Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


miércoles, 21 de enero de 2015

FRUTAS CONFITADAS: KIWI

Kiwis confitados

En la decoración de tartas, bizcochos y pasteles, nos encontramos muchas veces con frutas escarchadas y frutas confitadas o almibaradas. Veamos la diferencia.

Confitar frutas consiste en la sencilla operación de cocerlas brevemente o cubrirlas con un baño de almíbar.
Escarchar frutas es un proceso más largo y laborioso mediante el cual el azúcar se cristaliza sobre las frutas quedando éstas recubiertas de una capa blanquecina que semeja a la escarcha, de ahí su nombre.

Yo nunca hago frutas escarchadas porque no me gustan. Llevan demasiado tiempo y demasiada azúcar pero sí que a veces preparo frutas confitadas o almibaradas para añadirle a otros dulces como el roscón de reyes y tartas como la de limón con kiwis y otras.
  • Para confitar bien las frutas tenemos que tener en cuenta sus características: blandura, textura, fibra, jugosidad y darle a cada una el tratamiento que más le vaya.
  • También necesitamos conocer la técnica básica de elaboración del almíbar.  
El almíbar es un líquido más o menos espeso que preparamos a base de agua y azúcar, generalmente en la proporción de mitad de agua  y mitad de azúcar o algo más de agua que de azúcar.
En función de lo espeso que lo dejemos tendremos los diferentes grados que van del jarabe o sirope hasta el caramelo pasando por hebra fina, hebra fuerte, perla, bola, escarchado y quebradizo.

Si la fruta que queremos confitar es dura y fibrosa, no nos limitaremos a cubrirla con el almíbar sino que la coceremos durante unos minutos en él para que a la vez que se empapa, se ablande. Es lo que pasa con la naranja confitada y con las castañas.
Cuando la fruta es blanda y menos fibrosa, apenas se cuece en el almíbar o incluso se cubre con el almíbar hirviendo sin llegar a cocerla.

Los kiwis confitados de hoy, van dedicados a Sear, un usuario del blog que me ha sugerido la idea de añadirlos al roscón de reyes por su bonito color.

Kiwis

QUIWIS CONFITADOS

IMPRIMIR RECETA

INGREDIENTES
125g de agua - 100g de azúcar - 3 kiwis ( la cantidad de almíbar puede dar para alguno más)


ELABORACIÓN

El almíbar
Ponemos el agua y el azúcar en una cacerola y lo llevamos a fuego mínimo.
Revolvemos para que el azúcar se disuelva y no dejamos que hierva bajo ningún concepto hasta que toda el azúcar haya quedado disuelta y el agua se vea transparente. Si hierve antes de ésto puede cortarse.

Subimos entonces el fuego y dejamos que hierva, ahora ya sin remover para nada, durante unos 10 o 12 minutos o hasta que veamos que el almíbar adquiere consistencia.

Para comprobar la consistencia del almíbar existen termómetros y utensilios que los cocineros caseros normales y corrientes no solemos tener a mano así que el sistema de toda la vida consiste en introducir una cuchara de metal en el almíbar y dejar que gotee. Si la gota queda adherida a la cuchara y no se desprende, ya lo tenemos a punto para confitar.

Almíbar

Mientras se hace el almíbar, pelamos los kiwis y los partimos en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor.
Rodajas de kiwi listas para confitar

Aquí surgen dos posibilidades:
  • Si no nos importa que el kiwi pierda parte de su brillante color verde, introducimos las rodajas en el almíbar y dejamos que cuezan en el durante un minuto. Así podremos conservarlas durante más tiempo.

Kiwis confitados
  • Si por el contrario, queremos como Sear que les quede un color verde brillante, colocamos las rodajas en un recipiente y volcamos sobre ellas el almíbar hirviendo. Dejamos que se impregnen bien y que se templen y las recogemos en un recipiente hermético junto con el almíbar sobrante.
Kiwis confitados

También pueden escurrirse del almíbar y ponerse a secar sobre una rejilla pero yo es una operación que no recomiendo ya que es engorrosa, lleva bastante tiempo y la fruta puede almacenar gérmenes o polvo.

