GUISANTES CON JAMÓN

guisantes con jamón


Decía uno de mis abuelos que la época más bonita del año era el otoño pues es entonces cuando el agricultor recoge la mayor parte del fruto de sus esfuerzos.

Aquí en Cantabria también es hermosa, en ese sentido, la primavera: empiezas a recoger (o poder comprar frescas) frutas, verduras y hortalizas de las que careces el resto del año.
Están las fresas y frambuesas, las cerezas y albaricoques, los espárragos trigueros, las habitas, los guisantes…¡Cuántas maravillas en nuestra mesa!

Yo comprendo que es mucho mas rápico cocinar guisantes congelados que frescos, pues éstos tienes que "desenvainarlos", pero un par de veces al año, merece la pena realizar el esfuerzo, y eso que los congelados también están muy bien.

GUISANTES CON JAMÓN

INGREDIENTES
Para dos personas

½ kilo de guisantes frescos o 1 paquete de guisantes congelados – una loncha algo gruesa de jamón serrano – 1 cebolla – 2 ajos – 1 cucharada de harina – aceite – sal

ELABORACIÓN


Partimos el jamón en cuadros, la cebolla en trozos grandecitos y los ajos los pelamos y los dejamos enteros.

 En una sartén amplia ponemos 3 ó 4 cucharadas de aceite y rehogamos un poco el jamón. Añadimos enseguida la cebolla, los ajos pelados y enteros y los guisantes y rehogamos otro poco.

 Incorporamos la harina, revolvemos para que no se apelotone y añadimos agua hasta que lo cubre todo.
Bajamos un poco el fuego y lo dejamos cocer medio tapado por espacio de 20-25 minutos si los guisantes son frescos. Los congelados será menos tiempo.
Han de quedar con poco caldito, espeso por la harina.

Comentarios