Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


jueves, 11 de junio de 2015

FARINATA O FAINÁ

Farinata o fainá

Si habéis visto mis recetas de garbanzos sabréis que soy una forofa total de esta legumbre. La harina de garbanzos sin embargo la he conocido no hace mucho.

Lo primero que hice con ella (y sigo repitiendo periódicamente porque nos gusta mucho) es la farinata que publico hoy.
Para los que no estén familiarizados con este plato, diré que es de origen italiano y se elabora con harina de garbanzos, aceite, agua, sal  y pimienta, ingredientes con los que se forma una crema que se cocina en el horno.
El resultado es una especie de pastel o tarta salada con una consistencia cuajada pero blanda por dentro y crujiente por fuera, que se toma sola o acompañada o, como suelo ponerla yo, acompañando ella a otros alimentos sustituyendo a las patatas fritas u otras guarniciones, incluso al pan.

Puede tomarse recién hecha, calentita pero también templada o recalentada.
Para recalentarla, yo la parto en cuadros y los paso por la plancha o por la sartén previamente aceitada.
Si no se consume de una vez, se guarda en el frigo, tapada con un film de cocina y puede durarnos unos cuantos días.

FARINATA O FAINÁ

INGREDIENTES

200g de harina de garbanzos – 70ml de aceite de oliva – un litro de agua – sal y pimienta

ELABORACIÓN

Ponemos la harina de garbanzos en un cuenco y vertemos el agua fría poco a poco sobre ella, revolviendo bien al mismo tiempo para que no se formen grumos. Si se nos formaran, cosa poco probable, introducimos la batidora.

Elaboración de la farinata

Añadimos el aceite y una cucharadita de sal. Lo mezclamos bien y lo dejamos reposar tapado durante media hora. La mezcla que nos queda será líquida.

Precalentamos el horno a 220º

Aceitamos una bandeja o molde grande de forma que la mezcla quede de un máximo de dos centímetros de altura. (Se pueden hacer pruebas primero con el litro de agua sola para comprobar que nos quede bien en el recipiente elegido.

Una vez reposada, pasamos la mezcla al molde engrasado y la llevamos al horno precalentado. Lo cocemos durante unos 40 minutos o hasta que se ha evaporado todo el líquido y la capa superior se ha dorado y quedado crujiente.


Una vez cocida, se espolvorea con pimienta blanca molida, se corta en raciones y se sirve.

Le pasa como a la pizza, a la coca o a los creps: queda bien con prácticamente todo.


6 comentarios:

  1. Nosotros la comemos acompañando la pizza. En las pizzerías de Buenos Aires es común pedir pizza y fainá.
    Besos Ruqui, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/06/tallarines-con-espirulina.html

    ResponderEliminar
  2. No hay duda, si quieres comer sano y sabroso, solo hay que seguir tu blog.
    Otra receta que me guardo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ruqui por avisarme. Sigo eliminando cosas que están de adorno, te pido que me vuelvas a avisar si encuentras algo
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues es bien fácil. Yo nunca la he probado. Me gusta.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Se ve bien sencilla de hacer y es sana,detalle muy importante.
    Un abrazo bien grande, Ruqui.

    ResponderEliminar
  6. Hola Ruqui, esto lo tengo que probar se ve fácil y rico ... no te visito tan a menudo como antes por contratiempos que he tenido y ahora para remate se me va el ordenador cuando mejor le parece, he aprovechado este momento que si funciona para saludarte y visitarte.
    Besos ^___^

    ResponderEliminar