PIZZA DE POLLO Y TOMATES CONFITADOS

Pizza de pollo y tomates confitados

Preparar una pizza casera es algo laborioso. Sin embargo, de vez en cuando… sobre todo si  consigues que el resto de la familia participe no solo en comerla sino también en elaborarla, la cosa puede convertirse en algo divertido y gratificante para todos.

Ésta que os propongo hoy está buenísima.
Los tomates confitados son también un acompañamiento ideal para pescados, carnes, huevos, pasteles salados…por lo que ya de ponerse a prepararlos, merece la pena hacer una buena tanda de ellos. Guardados en recipiente hermético en el frigorífico, pueden durarnos toda la semana.

PIZZA DE POLLO Y TOMATES CONFITADOS

INGREDIENTES
(Para 3 personas)

Para la masa
250g de harina – una cucharadita rasa de levadura química tipo Royal – 90g de aceite de oliva – 100g de leche templada – media cucharadita de sal fina

Para el relleno
Media pechuga de pollo previamente escaldada durante unos 4 o 5 minutos en agua hirviendo o caldo – una cebolla dulce (blanca) grande – una docena de aceitunas negras – queso rallado – una cucharada de orégano seco - 500g de tomates confitados

Los tomates confitados
Tomates escaldados y pelados, cortados en trozos – unas ramas de tomillo o una cucharada de tomillo molido – una cucharada de azúcar moreno – aceite

ELABORACIÓN

La masa
Ponemos en un cuenco la harina, la levadura, la sal, el aceite y la leche y lo mezclamos con un tenedor hasta que se integran todos los ingredientes y forman una masa que se despega del cuenco.
Hacemos una bola, la envolvemos en film de cocina y la guardamos dentro del cuenco, en la nevera, durante al menos media hora. Incluso podemos dejarla para el día siguiente o hacerla el día antes.


Los tomates
Escaldamos los tomates en agua hirviendo durante unos momentos y los pelamos. Los partimos en trozos ni muy grandes ni muy pequeños y los colocamos en una sartén grande o en una rustidera donde hemos puesto previamente 2 o 3 cucharadas de aceite.

Tomates confitados

Los espolvoreamos con el tomillo y con el azúcar y dejamos que se hagan a fuego mínimo. Al cabo de un tiempo, les damos la vuelta con cuidado para que se hagan bien por todos los lados.

Lo demás
Mientras se confitan los tomates, pelamos y cortamos la cebolla al medio y las dos mitades en rodajas. Las salteamos en unas gotas de aceite.

Cebolla salteada

Cortamos la pechuga previamente escaldada en filetitos y éstos en tiras.

La pizza
Estiramos la masa sobre un papel de hornear dándole forma redonda. Se hace muy bien dejando el film de cocina entre la masa y el rodillo.

Masa para pizza

Colocamos encima de la masa estirada, los  tomates confitados con su juguito.
A continuación, añadimos el resto de los ingredientes: la cebolla, el oréganos, el pollo y las aceitunas.

Elaboración de una pizza de pollo y tomates confitados

Lo cubrimos con el queso rallado y lo cocemos en horno precalentado a 180º durante unos 30  o 40 minutos o hasta que la veamos dorada.

Comentarios

  1. Se ve espectacular! Rescato la idea de estirar la masa entre 2 papeles para no ensuciar la bandeja de cocción y el palo de amasar
    BesosRuqui, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/11/caramelos-de-marihuana.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una idea estupenda para trabajar menos pero además la masa queda perfectamente estirada y no hay problema de que se pegue. En la cocina todos los truquillos son buenos.

      Eliminar
  2. Que hambre me acaba de entrar Ruqui!!
    Deliciosa!!, he probado tu masa en empanada y me ha encantado, seguro que en pizza también esta deliciosa. La idea de los tomates confitados me encanta.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho de que te haya gustado la masa que además de rica es superfacilísima ¿verdad? Si te gustan las pizzas delgaditas y crujientes, con esta masa quedan de vicio.

      Eliminar
  3. Yo soy débil y no puedo resistirme a una buena pizza. La tuya lo es sin duda, los ingredientes que le has puesto me encantan.
    Menuda pintaza te ha quedado.
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy débil, jaja. Para mi, una pizza casera, es una de las mejores cenas que me puedo imaginar. Besitos Nuria

      Eliminar
  4. Hola Ruqui. Pues me voy a queda con tu receta de pizza, la idea de utilizar esta masa e ha gustado mucho, será mi próxima.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo lo mismo que a Sandoa. Si te gusta la pizza delgadita y crujiente, te va a encantar.

      Eliminar
  5. Me encanta la pizza casera, de hecho ya me he acostumbrado tanto a hacerla en casa (con distintas recetas de masas, de rellenos...) que cuando como alguna de esas precocinadas (o las de marcar el teléfono ;) sólo pongo pegas jeje La tuya finita y crujiente fijo que me encanta así que tomo nota

    ResponderEliminar
  6. Los tomates confitados tienen que estar deliciosos y en la pizza tienen que ser una delicia. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  7. Como me gusta esta entrada, esta pizza te quedó de lujo ...desde que aprendí
    a hacer tu receta de masa hago mas empanadas y mas pizzas casera, los tomates confitados no los he hecho nunca, pero siempre hay una primera vez para todo, esta receta la tendré muy en cuenta.
    Besos guapa ^___^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario