MERMELADA DE LIMÓN, MANZANA Y PLÁTANO


Esta mermelada es para los amantes del sabor ácido y un poco amargo del limón.
Las otras frutas se ponen para suavizar un poco esos sabores y darle textura a la mermelada.

Queda deliciosa para mi gusto que soy una enamorada de esta fruta.
Yo la utilizo mucho, aparte de para las tostadas del desayuno, como relleno o cobertura de tartas y pasteles.

Como también se añade algo de piel, es recomendable lavar los limones muy bien bajo el chorro de agua fría, frotándo incluso con un cepillito de cocina para que desprendan las ceras o sustancias que pudieran traer.

MERMELADA DE LIMÓN

INGREDIENTES

10 limones bien maduros  –  una manzana Golden  –  2 plátanos maduros  –  200ml de agua  –  700 u 800g de azúcar (más o menos, según gustos)

Necesitaremos unos tarros con cierre hermético previamente esterilizados para guardar la mermelada así que conviene tenerlos preparados de antemano. Podemos esterilizarlos en el lavavajillas o bien sumergiéndolos en agua junto con sus tapas y dejándolos hervir durante unos 3 o 4 minutos.

ELABORACIÓN

Lavamos bien los limones y el resto de las frutas.

Vertemos en la olla donde vayamos a cocinarla, 200ml de agua (un vaso).

Rallamos la piel de 6 limones. En vez de rallarla, también podemos sacarla en tiritas finas con un pelapatatas, (solo lo amarillo)  y lo ponemos en la olla junto con el agua.


A continuación, pelamos los limones, procurando quitar bien todo lo blanco que es lo que le da amargor, y cortamos la carne en rodajitas finas que agregamos a la olla.


Pelamos la manzana y los plátanos, los cortamos en pedacitos pequeños y los ponemos también en la olla.

Mermelada de limón, manzana y plátano

Cerramos la olla y lo ponemos a cocer. En la olla rápida, es suficiente con 6 o 7 minutos. Si se trata de la olla a presión tradicional, necesitaremos el doble de tiempo y si es en una cacerola normal, el triple.
Una vez cocido, destapamos la olla, agregamos el azúcar, revolvemos bien para que se disuelva y volvemos a ponerlo al fuego, esta vez destapado.


Lo coceremos a fuego medio durante unos 25-30 minutos o hasta que veamos que adquiere consistencia, revolviendo de vez en cuando para que no se pegue. Hay que tener en cuenta que cuando enfría, espesará bastante más.

Para saber con exactitud el grado de consistencia que le quedará, se saca una cucharada para un platillo y se deja enfriar. Así lo veremos enseguida.

Antes de retirarlo del fuego, probamos de azúcar y si lo vemos necesario, agregamos un poco. Lo mismo con el agua si nos ha quedado muy espesa.
Si por el contrario, la vemos demasiado líquida, la cocemos durante unos minutos más.

Puede pasarse por el pasapuré si gustan las texturas muy finas pero no es necesario.


Nos ponemos unos guantes de goma para no quemarnos y rellenamos los tarros con la mermelada hirviendo, hasta el borde, para que no quede en el tarro nada de aire.
Los cerramos enseguida y los ponemos boca abajo.
Dejamos que se enfríen. Después los etiquetamos y los guardamos en un lugar seco y oscuro.

Envasada de este modo, no necesita baño maría para conservarse durante un año.

Comentarios

  1. Ruqui, has hecho una combinacion para mi sorprendente pero seguro que el resultado ha de ser de lo mas bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que si, Lolines, que sea una combinación poco usual. A mi me gustaba mucho en batido (aunque éste lo hago con miel y diferentes cantidades) y por eso la probé en mermelada y la verdad es que nos encanta. Ya llevo haciéndola varias temporadas y cada vez nos gusta más.

      Eliminar
  2. Tiene que estar muy rica, tengo que probar esta combinación. Gracias por la receta. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Así es, hay que controlar el punto para que no salga muy espeso ya que los cítricos tienen mucha pectina que es lo que le da consistencia junto con el azúcar.
    Besos Ruqui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Yo recomiendo lo de sacar una poquita y dejarla enfriar porque es cuando se ve realmente la consistencia que adquiere ya que es muy engañosa pues en caliente, al igual que la de naranja, parece siempre demasiado líquida.
      Besos Norma

      Eliminar
  4. Si o fuera porque llevan tanta azúcar ya estaba hecha, que rica debe estar !!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Rosa, no lleva más azúcar que cualquier otra mermelada casera. Ten en cuenta que es kilo y medio de fruta limpia y 700g de azúcar lo que yo pongo aunque puede hacerse con menos (o con más, claro). A la hora de consumirla, si se hace racionalmente, tampoco resulta lo que parece: con una cucharada de mermelada en las tostadas del desayuno se ingiere menos azúcar que con un café con leche al que se le pone el sobrecito que te sirven con él. A veces nos privamos de cosas que nos parecen excesivas y lo son mucho menos que otras que aparentan nada y menos.

      Eliminar
  5. La última que hice fue de higos y manzanas de la huerta. Le eché muy poco azucar y tenía una consistencia casi como un puré pero estaba buenísima.
    De las tres frutas la única que no me gusta es el plátano, pero supongo que se compensará el sabor dulzón que tiene con el limón y la manzana.
    Me llevo la receta para hacerla.
    Gracias y besucos Ruqui.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ohma: es una pena que no te gusten los plátanos pues son buenísimos sobre todo para mujeres de nuestra edad por el potasio y demás que contienen. Yo, el limón y el plátano (otras frutas según temporada) los pongo a diario en el batido del desayuno. En esta mermelada no notas el sabor del plátano pero si que cumple la función, como bien dices, de aportar dulzor con lo que nos ahorramos azúcar. Besos preciosa

      Eliminar
  6. ¡Que rico!. Nunca se me hubiera ocurrido esta combinación, con plátano. Con la de manzanas que hubo el año pasado... este año no da para tanto. Tendré que esperar al año que viene, para que al menos las manzanas sean caseras. Per lo probaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Fu, que ando tan liada estos días que ni tiempo había tenido de contestar tu comentario. Estoy segura de que a ti te gustará mucho ya que también te gusta la de naranja. Los limones caseros ya sabes donde los encuentras así que cuando vayas a prepararla te das una vuelta y te los llevas. Un beso grande.

      Eliminar
  7. En la hornalla, ahora.

    ResponderEliminar
  8. Hola, y se puede echar el azucar en la olla presión todo de una vez?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no porque corres el riesgo de que se te pegue y queme y además no te librarías de tener que cocerla después otro poco destapada pues como la olla apenas evapora, te quedaría muy líquida.

      Eliminar

Publicar un comentario