Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


viernes, 16 de octubre de 2015

PANES O TORTAS CRUJIENTES TIPO CRACKERS

Panes o tortas crujientes tipo crackers

Estas tortas crujientes son estupendas para acompañar aperitivos y entrantes (patés, búdines, lonchita de jamón...) o para comérselas solas, que es lo que hago yo a poco que me descuido.
Se conservan en perfectas condiciones durante muchos días, guardadas en recipiente hermético por lo que pueden tenerse a mano para cualquier imprevisto.

A mí me gusta hacer una gran torta y cortarla con las manos en pedazos irregulares para llevarla a la mesa o, si los comensales son de confianza, ponerla entera y que cada uno se las apañe solo.
También puede cortarse la masa antes de hornearla para que nos queden pedazos regulares tipo cracker o galleta.

Podemos elaborarlo sin levadura pero la textura y el sabor serán diferentes (no mejores ni peores). También podemos utilizar levadura fresca. Si optamos por la fresca, pondremos 10g que disolveremos en un poquito del agua y lo agregaremos a la masa cuando ya esté amasada casi del todo.
Elijamos la opción que elijamos, siempre serán fáciles de elaborar y más aún de comer ¡mmm!


TORTAS CRUJIENTES

INGREDIENTES 

250g de harina de trigo panificable – una cucharadita de sal – 140ml de agua tibia (a 38º) – 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra – 3g de levadura seca en polvo de panadero.

ELABORACIÓN

Ponemos en un cuenco la harina, la levadura y la sal y las mezclamos.

Agregamos el aceite y el agua tibia y seguimos mezclando hasta que todos los ingredientes quedan integrados.

Pasamos la masa a una encimera previamente aceitada y la amasamos durante unos 8 o 10 minutos o hasta que la veamos lisa, brillante y elástica.

Hacemos una bola con la masa y volvemos a ponerla en el cuenco aceitado, la tapamos con un paño o con film de cocina y dejamos que fermente durante 50 minutos.



Precalentamos el horno a 220ºC

Pasado el tiempo de fermentado de la masa, extendemos sobre la encimera un papel de horno, lo enharinamos y colocamos la bola en el centro.
Enharinamos un rodillo y extendemos la masa con él dándole forma redonda o rectangular como la de una bandeja de horno y dejándola lo más fina posible. Cuanto más fina, más rica. Yo la dejo casi como el papel.


La cocemos durante unos 20-25 minutos o hasta que veamos que se incha y se pone dorada  y crujiente. 


La enfriamos sobre una rejilla.

Como he dicho antes, podemos cortar la masa en pedazos regulares antes de hornearla, si nos gusta más así.


11 comentarios:

  1. Buena idea la de cocerla en el mismo papel que la estiramos así ensuciamos menos.
    Besos Ruqui, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/10/como-preparar-y-dibujar-con-glase-real.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos papeles de horno son una verdadera maravilla; la de trabajo y problemas que evitan. Un beso Norma

      Eliminar
  2. Creo que si los hago cada vez que pase por delante voy a ir picando hasta terminar con ellos jeje,tienen que estar de vicio,tomo buena nota,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya...hay que ponerlos en la estantería de más arriba, jaja.

      Eliminar
  3. Merhabalar, çıtır ekmekleriniz ne kadar lezzetli ve iştah açıcı görünüyor. Ellerinize sağlık.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Ruqui! Mee encanta esta receta que voy a probar ahora mismo. Comemos picos más que pan por aquello de guardar algo la línea y este pan o torta crujiente me parece fenomenal.
    Gracias por la receta ¡Ah me llevo de postre ese melón con mojito tan original de la entrada anterior!
    Gracias también por tu visita y comentario a mi blog.
    Besos.

    ResponderEliminar