GARBANZOS CON GALLINA Y CALABACÍN

garbanzos con gallina y calabacín
Este potaje tan sencillo queda buenísimo y ligero.
A falta de gallina, podemos elaborarlo con pechuga de pollo pero entonces conviene añadir ésta solo unos minutos antes de que termine la cocción para que no quede demasiado hecha.

GARBANZOS CON GALLINA Y CALABACÍN

INGREDIENTES
Para dos personas

2 puñados buenos de garbanzos puestos a remojar en agua con sal el día anterior – ½ pechuga de gallina o de pollo de corral – una punta de jamón - 1 cebolla – 2 dientes de ajo – 1 zanahoria – 1 calabacín – salsa de tomate – 3 cucharadas de aceite – 1 hoja de laurel - sal.

ELABORACIÓN


Ponemos en la olla exprés los garbanzos lavados y escurridos con unos cascos de cebolla, la zanahoria cortada en rodajas gruesas, los dos dientes de ajo sin pelar, la hoja de laurel, la pechuga, la punta de jamón y una cucharada de aceite crudo. Lo cubrimos con agua caliente y lo ponemos a cocer.


Si la pechuga no es de gallina sino de    pollo normal, que se hace en menos tiempo, la añadiremos a media cocción para que no se deshaga.

Mientras el potaje se cuece (unos 30 minutos en la olla, dependiendo de los garbanzos), preparamos en una sartén amplia un sofrito con 2 cucharadas de aceite, la cebolla cortada fina y los calabacines en rodajas también finas.


Cuando va estando tierno (unos 15 minutos), le añadimos 5 ó 6 cucharadas de salsa de tomate y dejamos que termine de hacerse.


Por último, abrimos la olla, troceamos la pechuga y volcamos el sofrito en el potaje, lo mezclamos bien y ¡a la mesa!

Comentarios