lunes, 13 de enero de 2014

PECHUGA DE POLLO ADOBADA CON AJO Y PEREJIL


Esta forma de preparar las pechugas es tan fácil que hasta lo sabía hacer yo en mi época de estudiante, que ¡hay que ver qué poco sabía de cocina! (y de lo demás, jeje).
El truco para que quede rico y jugoso es pedir en la carnicería que nos hagan unos filetes gruesos en vez de los típicos filetes de papel de fumar que te hacen si no les dices nada.

Para que unos filetes gruesos queden dorados por fuera (pero sin quemarse) y hechos por dentro (pero jugosos) seguimos el siguiente procedimiento:
  • Sacamos la carne del frigorífico un buen rato antes de hacerla para que se ponga a temperatura ambiente.
  • Pincelamos una sartén antiadherente o un wok con aceite y la ponemos al fuego. Cuando empieza a humear ponemos los filetes dentro y los doramos enseguida por los dos lados.
  • Bajamos después el fuego y dejamos que la carne se haga a fuego flojo un rato más hasta que esté a nuestro gusto.
La guarnición que pensemos ponerle, la preparamos con anterioridad para que luego la carne no se nos enfríe.

INGREDIENTES

Para dos personas
Una pechuga de pollo cortada en 4 filetes gruesos – 2 dientes de ajo – unas ramitas de perejil – 2 cucharadas de aceite de oliva – sal – pimienta blanca

ELABORACIÓN

Ponemos en el mortero o almirez los ajos troceados, el perejil picado, un poco de pimienta y un poco de sal gorda y lo majamos.
Agregamos después el aceite, mezclamos bien y adobamos con ello las pechugas por todos los lados.

Las dejamos macerar un rato tapadas y luego las hacemos a la plancha o en la sartén tal como he explicado antes.

Adobando  pechuga de pollo

Podemos acompañarlas con unas buenas rodajas de tomate hechas también a la plancha y unas patatas fritas o un puré de patata.

Pechuga de pollo adobada con patatas y tomate

Para ver más técnicas culinarias y formas de preparar el pollo y las pechugas, recomiendo visitar esta página: El pollo: recetas y técnicas culinarias

34 comentarios:

  1. Me está entrando hambre... Qué bien aliñaditas están, como la carne de pollo es como una esponja esos macerados le van genial. Cocinadas así no hay peligro de que se nos sequen. La explicación no podía ser más completa Ruqui. Oye, y las patatinas de chef eh?
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las patatinas las hago risoladas: a fuego muy lento hasta que están blandas y fuego fuerte al final, un momento para que se doren y quedan de maravilla, la verdad.

      Eliminar
  2. Ruqui, sencillo pero muy rico.
    Hace tiempo que no los preparaba así. Me has dado una idea ya para la comida de este mediodía, :)
    Besucos, corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, yo también hacía tiempo que no lo preparaba de esta manera. Me alegro de que te sirva la idea.

      Eliminar
  3. Muy ricas Ruqui, es cierto que el pollo cada vez sabe menos, pero con este aliño tan rico y fácil, oye, que te comes unas pechugas estupendas y bien sanas.
    Lo de las rodajas de tomate a la plancha, me ha encantado.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy forofa del tomate a la plancha. Se lo pongo como acompañamiento tanto a carnes como a pescados y a todo le queda bien.

      Eliminar
    2. Jola Ruqui !!
      Hoy me estoy preparando estas pechugas y se miran deliciosas!!
      Pero tengo una pregunta tonta ...me podrías asesorar con la preparación de los tomates asados ??!?

      Eliminar
    3. Hola: verás, muy sencillo. Corto el tomate en rodajas bastante gruesas, pincelo con aceite una sartén antiadherente, la pongo al fuego y cuando está caliente introduzco las rodajas. Les doy la vuelta al rato con espátula y las hago por los dos lados. Suelo espolvorearlas con un poquito de sal y con albahaca y orégano pero también a veces solo con sal. Más fácil imposible. Espero que te guste. Un beso

      Eliminar
  4. Seguro, que muy ricas y sanas...

    Feliz martes y besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga Adrián, que con recetas así de facilitas te tienes que animar a meterte en la cocina, jeje.

      Eliminar
  5. Pues es una digna receta de estar en un blog y si algún estudiante busca ideas en google..........y sin ser estudiante. Sencilla pero sabrosona.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén. Es verdad que muchas veces nos complicamos la vida con cosas rebuscadas con lo bien que están estas comidas sencillas y facilonas.

