CREMA FRÍA DE GARBANZOS

crema fría de garbanzos
La primera vez que comí una crema fría de legumbres fue en la boda de mi sobrina Rosa. Nos pusieron, entre una montaña de aperitivos, un chupito de fabada de pura antología.

Así que me aficioné y cada vez que pongo garbanzos o alubias siempre añado un puñadito más para preparar una crema.
Ahora en verano está muy apetecible y ésta de garbanzos queda buenísima.

CREMA FRÍA DE GARBANZOS

INGREDIENTES

Garbanzos cocidos con pechuga de gallina, una punta de jamón, cebolla, ajo, zanahoria y un chorrito de aceite crudo – 1 tomate confitado o asado en el horno o a la plancha – pimentón – sal – aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN


Ponemos en el vaso de la batidora los garbanzos junto con su caldo y las verduras con las que los cocimos y lo batimos a la máxima potencia.

Lo pasamos después por el chino o el pasapurés para eliminar cualquier tropiezo que pueda quedar y resulte una crema de textura muy suave. La ajustamos de sal.

Montamos el plato (mejor dicho el vaso) de la siguiente forma:
Depositamos en el fondo de cada recipiente el tomate previamente troceado o algo deshecho y por supuesto, sin piel.

Volcamos encima la crema de garbanzos, poniendo una cuchara sobre el tomate para que no se mezclen.

Espolvoreamos con un poquito de pimentón y regamos con un chorrito de aceite.

crema fría de garbanzos

¡Pura delicia!

Comentarios

  1. ¡Que ilusión me hace que te quedaras con los chupitos de fabada y los recrearas a tu antojo!.
    Yo nunca lo he intentado pero ahora, sobre seguro, si lo voy a hacer.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario