RABO DE TERNERA EN SALSA


Tierno, meloso, sabrosón. Uno de los pocos platos de carne que me gusta mucho.
Y me gusta sobre todo comerlo en casa porque los huesecillos gelatinosos solo puedes saborearlos a gusto y disfrutarlos a tope si los coges con los dedos.

RABO DE TERNERA EN SALSA

INGREDIENTES

  • 1 rabo de ternera troceado y limpio de grasas.
  • 1 cebolla.
  • 2 zanahorias.
  • 1 rama de apio.
  • 2 ajos.
  • 2 tomates o 5 cucharadas de salsa de tomate.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 vaso de vino tinto.
  • Aceite y sal


rabo de ternera
ELABORACIÓN


Ponemos 3 cucharadas de aceite en la olla y rehogamos ligeramente el rabo.

Lo separamos del fuego e introducimos en la olla el resto de los ingredientes, la cebolla, la zanahoria, el apio, los ajos troceados, los tomates partidos en cuartos y la hoja de laurel.

hortalizas
Vertemos el vino, sazonamos con sal y dejamos que cueza hasta que la carne esté muy, muy tierna y se desprenda con facilidad del hueso.

Sacamos con cuidado los trozos de rabo para una fuente, desgrasamos la salsa para que resulte más digestiva y saludable y la pasamos por el pasapuré volcándola después por encima del rabo.

Se acompaña con patatas cocidas al vapor espolvoreadas con perejil.
También le quedan muy bien las patatas panaderas o el puré de patata.

rabo de ternera en salsa
*  Desgrasar la salsa es fácil porque la grasa se deposita en una capa sobre la superficie del guiso.

Comentarios

  1. MUCHAS GRACIAS BONITA. CUANDO LO COCINE, YA TE DIRÉ COMO ME HA SALIDO.
    ERES UNA ARTISTA PARA TODO:COCINA, PINTURA, ENSEÑANZA...SABES HACER DE TODO Y MUY BIEN POR CIERTO. ERES UN TESORO.
    BESINES
    MERCHE

    ResponderEliminar
  2. Se ve lo generosa que eres por los piropazos que me echas; yo, como si fueran verdad, te los agradezco y en vista del resultado, te dedicaré alguna receta más (jejeje).
    Eres un amor.

    ResponderEliminar
  3. Lo hice la semana pasada y fue un rotundo éxito.
    Solo le puse cebolla, ajo y laurel y un poco de salsa de tomate que había hecho yo.
    La carne era tan sabrosa que varios comensales me preguntaron con entusiasmo qué clase de pimentón le había puesto.
    Lo acompañé con crema de calabaza el primer día y con puré de patata el segundo. En ambos casos nos gustó suavizar el asunto y dejar hueco para mojar pan a gusto.
    ¡Desde luego no será la última vez que lo haga!

    ResponderEliminar
  4. Bien, a todas las cocineras nos gusta darle nuestro toque personal a las recetas, pero ¿tampoco le pusiste el vino?

    ResponderEliminar
  5. Si si, con lo de "solo le puse" me refería a las verduras. No le puse ni zanahoria ni apio.

    El vino si que le puse, pero era blanco, que es el que suelo tener abierto para cocinar. De esos que vienen aromatizados con hierbinas.

    Para la proxima vez puedo tener preparada una botellita de esas pequeñas de un tinto rico.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario