FEOS (Pastas de almendra)


Los feos son unas galletas típicas de la provincia de Zamora (Castilla-León). En Benavente hay una confitería que los comercializa como “especialidad de la casa” aunque el origen se sitúa en un pueblo de los alrededores.
Como es lógico, la receta original es un secreto muy bien guardado por las familias dueñas de la marca así que esta es "mi receta" que he deducido después de comprarlas y saborearlas cientos de veces.

Fue la primera receta de galletas que publiqué en el blog hace ya 8 años pues para mí, son las pastitas más exquisitas y deliciosas que he probado. Hoy la actualizo mejorando la explicación, las fotos (para que sean mas explícitas) y algún otro pequeño detalle.

Son de aspecto feo, trisconas y crujientes, tan fáciles de hacer que hasta los niños pueden elaborarlas en una tarde de invierno que no esté para jugar fuera.

Sencillísimas y de éxito asegurado.

FEOS

INGREDIENTES (salen unas 30, dependiendo del tamaño, claro)
  • 200 g  de azúcar.
  • 200 g  de almendras crudas peladas y laminadas.
  • 100 g de harina.
  • Media cucharadita de levadura de repostería.
  • 2 claras de huevo.
ELABORACIÓN:

Mezclamos en un cuenco grande el azúcar, las almendras laminadas, la harina y la levadura.


Batimos ligeramente, como para tortilla, las claras de huevo y las incorporamos al cuenco junto con los otros ingredientes.

Con un tenedor vamos mezclando la masa hasta que los ingredientes secos van quedando absorbidos y toda la masa tiene una consistencia pastosa. Al principio parece que falta clara y queda seco pero seguimos mezclando y vemos que no.

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º

Forramos una bandeja con papel de hornear y colocamos en ella montoncitos de masa separados unos de otros, bien estirada la masa con la ayuda de un tenedor.



Metemos la bandeja al horno precalentado y los cocemos a 180º durante 20 minutos o hasta que los veamos bien dorados.

Los sacamos del horno, los desprendemos con una espátula y los dejamos enfriar sobre una rejilla.


Una vez fríos, se conservan durante mucho tiempo guardados en un recipiente hermético.


* Si no disponemos de almendra laminada (la venden así) troceamos nosotros las almendras. Sobre la tabla de cocina se hace muy bien. No importa que los trozos sean irregulares; al contrario, le da más gracia a las galletitas.

* Como las masas de almendra son pegajosas, para manipularlas hay que humedecer los dedos o el tenedor las veces que sea necesario. De esa forma la masa no se pega y podemos modelarla a nuestro gusto.

Comentarios

  1. Acabo de hacer los feos. ¡CARAY!, ¡que vivan los feos!. Los niños no han dejado ni que se enfríen, ya los han probado y preguntan que cuándo haré más. Cuando colaboren en ellos para que los disfruten más...
    Un besín y a seguir disfrutando de la buena mesa.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuánto me alegro de que les hayan gustado y se lo hayan pasado bien! Ah y diles que coman los que quieran, que lo de "feos" no es contagioso, je je
    Un beso para todos

    ResponderEliminar
  3. Aunque el nombre no es muy bonito me decidí a hacerlos. Quise hacer la mitad y por supuesto los ingredientes iban al unísono, sólo que eché dos claras de huevo. La verdad es que me han quedado estupendos aunque tan planitos como las lenguas de gato.

    ResponderEliminar
  4. Yo a veces, cuando tengo claras sobrantes también le pongo más y efectivamente, quedan con otra textura más lisa pero igual de ricos.
    A nosotros nos chiflan, la verdad.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Desde que los hice la primera vez no he dejado de hacerlos de vez en cuando .Me lo piden mucho mi marido y mi hijo. Están deliciosos. ! ¡ Gracias por compartir esta receta.
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta: te diré que a mi me pasa igual. Si pregunto:¿qué galletas hago? ya me sé la respuesta. Y además de riquísimos, son tan facilones...
      Muchas gracias por contármelo.

      Eliminar
  6. Una aclaración, los feos no son originarios de Benavente sino de Villalpando, es una creación de la familia Burgos, de los cuales una parte está en Cerecinos de Campos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emiliano: muchas gracias por la información. Yo, tal como explico en la entrada, sabía que procedían de la zona de Benavente pero no el lugar con exactitud ya que siempre los compré en el mismo sitio de Benavente. Un saludo.

      Eliminar
    2. Pues yo toda la vida he oido que son de la panaderia del pueblo de mi padre, Pobladura del Valle, cerca de Benavente... a saber!

      Eliminar
    3. Hola Elisa: exacto, a saber quien fue el primero. Lo cierto es que son de por allí. Yo dije que de la zona de Benavente porque el lugar exacto vete tú a saber. Pero qué ricos ¿eh? Saludos.

      Eliminar
  7. Que ricos feos de mi zona!!! Gracias por la receta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fátima, ya lo creo que son ricos. Para mi, la pasta más rica. Saludos

      Eliminar
  8. Hola soy de Benavente y he comprado infinidad de veces los feos en dicha confitería, me ha dado una alegría enorme descubrir la receta. Voy a intentarlos hacer haber que tal..por cierto la harina que llevan es normal o la de hacer repostería?.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! pues me hace mucha ilusión que me escribas desde Benavente porque es una villa a la que le tengo especial cariño y que no dejo de visitar cada vez que voy a León aunque tengo que dar algo de rodeo.
      Espero que te queden los feos estupendos. Yo los suelo hacer con harina de repostería pero a veces, los hago también con harina panificable, de la que uso para hacer el pan y siempre quedan bien. Si te soy sincera, a mi ahora me gustan más los míos que los comprados

      Eliminar

Publicar un comentario