miércoles, 2 de enero de 2013

PATATAS GUISADAS CON MEJILLONES


Esta maravilla de guiso se la debo a mi amiga bloguera Finuca.
Un día publicó en su blog “Las recetas de Finuca” unas patatas marineras preparadas con las sobras de los mejillones del día anterior.
Los mejillones tenían una pinta bárbara así que los preparé en cuanto pude pero no sobró ni uno. Me quedé sin las patatas.
Lo mismo ha ocurrido en posteriores ocasiones (en mi casa mejillones nunca sobran, no hay manera) y las patatas no llegaban, así que he decidido poner fin a tan lamentable situación comprando los mejillones “ex profeso” para las patatas sin pasar por la receta previa.
De esta forma, he guisado las patatas siguiendo sus dos recetas y uniéndolas en una. Una verdadera delicia.

Aunque la presentación del plato es más bonita dejando los mejillones con su concha, yo se la retiro una vez abiertos por una razón: siempre traen adheridas pequeñas conchas y excrecencias cuya eliminación supone mucho esfuerzo pero si se van a retirar las conchas, la limpieza se limita un poco y se realiza con mucha más facilidad y menos esfuerzo.

PATATAS GUISADAS CON MEJILLONES

INGREDIENTES
Para dos personas
Medio kilo de patatas – una docena de mejillones – una cebolla – un diente de ajo – una cucharadita de pimentón – 3 cucharadas de aceite de oliva – sal – cucharada de perejil picado

ELABORACIÓN

Lavamos bien los mejillones, los ponemos en una cacerola con tapa al fuego vivo y los abrimos al vapor.
Hay que mover de vez en cuando la cacerola con pequeñas sacudidas para que se abran las valvas y destapar de vez en cuando para que el caldo que sueltan no se derrame.
Una vez abiertos, les retiramos las conchas y lo reservamos todo: moluscos y caldo.

Pelamos y cortamos la cebolla y el diente de ajo en cuadritos y los sofreímos en la olla con tres cucharadas de aceite.
A continuación, lavamos, pelamos y triscamos las patatas en la olla.
El partirlas “triscando” es importante si queremos que suelten su almidón más fácilmente y hagan un caldo espeso.

Agregamos la cucharadita de pimentón, sazonamos con sal (poca) y vertemos en la olla, cubriendo las patatas, el caldo de los mejillones y si es necesario, un poco más de agua.
Cerramos y dejamos que cueza hasta que las patatas estén amorosas y tiernas.

Por último, añadimos los mejillones a la olla, apartamos del fuego y dejamos reposar unos momentos.
Lo espolvoreamos con el perejil, lo llevamos a la mesa y nos deleitamos con un plato sencillo y rico a más no poder.

Ah, y lo espolvoreamos con el perejil picado en el momento de ir a servirlo.

23 comentarios:

  1. pero mujer como quieres hacer mas platos con las sobras, es imposible!!! en tu caso se ve todo tan apetecible y rico que es imposible que sobre nada.
    Tiene que estar delicioso no cabe duda que no sobró nada de nada.
    Un cariñoso saludo ^__^

    ResponderEliminar
  2. Un plato, casero, economico y super-bueno

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta buenísima, me llevo la receta que es de las que me gustan a mí.
    Besinos

    ResponderEliminar
  4. A mi cada día me gustan mas los guisos de patatas.

    Me he reído mucho con lo de que no te sobraban nunca mejillones porque mientras leía pensaba: "yo tendría que comprar el doble o el triple porque no hay manera de que sobren para hacer un paté, pues para esto tampoco..."

