Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


sábado, 13 de febrero de 2016

GALLETAS DE AVENA


Esta receta es muy parecida a otra que publiqué hace tiempo: bizcochitos de avena.
Aquellos estaban pensados sobre todo para los niños, para sus recreos o meriendas y resultaban más calóricos.
Ahora los he convertido en galletas para que queden crujientes y he rebajado la cantidad de aceite y melaza con lo que quedan más ligeras y aptas para todos los públicos. A cambio he añadido naranja confitada (pinchar aquí para ver receta) que les da un sabor estupendo pero ésto, si no se dispone de ella, puede ser optativo o sustituirse por una cucharada de mermelada de naranja.

Se conservan muchos días en recipiente cerrado.

INGREDIENTES

250g de copos de avena finos -  2 cucharadas de miel – 100g de azúcar moreno – 60g de aceite de oliva suave o de girasol – 100g de harina  (puede ser integral) - 60ml de zumo de  naranja – 4 rodajas de naranja confitada


Los copos de avena, que como sabemos son los granos de avena aplastados y tostados, le dan a la masa una textura granulosa. Yo los uso integrales y los compro en tienda de productos ecológicos pero en cualquier supermercado grande, podemos encontrarlos.




ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 180º
Picamos muy finas las rodajas de naranja confitada y las reservamos.

Ponemos en un cuenco todos los ingredientes:
Primero la miel junto con el aceite y el azúcar y lo mezclamos bien. Agregamos después el zumo y el picadillo de naranja y mezclamos de nuevo.
Añadimos por último los copos y la harina y revolvemos bien con tenedor de metal para que todo se mezcle y amalgame.


Extendemos sobre la superficie de trabajo un papel de hornear y depositamos encima montoncitos de masa ayudándonos con una cucharilla. La masa estará pegajosa.


Cubrimos los montoncitos con un film de cocina y bien con la mano, bien con el rodillo, extendemos la masa para darles forma plana de galleta.
Pueden dejarse irregulares o redondearlos un poco con los dedos humedecidos.


Traspasamos el papel de hornear con las galletas a una bandeja o rejilla de horno y lo horneamos en el centro del horno precalentado, entre 20-30 minutos o hasta que las veamos doradas y cocidas. 


El tiempo de horneado no me gusta decirlo exacto pues ni a mi misma con el mismo horno me resulta siempre el mismo. Si lo he precalentado durante algo más de tiempo, se hacen más rápidamente. En estas cosas, hay que observar la primera vez y tomar nota para las siguientes.

2 comentarios:

  1. Es un tipo de galleta que me gusta mucho, la textura que le da la avena me encanta... y me acabas de recordar que hace tiempo que no hago, tendré que ponerme con ellas, porque ahora me apetecen.
    Besiños Ruqui y feliz semana

    ResponderEliminar