ALUBIAS CON MEJILLONES Y PIMIENTO VERDE

alubias blancas con mejillones y pimiento verde

Pero ¡qué ricas! y todo porque  a mi pescadera no le quedaban almejas cuando llegó a mi pueblo.

Ya he contado que aunque vivo en un lugar donde no hay tiendas, dos veces por semana viene la pescadera con su furgón desde Santoña.
Siempre trae almejas así que ayer puse unas alubias blancas en agua con la idea de prepararle a Manolo su plato favorito. El hombre estuvo salivando toda la mañana pensando en el festín.

Hoy llegó la pescadera pero sin almejas así que compré una docena de mejillones, que si traía.

Cuando Manolo vio la comida en el plato no salía de su estupor pero como es una persona sufrida (qué remedio, viviendo conmigo, jaja) empezó a comérsela sin rechistar.
Al cabo de un momento, mientras yo contenía la respiración y le miraba de reojo, sentenció: “Este es un plato de primera”.

Nos gustó tanto que no he esperado a prepararlo varias veces como tengo costumbre para subirlo al blog.
¿Quién se anima con él? Le aseguro que no quedará defraudado.

De los mejillones ¿qué decir que no sepamos ya? Son buenos para la artritis, para la artrosis, para la anemia, para la retención de líquidos, para la hipertensión, para el colesterol.... y para el bolsillo. Imposible encontrar otro marisco que los iguale.

ALUBIAS CON MEJILLONES Y PIMIENTO VERDE

INGREDIENTES
Para dos personas


Dos puñados de alubias blancas de riñón previamente en remojo (o un tarro de alubias cocidas) – una docena de mejillones - una cebolla – un diente de ajo – 2 pimientos verdes – un ramillete de perejil fresco – aceite de oliva – sal – una hoja de laurel

ELABORACIÓN

Los mejillones

Los lavamos bien, les quitamos las barbas y los ponemos enseguida en un recipiente de microondas con tapa, con un chorrito pequeño de agua en el fondo.
Los metemos al micro y los tenemos, a máxima potencia (900w) hasta que se abran. En este caso fueron unos 3 minutos.
Los reservamos
También podemos abrirlos al vapor al fuego en una cacerola tapada.

Las alubias

Ponemos en la olla las alubias previamente remojadas, limpias y escurridas junto con el laurel, media cebolla troceada, el diente de ajo, unas ramitas de perejil y un chorrito de aceite cruda.


Las cubrimos con agua fría y les agregamos también el agua de abrir los mejillones.
Las cocemos hasta que están tiernas y amorosas. En este momento y no antes, las sazonamos con sal.

El sofrito de pimiento

Troceamos fino la otra media cebolla y los pimientos verdes a los que previamente habremos retirado las semillas.
Picamos también fino, un ramillete de perejil
Ponemos un par de cucharadas de aceite en una sartén y freímos un momento los pimientos solos. Agregamos después la cebolla y el perejil y dejamos que se haga todo hasta que esté tierno.
Reunimos en la olla de las alubias todos los ingredientes:el sofrito (tal cual o triturado si no gusta encontrarse los trocitos) y los mejillones y lo servimos bien calentito.

Yo siempre recomiendo no volver a hervir los mejillones para que no pierdan esa textura suave, ese jugo, ese color que los caracteriza.
Tampoco soy partidaria de poner vino blanco en el agua de abrirlos o cocerlos al vapor pues le da un sabor excesivamente fuerte.



Comentarios

  1. Ummm que rica esta receta y original, nunca las he comido!! me la apunto para casa!!
    Un besete y Feliz semana!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Nechi. A mi tampoco se me había ocurrido antes preparar un plato así y la verdad, merece la pena. Hasta yo que no soy muy de alubias, repetí y perdoné a cambio el segundo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Vamos de alubias.............tu con mejillones ¡¡riqusimas!!! y yo con botifarra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que con este tiempecito...es lo que más apetece: unas legumbres calentitas ¿verdad?
      Un beso

      Eliminar
  4. Ruqui me alegro que te hayan dado bien los cálculos, debe ser porque haces honor y pones en práctica la frase que tienes arriba a la izquierda.
    Besos desde el puerto pesquero de Mar del Plata ¿pero sabes?la gente no está acostumbrada a comer pescado.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Norma. Nosotros comemos muchísimo pescado. La verdad es que somos privilegiados al vivir en una tierra donde abunda y es muy bueno y variado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Que receta más buena, me encantan las alubias pero nunca las he hecho con mejillones, siempre las hago con carne,tienen una pinta tan buena que las tengo que probar.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  7. Es verdad que tradicionalmente las legumbres iban siempre con chacina o con carne, como mucho con bacalao, pero lo cierto es que el pescado y el marisco combinan con ellas igual de bien y todo es cuestión de animarse ya que resultan platos mucho mas saludables.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola Ruqui:

    Te doy la razón en todo. Apetece legumbre (a mí me apetece todo el año, jeje). Los mejillones también me apetecen todo el año. Así que, este plato lo tengo que preparar un día de estos. Yo hago alguna vez patatas guisadas con mejillones y quedan muy ricas.

