PAN DE AVELLANAS


Pan de avellanas

Esta receta es de  Rosemary Rowson  del Women´s Institute. Resulta un pan de verdad delicioso, con esos trocitos crujientes de avellana.

Para que el pan quede más esponjoso y menos denso de lo que acostumbran a quedar los panes integrales, Rosemary recomienda calentar un poquito la harina antes de trabajar con ella, operación que podemos llevar a cabo introduciéndola unos momentos en el microondas (unos 15 segundos a máxima potencia).
No obstante, hay que tener cuidado en no pasarse con la temperatura ya que la levadura, con el exceso de calor, se deteriora.

INGREDIENTES
Para un pan mediano (podemos doblar las cantidades y hacer dos panes)

375g de harina de los cuales la mitad será integral y la otra mitad harina de fuerza – una cucharadita de sal marina fina – 2 cucharadas de aceite (de avellanas si se tiene, si no, de oliva) – una cucharada de miel – un sobre de levadura de panadero seca (5,5g) – 225ml de agua tibia (a 38º) – 70g de avellanas.

ELABORACIÓN


Avellanas

Lo primero de todo preparamos las avellanas. Si son crudas, les quitamos la cáscara dura exterior y las ponemos en una bandeja de horno a 200º.  A los 4 o 5 minutos, las sacamos para un paño de cocina y las frotamos con éste para que se desprendan las pieles. El procedimiento con fotos, se puede observar en la página: Cómo pelar avellanas fácilmente.

Las picamos groseramente (con la picadora o a mano) y las reservamos.

Avellanas peladas y picadas para añadir al pan

Calentamos la harina como expliqué en la introducción de la receta y le añadimos la levadura y la sal.
Agregamos seguidamente el aceite y la miel y  poco a poco vamos añadiendo el agua y mezclando la masa para que todo se integre.

Elaboración del pan de avellanas

Volcamos la masa sobre una encimera que no esté fría y la amasamos durante unos 8 o 10 minutos volteándola sin parar, estirándola bien y amasándola a fondo. Al principio parece muy húmeda y dan ganas de añadir más harina pero poco a poco, a medida que se amasa, se va volviendo consistente y elástica.

Masa para pan de avellanas

Hacemos una bola con la masa, la ponemos de nuevo en el cuenco previamente aceitado y la tapamos con film de cocina.
Colocamos el cuenco en un lugar cálido (no caliente) sin corrientes y lo dejamos allí hasta que la masa doble su volumen cosa que tardará en hacer aproximadamente una hora.

Pasado este tiempo, sacamos de nuevo  la masa  para la encimera previamente enharinada, le añadimos las avellanas troceadas y la amasamos con mucha suavidad durante medio minuto para que se integren las avellanas y suelte las burbujas de gas. Se nos hará de nuevo del tamaño original.

Elaboración del pan de avellanas

Le damos entonces la forma del pan que deseemos dejando la parte de arriba lisa y bonita y la colocamos encima de un papel de hornear.

Le hacemos unos cortes profundos paralelos o en forma de cruz, la tapamos con una bolsa de plástico grande previamente inflada y la dejamos levar como antes durante unos 45 minutos hasta que casi doble su volumen.
Hay que procurar no pasarse de tiempo con este levado para que el pan no pierda su bonita forma.

Precalentamos el horno a 230º y cocemos el pan durante unos 15 minutos. Después bajamos el horno a 200º y continuamos la cocción durante otros 25 minutos o hasta que lo veamos bien dorado y cocido.

Pan de avellanas

Este pan, al igual que otros, se conserva durante unos días, mejor si lo envolvemos en papel de aluminio o, si nuestra cocina no es muy seca, en una bolsa de tela. También puede congelarse para lo cual se corta en rebanadas y se envuelve cada una de ellas en papel de aluminio.
Al sacarlo, se tuesta ligeramente en el horno o en el tostador y está genial.

Comentarios

  1. Que buena receta para empezar el año, Ruqui. Sencilla, rica y saludable.

    Mis mejores deseos para tí y toda tu familia. ¡¡Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adrián, muchas gracias por tus buenos deseos que son los míos también para ti y tus padres. Creí que andaríais por el pueblo todavía.
      Un beso muy grande para todos.

      Eliminar
  2. Ruqui un lujo tu pan de avellanas =)
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mijú, ya lo creo que es un lujo este pan. Está buenísimo y merece la pena de verdad probarlo. Un saludo

      Eliminar
  3. Qué maravilla de pan, Lidia. Yo sigo negada para las masas. Creo que es la poca paciencia y el poco tiempo. Tendré que esperar a jubilarme.

    Tú, desde luego, estás hecha una experta.

    Feliz 2014 y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues dice el refrán que "nunca es tarde si la dicha es buena" así que cuando llegue el momento aunque tarde en llegar, espero que te acuerdes de mi y digas: "vaya gozada, qué razón tenía" jeje. Un beso preciosa

      Eliminar
  4. Mejor forma de empezar el año imposible. Es un pan curioso con las avellanas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso y riquísimo. Yo ya lo he situado entre los tres que más me gustan.

      Eliminar
  5. Que delicia de pan de avellanas, gracias por compartirlo.Besos y feliz Año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Doris, por visitarme. Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Feliz año también para ti y todos los tuyos.

      Eliminar
  6. Os he encontrado gracias a la recomendación en el Facebook de Grupo Antonio Perles Alquileres, voy a seguiros a partir de ahora, es un blog fantástico, ¡enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el piropo al blog. Estoy encantada de que te haya gustado. No sabía que me habían enlazado. Saludos

      Eliminar
  7. Que rico! nos encanta el pan de nueces, pero este tiene muy buena pinta, tendremos que probarlo! Feliz año!

    ResponderEliminar
  8. A mi también me gusta mucho el de nueces pero este resulta totalmente diferente tanto por el sabor como por la textura. La nuez al ser más blanda, pasa más desapercibida sin embargo la avellana la notas, está crujiente y es un efecto fantástico.
    Besos y gracias

    ResponderEliminar
  9. Esto es empezar bien el año Ruqui,... pan y avellanas, ne encanta la mezcla, soy una apasionada del pan y frutos secos, me resulta una combinación deliciosa.
    Un bico grande y un 2014 repleto de cosas buenas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Milia, qué bien, verte ya restablecida. Yo también te deseo todo lo mejor para este año que hemos comenzado. Un beso

      Eliminar

Publicar un comentario