco? ¡Jopeeee! Lo que hay que aprender aun.

      Eliminar
  12. Gracias por tu apoyo, hubiera dicho más pero creo que me hubiera entrado directamente en la crítica destructiva o en la "vida" de los demás y eso si que no va conmigo. Precisamente tu blog no tiene ninguno de los defectos que describo, sino todo lo contrario... No me extraña nada que te consulten tanto, es 100% útil... Y mira que es difícil conseguir eso.

    Muchos abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alba, por la opinión sobre mi blog. Creo que has hecho un a reflexión muy certera y oportuna en tu entrada. Un beso guapísima

      Eliminar
  13. Muy buena receta. Yo soy de las que utiliza solo lo blanco pero a partir de ahora aprovecharé todo para caldos y demás.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga Alison, que no me entere yo que vuelves a tirar tantas vitaminas y sustancias beneficiosas a la basura, jeje. Un abrazo

      Eliminar
  14. Hola Ruqui, me encanta tu recta, los puerros nos gustan muchísimo y he de decir que yo también soy de las que cocinan solo lo blanco ... hasta hoy que ya se como se puede aprovechar el resto de los puerros, te diré que yo uso los que nacen salvajes en el campo.
    Esta receta la hago en cuanto tenga unos puerros.
    Besos guapa ^___^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te vi una vez un reportaje y me das una envidia..! me haría muchísima ilusión encontrarme unos puerros silvestres en alguna excursión por el campo pero o no los se ver (que es muy posible) o no se dan por aquí. Me tengo que informar.

      Eliminar
  15. Me parece una receta original, yo al menos es la primera vez que la veo.
    No me gustan mucho los puerros,diría que les tengo ya algo de manía,y eso que yo soy de verduras. Pero la probaré de hacer y a ver si así me gustan más.
    Sabes cómo me gustan? En la porrusalda, :)
    Bicos, Ruqui.

    ResponderEliminar
  16. Hola ohma, en general se tiene la costumbre de recolectar las hortalizas demasiado grandes y esa puede ser la causa de que a mucha gente no le gusten los puerros. Si se dejan engordar y endurecer demasiado adquieren un sabor muy fuerte y una textura poco agradable. Yo recomiendo comprar o recolectar siempre los puerros delgados y jóvenes que son mucho más ricos, deliciosos diría yo, que se comen hasta crudos. Pasa lo mismo con los calabacines, con las lechugas... parece que los hortelanos quieren alcanzar el guinness del tamaño y eso va en detrimento del sabor, la ternura y hasta la frescura.

    ResponderEliminar
  17. Ostras hoy me has recordado que hace muchooo que no preparo este plato, bueno uno muy parecido que hago en casa... esto no puede ser, me pondré manos a la obra y haré el tuyo, para variar un poco!!
    Un besete y Feliz semana Guapa!!

    ResponderEliminar
  18. Hola, guapa: Después de un abandono temporal del blog, vuelvo y me encuentro un montón de recetas nuevas en vuestras cocinas. Todas estupendas pero quiero decirte que esta de puerros la preparo cualquier día. Ya sabes de mi afición por ellos que los como hasta crudos. Y, como tú, la parte verde que está cerrada me parece muy rica. La abierta para el caldo, jeje

    Yo, como Alba, también tiraba las hojas de la zanahoria. Y digo tiraba porque después de leer lo que has escrito no tiro ni una más.

    Siempre se aprende visitando tu blog.
    Besos.

    ResponderEliminar