    Me ha hecho gracia lo que comentas de Manolo. Ya me imagino su cara al ver esas alubias con almejas tan raras, jajajajaja Pero ¿ves? Así tienes y tenemos los que te seguimos una nueva receta. Hay que dar las gracias a la pescadera por no tener almejas ese día.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Finuca: me gustaría mucho que las probaras y me des tu opinión.
      Respecto a tus patatas te diré que un inconveniente de tus recetas de aprovechamiento es que está tan buena la primera que en mi casa no queda nada para aprovechar al día siguiente. Eso me ha ocurrido ya varias veces con los mejillones en salsa con los que tu las guisas. Nos los comemos todos y no llegamos a la segunda parte pero eso lo solucionaré pronto, ya verás.
      Un beso grande

      Eliminar
  9. ACABO DE CONOCER TU BLOG Y CON TU PERMISO ME QUEDO Y TE INVITO A PASAR POR MI BLOG,http://123acomer.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inma, encantada. No tardaré en hacerte una visita.

      Eliminar
  10. Hola Ruqui, no sé por qué razón no apareció tu actualización y como se me hizo raro que no publicaras, vine a buscarte, me he encontrado con unas alubias realmente deliciosas, disculpa venir tan tarde, pero no me había dado cuenta, ah si, las alubias realmente deliciosas, yo las conozco como frijol blanco y son muy ricos, además muy sanos, me encantó tu receta, así nunca los he probado, seguro que están deliciosos!!
    Un beso grande bonita, que tengas un día muy lindo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esmeralda: te agradezco mucho tu interés pero te digo que no te preocupes, que yo tampoco visito a diario los blogs que sigo. Cuando el tiempo es limitado hay que ir picando aquí y allá pero no se puede uno sentar a darse el "banquetazo".
      Un beso grande

      Eliminar
  11. De pequeña me creía que las legumbres solo se comían con chorizo y morcilla entre otros arreglos sel potaje y me cansaban enormemente, cuando ya de mayor he descubierto gracias a personas como tú que me dicen ¡Que hay infinidad de posibilidades! y con productos del mar están hasta mejor al menos para mi. Este plato es de diez.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tal Lola? Es verdad, a los españoles de pocos años para atrás a todos nos parecía lo mismo. Yo llevo varios años investigando formas de comer legumbres sin chacina y he descubierto platos maravillosos con ellas y en ello sigo...
      Gracias por tu comentario tan amable. Un beso

      Eliminar
  12. Yo me animo con este plato, seguro. Creo que los mejillones son un molusco que no valoramos lo suficiente y tu idea de cocinarlos con las alubias blancas me parece fantástica.
    Otro gran acierto, Ruqui.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Raquel. Pues si lo preparas ya me dirás qué te parece pues tu opinión me interesa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. que buena pinta tiene... con lo que me gustan los mejillones, lastima!!! que me los han prohibido comer :(
    Besos ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, que pena, Ana ro. Nunca pensé que los mejillones, tan cargados de bondades, tuvieran alguna contraindicación. Me quedo muy sorprendida. Voy a informarme.
      Un beso, guapísima

      Eliminar
    2. me han quitado de comer muchas cosas ricas que pueden ser un desencadenante de los dolores de cabeza que me dan de vez en cuando (migrañas) entre ellos mejillones, marisco, CHOCOLATE (esto es lo que mas me ha dolido) quesos curados, bebidas alcohólicas (esto me da igual no bebo alcohol)y alguna cosilla mas... en fin, tu come mejillones que son riquísimos y estupendos si no sufres de migrañas.
      Besos ^__^

      Eliminar
  15. El caso es que ésta receta la vi y no sé porque no te dije nada, jeje... Las prisas.
    Es uno de los que vale la pena tener en cuenta siempre.
    Imagina la cantidad de alimento que tiene con todo el aporte mineral de los mejillones y las proteínas de las legumbres.
    Un plato excelente nutricionalmente hablando.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario