BIZCOCHO BORRACHO DE LIMÓN CON COBERTURA DE JALEA DE ESPINO ALBAR

bizcocho borracho de limón con cobertura de jalea de espino albar
Éste era un humilde bizcocho normal y corriente que con un par de arreglillos se ha convertido en un postre delicioso.

En alguna ocasión ya he contado que todos los años recolectamos ramilletes de flores de espino albar para secar y consumir en infusión a lo largo de todo el año.

También recolectamos más adelante, unas cuantas bayas para elaborar la jalea que he utilizado en esta receta.
fruto del espino albar o majuelo
Tanto las bayas como la infusión están cargadas de propiedades muy beneficiosas para nuestro bienestar y salud y la recolección se convierte en un verdadero disfrute: día en el campo con tortilla o empanada incluida, contacto con la naturaleza, ejercicio, cambio de aires, belleza del paisaje, trinos de los pajaritos, tumbarse en la hierba… estamos deseando que llegue el momento de nuevo.

Ese momento ya pasó hace unos meses pero ahora, disfrutamos de las infusiones y de la jalea, que está buenísima de cualquier forma: a cucharadas, con pan o formando parte de algún postre como en este caso.

BIZCOCHO BORRACHO DE LIMÓN CON COBERTURA DE JALEA DE ESPINO ALBAR

INGREDIENTES

1 bizcocho base – almíbar de limón – jalea de espino albar

Para el bizcocho

100ml de aceite – 200g de azúcar – 180g de harina – 3 huevos – 1 sobre de levadura química tipo Royal.
Podemos cambiar las cantidades pero siguiendo siempre la misma proporción. Yo en esta ocasión puse solo 2 huevos y las cantidades correspondientes de lo demás.

Para el almíbar

El zumo y la cáscara de un limón – 4 cucharadas de azúcar – 100ml de agua

Para la cobertura

1 tarrito de jalea de espino albar.
Si no se dispone de esta jalea, puede quedar bien alguna otra. Sería cuestión de probar y ver.

ELABORACIÓN

El bizcocho

Ponemos en un cuenco el aceite y el azúcar y los mezclamos con un tenedor.
Agregamos los huevos y lo batimos.

preparación de un bizcocho
Añadimos la harina cernida junto con la levadura y mezclamos bien, procurando que no queden grumos.

Lo volcamos sobre un molde previamente engrasado y cubierto con un papel de horno y lo cocemos en horno precalentado a 170º en función turbo.

El tiempo depende del molde. Si es poco profundo como en mi caso, con 20 o 25 minutos será suficiente.

Si, por el contrario, ponemos los 3 huevos y el molde es más profundo, necesitaremos alrededor de 35 minutos.

Desmoldamos el bizcocho y lo dejamos enfriar.

El almíbar

Sacamos la piel del limón con el rallador y el zumo con el exprimidor.
Ponemos la piel y el zumo junto con el agua y el azúcar en un cacillo a cocer al fuego durante unos 10 minutos.
Dejamos que se entibie y bañamos con ello el bizcocho.

Por último, cubrimos el bizcocho con una abundante capa de jalea que estiramos con una éspatula y lo dejamos reposar y enlazar sabores.

Podemos servirlo del tiempo o frío (para mí más rico frío)

Comentarios

  1. Uhmmmmmmmmmm qué pinta tiene. No he probado la jalea esa pero en un bizcocho como este tiene que estar de pecado. Me llevo un trocitoo virtual para postre. Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  2. Ruqui cielo,primero antes de comentar esta delicia quiero agradecerte tu emotivo comentario,gracias preciosa.
    Decirte que tu bizcocho es una maravilla y que pinta deliciosamente,sabes que no conocía esta planta de espino albar,ahora mismo voy a buscar información sobre ella por que me encantan las plantas y tenemos huerto pero esta no la conozco.
    Las fotos son tentadoras y bonitas.
    Un besito enorme preciosa y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien que completes con ésta receta la información sobre el espino Albar. Lo he reconocido mucho mejor ahora al ver las flores. Lo he visto montones de veces en el campo, pero como me pasa con otras tantas plantas no sabía que se podía hacer jalea con las bayas.
    Se ve buenísima esa cobertura, que color tan apetitoso. Tiene que estar bueno.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. wowwwwww que delicoso que se ve mi ruquita querida. Sabes me da envidia escucharte decir que se van por ahí al campo a recolectar estas fruticas, aquí no hay nada parecido . me refiero aquí donde vivo yo, todo este tipo de frutas se da en la zonas altas del país y yo mas bien vivo cerca de las zonas costeras, cerca de la playa. pero en fin, solo una pregunta, esta jalea tuya, que sabor tiene? acidita? por que si es así, talvez yo puedo usa una jalea de guayaba o de moras que son un poco ácidas.
    Pasare mañana para ver tu respuesta. mientras tanto te dejo un abrazo de buenas noches. Noches para mi, jajaja

    ResponderEliminar
  5. Alison, Ague, BlueLady,Lolines, Walkiria: muchas gracias por ser tan cariñosas y amables y perder un ratito de vuestro tiempo comentando en el blog. Gracias.

    BlueLady: cuando llegue la época, coge un ramito, hazle una foto y enséñamelo y yo te digo, para más seguridad, si tú quieres. Porque es una pena que sólo lo aprovechen los pájaros.

    Walkiria: yo creo que este bizcocho, con la jalea de guayaba te quedará delicioso. Yo también lo he preparado con la de guayabo que es muy parecida (lo tengo pendiente de subir al blog). Si te decides a probar, ya me contarás. Con la de mora no lo veo tanto pero claro, hablo de las moras silvestres que son las que yo uso pues las otras de árbol por aquí no las venden.

    Muchos besos para todas

    ResponderEliminar
  6. tu sencillo bizcocho me parece riquísimo pero es que ya con esa cobertura woooooowwwwwwwwwwwwww! lo más!!! Besitos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario