TARTALETAS CASERAS PARA TARTAS DULCES O SALADAS


La masa casera para tartaletas que os muestro en esta página es sencillísima de hacer. En menos de 5 minutos y sin necesidad de tocarla con las manos, la tendremos lista. Además, está elaborada con aceite en vez de mantequilla por lo que carece de grasas saturadas.

INGREDIENTES

Las cantidades son para forrar un molde de entre 25cm y 30 cm de diámetro. Si necesitamos menos, dividimos las cantidades y en paz. También podemos utilizar una parte y congelar el resto, envuelto en film de cocina.

  • 250g de harina.
  • ½  cucharadita de levadura tipo Royal.
  • 100ml de leche  templada.
  • 90ml de aceite de oliva suave. 
Si la deseamos para una tarta salada le añadiremos una pizca de sal, si es para una tarta dulce, le pondremos una cucharadita de azúcar.

ELABORACIÓN

Ponemos en un recipiente la harina y la levadura (más el azúcar o la sal) y le añadimos el aceite y la leche templada.



Lo mezclamos con un tenedor de metal.


Mezclamos (no amasamos) solo lo necesario para tener una masa homogénea que se despega de las paredes del recipiente. No es necesario meter los dedos. Con el tenedor podremos hacerlo estupendamente. 

La envolvemos en film de cocina y dejamos que repose una media hora en el frigorífico. 

La sacamos del frigo y la extendemos con un rodillo.

La forma ideal de extenderla es sobre un papel de horno. Colocamos éste sobre la encimera. Ponemos en el centro la bola y extendemos encima de la bola el film en el que la habíamos envuelto. De esta manera, la masa queda entre el papel y el plástico y ni se pega ni mancha. Estiramos con el rodillo, del centro hacia fuera, a la vez que vamos dándole la forma redonda.
Si la masa al reposar, ha desprendido algo del aceite, escurrimos ésta sobre la bola para que al extenderla se integre de nuevo.


Una vez extendida, retiramos el film y la trasladamos al molde ayudándonos del papel de horno.


molde desmontable para tartaletas


Una vez colocada la masa sobre el molde, la presionamos bien con los dedos apretándola contra el fondo y contra las paredes.
Retiramos el papel y arreglamos o recortamos los bordes sobrantes.


Hay quien además de presionarla bien, coloca en el fondo unas legumbres crudas para que pesen y no dejen que al cocer la masa se abombe.

Calentamos el horno a 200º y con él caliente, metemos la tartaleta durante unos 15 minutos para que se cueza un poco antes de rellenarla pues el tiempo de cocción de la masa siempre es mayor que el de los rellenos.
Una vez precocida, la sacamos del horno, la rellenamos con lo que tengamos preparado y volvemos a meterla  para que cueza durante el tiempo que indique la receta.

Si el relleno no necesita hacerse en el horno, cocemos la tartaleta por completo, durante unos 35-40´o hasta que la veamos dorada.


Comentarios

  1. Interesante masa Ruqui,como me hablaste de ella en una ocasión, hoy la he buscado y me llevo la receta para probarla. Lo de cambiar el aceite por la mantequilla me gusta, pero lo he hecho en una ocasión con una receta de un blog, y el resultado no me gustó, haber si la tuya me agusta más.
    Un biquiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pues a ver qué te parece. Está claro que no tiene el sabor que tiene la que se hace con mantequilla. Ésta queda más suave, más insípida podríamos decir; le cede protagonismo al sabor de los rellenos pero la tarta es mucho más saludable y personas con problemas de colesterol, hipertensión, etc se pueden dar el gusto sin cargo de conciencia.Yo me he acostumbrado a ésta y ahora la de mantequilla se me hace cargante.
      Un beso bonita.

      Eliminar

Publicar un comentario