GARBANZOS CON ACELGAS


Garbanzos con acelgas y huevo duro


Ésta es otra forma más de comerse unos garbanzos vegetarianos y ligeros, sin grasa animal.

Así los cocinaban antiguamente en las casas humildes en época de cuaresma y para muchos, sobre todo para los niños, resultaba plato de lujo al no llevar el tocino y la grasa, muchas veces rancios, típicos de los cocidos de diario del resto del año.

GARBANZOS CON ACELGAS

INGREDIENTES:

Acelgas – garbanzos - cebollas – ajos – cominos – aceite – sal - huevo cocido

ELABORACIÓN:

Lo primero de todo, lavamos, cortamos y cocemos las acelgas en un poco de agua hirviendo. Las hacemos aparte porque se cuecen enseguida. Una vez cocidas, las escurrimos y las reservamos.

Cocemos los garbanzos con agua que los cubra, junto con unos cascos de cebolla, un par de dientes de ajo enteros, unos granos de comino (por su función carminativa), sal y un chorrito de aceite crudo.
En la olla a presión rápida los tendremos listos en 30-35 minutos.

Mientras tanto, preparamos en una sartén con un poquito de aceite, un sofrito de cebolla.

También cocemos aparte, en agua con unas gotas de vinagre, unos huevos.

Cuando la cebolla está blanda, le añadimos las acelgas escurridas y lo rehogamos junto un momento. Después volcamos cebolla y acelgas sobre los garbanzos y mezclamos bien.

Los huevos cocidos los partimos en cuadritos muy pequeños y los servimos aparte en un cuenquito para que los comensales lo añadan en su plato.

Comentarios