CORTEZAS DE NARANJA CONFITADAS

cortezas de naranja confitadas

Las cortezas de naranja confitadas nos sirven para añadir a pasteles, bizcochos, helados y panes. También forman parte de uno de los dulces más emblemáticos de las Navidades: el rosco de Reyes. Por eso no está nada mal ponerse y hacer unos tarros que, herméticamente cerrados, se nos conservarán durante todo el año.

INGREDIENTES

Necesitamos 3 o 4 naranjas (mejor caseras o ecológicas para que no lleven ceras), 5 cucharadas de azúcar y 100ml de  agua.
Si las naranjas son de las corrientes, con ceras en la piel, las lavaremos muy bien al chorro de agua fría, frotándolas con un cepillo de cocina. Luego las secaremos con un trapo limpio.

ELABORACIÓN

Limpiamos muy bien la piel y sacamos tiras muy finas con el pelapatatas procurando que no lleven nada de lo blanco.

elaboración de las cortezas de naranja confitadas

Ponemos en una cacerola el azúcar y el agua y dejamos que el azúcar se disuelva a fuego mínimo.
Agregamos las pieles y lo dejamos cocer a fuego suave hasta que se hace un almíbar bastante espeso. El proceso llevará unos 15 o 20 minutos.

Comentarios