      Eliminar
  6. La pechuga condimentada así tiene que estar deliciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, está muy buena porque como bien dice Nuria, el pollo cada vez tiene menos sabor y se hace necesario un marinado o un adobado o macerado para que coja un poco de gracia. Este es muy sencillo pero no deja por eso de ser muy sabroso.

      Eliminar
  7. Hola Ruqui, así las preparo yo algunas veces, pero nunca con el filete tan grueso lo probaré así la próxima vez
    besos ^___^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo detesto las carnes y los pescados secos como suelas de zapato y la pechuga cortada muy fina se queda así por menos de nada. Lo del filete grueso le hace ganar textura y jugosidad. Con esta forma de cocinarla retiene los jugos y los aromas propios y gana un montón.

      Eliminar
  8. Buenisima ahora que estoy a dieta me lo tomo de esta manera!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando se está a dieta o no se puede tomar sal, los adobos y marinados son una buena idea para hacer la comida más sabrosa y gratificante y la dieta más llevadera.

      Eliminar
  9. Sencillo y jugosos, ummm, y si los acompañamos con las espinacas de la entrada anterior, ......... ni te cuento.
    Gracias por tu felicitacion a Irati.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, también es una opción, lo que pasa es que a mi el sabor del ajo con el dulce de las pasas no me llama mucho, la verdad pero con las espinacas rehogadas solas o con los piñones también me lo pongo a veces

      Eliminar
  10. La pechuga de pollo sin nada es muy sosa. Con ese aderezo una maravilla, claro. Las patatas te las he visto en otra receta y las tengo en pendientes de hacer porque ya sabes de mi debilidad por las patatitas, jeje

    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébalas un día a ver que te parecen aunque las que haces tú también tienen que estar de vicio. Esta es otra idea diferente: muy blanditas por dentro y crujientes por fuera. Es otra sensación (no mejor ni peor) en la boca y la ventaja de ser más saludables al estar cocinadas con el aceite más frío.

      Eliminar
  11. Una consulta querida Ruqui puedo hacer esta receta con otras partes del pollo como ser el muslo o pierna? , saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diego, supongo que sí aunque yo la verdad es que siempre lo hago con pechuga que es la parte del pollo que menos tiempo de cocción necesita. Si lo haces con la pierna o pata que sea de un pollo tierno (el de corral para esto es muy duro) y que el carnicero te la deshuese para que quede abierta y se haga mejor. Un saludo

      Eliminar
  12. Hola Ruqui, la pimienta tiene que ser blanca o negra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo, te agradezco la pregunta porque no me había dado cuenta de que no lo había especificado. Se trata de pimienta blanca molida. Ahora mismo lo corrijo. Saludos.

      Eliminar
  13. Muchas gracias! El pollo quedo delicioso...lo servi con guacamole, las papas fritas con poco oregano , sal y pimienta y aceite de oliva y A mis tomates yo le puse polvo de paprika, sal ajo y pimiento, luego las dore junto al pollo en aceite de oliva por 1-2 minutos y le dio un sabor exquisito! Gracias por la recet...

    ResponderEliminar
  14. Parece exquisito, delicioso, jugoso, yo lo hice ayer pero se me quemaron, olvide echar aceite y claro...mi hijo empezó a llorar y se me olvido. Gracias al humo que venia de la cocina se durmio el niño, una lástima haber desperdiciado las pechugas. Pero gracias por la receta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ay, ay, qué cosas nos pasan a las que queremos hacer tres o cuatro cosas a la vez! Esperemos que la próxima salga bien. Saludos.

      Eliminar
  15. Ya las cocine, pero hay que tener un cuidado de que no se quemen, les puse un poco de jugo de mandarina, muy buenas con el ajo y el perejirl, pero mi esposo le puso, salsa soya. Es peligroso freirlaa se quedan secas muy rapido, el zumo ayuda, los acompane con espinacas, champinones, esperragos, Le gustaron mucho a mi marido.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar: como pudiste ver, explico con detalle cómo las hago yo para que no queden secas ni quemadas. Siguiendo las instrucciones que doy, quedan muy bien. Lo de añadirle jugos o salsas es ya cuestión personal. A mi me gustan mucho tal cual, con el saborcito del ajo y el perejil solamente pero...

      Eliminar
  16. hola estoy apunto de hacer de comer esta receta me encanto, pero sugiereme como prepara unas verduras para acompañar, esto de la coina no se me da, estoy aprendiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel: aparte de con los tomates fritos que recomiendo en el post, te quedará muy bien si la acompañas con unas verduras a la plancha o unos pimientos asados o al ajillo. En los enlaces puedes ver la forma de hacerlo.Si entras en la página.
      Si entras en la página de Salsas y guarniciones, encontrarás algunas más.
      Saludos

      Eliminar