ALMEJAS A LA MARINERA

almejas a la marinera
Las almejas que trae mi pescadera no son, desde luego, esas tan enormes y hermosas que se ven en las marisquerías.
Tienen un tamaño humilde pero son muy sabrosas y, puestas de esta manera, como entrante de una comida, no se por qué a mi la comida ya me parece de fiesta.

ALMEJAS A LA MARINERA

INGREDIENTES

½ kilo de almejas – 2 dientes de ajo – sal – harina – vino blanco – guindilla o cayena – perejil – aceite

ELABORACIÓN:


Lavamos bien las almejas cambiándoles varias veces el agua y removiéndolas con la mano para que suelten la arena.
Además de un buen lavado, a mi me parece conveniente abrirlas primero, fuera del guiso que vayamos a hacer, para evitar que nos lo arruine alguna que pueda quedarse con arenillas.

Así que lo primero, abrimos las almejas al vapor poniéndolas en una cacerola tapada al fuego y propinándole a ésta unos buenos meneos para que se abran todas.

Si después de esta operación, alguna no se abre, la desecharemos.

Picamos finamente los dos dientes de ajo y los ponemos a dorar junto con una guindilla de cayena y cuatro cucharadas de aceite en una tartera o sartén amplia.

Si no gusta un poco alegre, se prescinde de la guindilla.

Cuando el ajo empieza a dorarse, agregamos una cucharada rasa de harina y rehogamos un poco.

Seguidamente, añadimos un vasito pequeño de vino blanco y el agua de las almejas bien colada y revolvemos para que la salsa ligue.

Cuando la salsa ha cocido un poquito, incorporamos las almejas, las sazonamos con sal y las espolvoreamos con un buen puñado de perejil picado.

Dejamos dar un hervor y retiramos enseguida del fuego.

Comentarios

  1. Este plato tiene muy buena pinta, Ruqui. Felicidades y sigue así de estupenda bloguera...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Super facil de hacer y como entrante es una maravilla y lo bien que se queda eso si bien calentitas osease Humeantes es una receta 10 gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Casimiro: ciertamente no puede ser más fácil y además, la mayoría de las veces lo fácil y sencillo es lo más rico, contando, claro, con buena materia prima. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar

Publicar un comentario