martes, 5 de junio de 2012

PASTEL DE LECHUGA CON SALSA DE ESPINACAS

pastel de lechuga con salsa de espinacas

Estos días, las lechugas del huerto, confundidas por el exceso de calor,  han pensado que había llegado el momento de florecer, reproducirse y luego fenecer.
Yo, que las vigilo estrechamente, les he adivinado las intenciones y las he recolectado antes de que las lleven a cabo y se vuelvan duras y amargas.

Como eran demasiadas para consumirlas en ensalada o crema, que son las formas más usuales, he probado a utilizarlas en otros platos con sorprendentes y agradables resultados.
Uno de ellos, este pastel que ha hecho las delicias de todos los que lo hemos probado.

PASTEL DE LECHUGA CON SALSA DE ESPINACAS

INGREDIENTES
Para 4 o 5 personas

Para el pastel

pastel de lechuga

1 lechuga (unos 350g)  – 1 cebolla (unos 300g)– 50g de jamón serrano – 3 huevos – 1 cucharada de harina – un chorrito de vino blanco (50g) – 3 cucharadas de aceite

Para la salsa

salsa de espinacas

Una bechamel ligera (1 cucharada de harina, 2 cucharadas de aceite, un vaso grande de leche, nuez moscada rallada, sal) – 100g de espinacas

ELABORACIÓN

El pastel
Pelamos y picamos la cebolla en cuadritos.
Lavamos, escurrimos bien y troceamos la lechuga.
Cortamos el jamón en rajitas finas.

Ponemos en una cacerola o sartén amplia el aceite y sofreímos la cebolla hasta que esté tierna.

Agregamos la lechuga troceada (como al principio ocupa demasiado, puede ser que haya que agregarla de dos veces pero enseguida baja el  volumen) y la rehogamos un poco junto con la cebolla.



A continuación vertemos el vino, tapamos y dejamos cocer a fuego suave durante unos pocos minutos.

Lo trituramos con la batidora.


En la misma sartén, rehogamos la cucharada de harina con un poquito de aceite y le agregamos el batido anterior y los trocitos de jamón.




Lo retiramos del fuego y le añadimos los huevos batidos como para tortilla.



Encendemos el horno a 220º para que se precaliente.

Aceitamos un molde de plum cake y cubrimos su fondo con papel de hornear.


Volcamos la mezcla en el molde, bajamos la temperatura del horno a 200º y lo cocemos al baño maría durante unos 40 minutos o hasta que lo veamos hecho (se pincha y no debe manchar la aguja)

 La salsa
Cocemos las espinacas en un chorrito de agua y otro de aceite durante un par de minutos. Las trituramos con la batidora.

Rehogamos la harina con el aceite y añadimos las espinacas trituradas.





Agregamos el vaso de leche o la cantidad que veamos necesaria para que quede ligera. La sazonamos con sal y nuez moscada rallada.



Una vez cocido el pastel y desmoldado, lo servimos caliente, cubierto con la salsa.

4 comentarios:

  1. Ruqui, receta sana, fácil y......DELICIOSA

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, es muy original esta receta, y a mi que me encantan los pasteles de verduras estoy segura que este me va a gustar mucho.
    Muchísimas gracias por la receta, ah, y que lujo tener tus propias lechugas :)
    Besinos linda.

    ResponderEliminar
  3. jje..me ha hecho gracia la manera que has tenido de "exponer" la muerte trágica de las lechugas, yo ando con empacho de lechuga por el mismo motigvo..jeje..me da pena verlas rispiarse o morir.
    esyte pastel me le apunto, que seguro que me encantará.

    Muaks

    ResponderEliminar
  4. No pues, si deverdad parece que yo andaba bien perdida de tu ventanita mi bella Ruqita, Nomas mira que delicia la de este pastel. Y que es lo que he andado haciwndo yo que no te he venido a visitar? mmmm que me estoy perdiendo tu cuchara, tus delicias. al igual que te dije en el post despues de este, nunca se me hubiese ocurrido cocinar las lechugas, pero me gusta el resultadp final que le veo a tus platos y propuestas, asi que los intentare cuando este sola. Todo luce espectacularmente sano,y delicioso mi querida, Ruqui, no dejas de sorprenderme desde tu cocina, Por cierto me gusto conocer la estufa tuya, me gustan las de ese estilo. la mia es de gas y de las mas viejillas, no antigua pero si viejas, jejeje
    Un besote mi guapita y que dios te bendiga, un abrazote para Manolo tambien.

    ResponderEliminar