16 comentarios:

  1. Un post de lo mas interesante, a mi tampoco me gusta la fruta escarchada, ufff demasiado dulce y ya sabes que soy de poco dulce.
    Aunque si me gusta esta manera de confitar la fruta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabemos Lolines, que estas recetas no son para el uso cotidiano y menos en un estilo de dieta como la que nosotras preconizamos pero considero que está muy bien conocer la técnica y poder utilizarlas esporádicamente porque todo es apto con comedimiento y control.
      Y, ante la opción del escarchado y el confitado, no cabe duda de que es más saludable la segunda opción, por eso animo a los lectores a que se inclinen por ella y la otra ni la explico.

      Eliminar
    2. no soy buena cocinera, pero siempre es bueno saber algo nuevo, me encanta

      Eliminar
    3. ¿Eres la Tere Montero que yo supongo? Pues me da mucha alegría verte por aquí. Un beso grande, ah y no me creo eso de que no seas buena cocinera, seguro que si.

      Eliminar
  2. Muchas gracias Ruqui por esta entrada... visitar tu blog siempre es aprender algo nuevo, las frutas así quedan muy bien en tartas o bizcochos.
    Besos ^___^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedan de cine porque la fruta sigue prácticamente fresca, con todo su sabor y sin embargo, gracias al almíbar que la recubre no se reseca y la presencia es imponente. Ah, y muchas gracias por tus bonitas palabras sobre mi blog. No hay como tener buenas amigas, jeje.

      Eliminar
  3. Hoy tenía pensado hacer una tarta de queso cubierta con una salsa de kiwi, pero no estará de más adornarla con unos kiwis confitados, así que mil gracias Ruki, por esta receta e idea que me has inspirado.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien Belén, que te haya gustado la idea. Ya verás como además de bonita te resultará hasta más fácil que lo del puré. Yo a la tarta de queso nunca se los he puesto así que algún día también lo probaré.

      Eliminar
  4. Hola Ruqui, no habia visto esta receta que explicas muy detalladamente, te he escrito un comentario en la de naranja confitada que hago mención a esta de kiwi que ahora tienes en tu recetario, igualmente en ese comentario hago mención a la calabaza cacahuete confitada, espero con tu experiencia me puedas aclarar como lo haria. En cuanto a escarchar o confitar, puede haber distintas opiniones, no por ello no se deberia desechar las escarchadas aunque sean peores a la salud, si sabes como se conseguiria seria bueno nos lo pudieras indicar. Gracias por tu exquisita atención.

    ResponderEliminar
  5. Te agradezco que esta receta me la hayas dedicado por el comentario que hice en las naranjas confitadas. Eres tan amable y atenta que me has dado una enorme alegria por tus excelentes explicaciones para inexpertos cociniles como yo.
    Sin deseo de molestar te envio un beso de admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo me va a molestar! Lo recibo encantada, jeje.
      Respecto a la cala baza no tiene ningún misterio. La haces como las naranjas y la dejas cocer en el almíbar hasta que la ves hecha pero consistente. De lo de teñirla y demás no puedo decirte nada porque nunca lo he hecho. Un beso

      Eliminar
  6. Gracias por responder tan rapidamente, lo haré como dices, siempre me llamó la atención en los roscones de reyes esas frutas de fuerte colorido t de textura agradable, no blanda, y busco la forma de conseguir como hacerlas. Sin duda y a pesar de sus diversos coloridos, son de calabaza, desconozco su clase pero encontre en Alcampo unas de cacahuete (oportunidad a 0,75 €/kg) que pienso puede ser acertado realizarlo con ellas.
    He residido en Cantabria alrededor de cuatro años en Santander, me encanto sus bonitos lugares, lo único que tenia el inconveniente es la frecuente lluvia que incomodaba el poder disfrutar de esa exuberante naturaleza, esto hace ya mucho tiempo, ahora por lo visto no es así.
    Creo eres una mujer de fuerte personalidad muy amable y dispuesta siempre a colaborar con los inexpertos como yo, un beso amable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sear, tu si que eres amable. Con usuarios como tú da gusto compartir lo que está en mi mano.

      Eliminar
  7. A mí tampoco me gustan las frutas escarchadas, pero no sabía cómo conseguir ese brillo para las decoraciones. Gracias por compartirlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. Hola Melanie, por supuesto que sí. Yo las he guardado de diferentes formas: envasadas herméticamente con su almíbar (dejando un cm de tarro libre) y esterilizadas al baño maría durante un año, con su almíbar llenando el tarro hasta arriba, en el frigorífico durante un par de meses (por lo menos) y congeladas durante un año. Saludos

      Eliminar