    Voy a ir ahora a la pescadería a comprar para comer hoy. Si tiene mejillones traigo y preparo esta receta para comer mañana. Seguro que reposado está mas bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué buena pinta sobre todo para estos días de frío.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no solo buena pinta. Realmente está muy muy bueno.
      Gracias por la visita. Un saludo

      Eliminar
  6. ¡Qué ilusión que te hayan gustado, Ruqui!. Para mí se han convertido en otro guiso habitual con patatas. Eso sí, tienes toda la razón en lo de las conchas de los mejillones pero yo, que soy muy vaga, lo que hago es limpiar tres o cuatro conchas a "conciencia". Esas son las que pongo de adorno. El resto, como tú, sin concha.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Finuca, guapa, ¡nos han parecido deliciosas! Muchísimas gracias. Veo que eres un poco mas "pilla" que yo con lo de las cáscaras, jaja. Tengo que aprender todavía mucho. No en vano eres mucho más veterana que yo con el blog.
      Un beso y feliz año nuevo.

      Eliminar
    2. Ruqui, que yo estas trampas no las aprendí con el blog, me salen innatas, jajajaja

      Hasta con la paella lo hago, te digo bastante.
      Besos.

      Eliminar
  7. ¡Está delicioso!

    Tenías que haber oído a Lara cuando lo probó: "Mamá, estas patatas están deliciosísimas!!!"

    Otro plato de "comida rápida" para el haber.

    Besos de parte de Lara que está aquí conmigo y si no te lo pongo... me riñe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que te iba a encantar pero estaba esperando a ver si lo hacías o no ya que cuando me pusiste el comentario aún no estabas segura. Yo acabo de comprarlos hoy otra vez para repetir mañana porque también nos parecen divinas.
      Dile a Lara que la queremos mucho y que nos acordamos mucho de ella; que es la sobrina más linda del mundo mundial.
      Un beso muy grande para todos

      Eliminar
  8. Hola!! He llegado a ti a través de otro blog y como me gusta lo que veo me quedo en tu cocina. Ya el nombre del blog me ha gustado y como lo de sano y fácil es lo que pretendo en mi cocina estaré encantada de compartir recetas.
    Besinos desde Asturias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén, encantada de conocerte y de tenerte por aquí. Cierto que lo de cocina sana y fácil y además sabrosa y rica es mi objetivo. Me alegro mucho de compartirlo contigo. Un beso

      Eliminar
  9. Un plato delicioso, a mi también me gustan mucho los guisos de patatas y apetecen un monton después de tantas comilonas un guisadito que bueno, me llevo la receta.
    Feliz 2013!!!
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse. A mi la verdad es que los guisos y potajes junto con las ensaladas me apetecen siempre y como bien dices, después de unos días saliéndose de lo normal, ya está una deseando volver.
      Un beso y que tú también tengas un nuevo año lleno de satisfacciones

      Eliminar
  10. jaja, en casa hubiera pasado lo mismo. Si se hacen a la marinera, ya ves... Lo que sobra es pan. Al vapor o con vinagreta de hortalizas se comen solos...
    Es un guiso estupendo. Finuca tiene mucho arte en eso de hacer platos divinos con pocos ingredientes. Yo siempre lo digo, "pocos y buenos".
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hice ayer y salieron buenísimas, también es verdad que tengo un público muy agradecido, pero el merito te lo dejo a ti.
      Feliz día de Reyes. Un besito.

      Eliminar
    2. En esta ocasión, el mérito queda muy repartido, jaja. Me alegro mucho.
      Espero que los Reyes se hayan portado bien. Un beso y hasta pronto

      Eliminar
  11. Te felicito por tu blog, esta receta se ve genial, nada como un buen guiso para pasar los días fríos en casa, lo bueno es que la receta es bastante fácil de hacer.
    Un saludo y que tengas mucho éxito en todo.
    Oliver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Oliver, esto es lo que procuro con todas mis recetas: que sean facilitas, saludables y ricas, muy ricas.
      Yo también te deseo mucho éxito. Gracias por la visita.

      Eliminar
  12. Gracias por la receta e idea!!!! Riquisimo y el perejil le da un aroma y sabor fresco!!!

    ResponderEliminar
  13. La he hecho !!! De rechupete.
    Me ha encantado
    Repetire

    ResponderEliminar