jueves, 27 de marzo de 2014

QUINOA CON PIMIENTOS Y CONEJO

quinoa con pimientos y conejo

Sí, ya se que la quinoa es un alimento vegetal tan completo que no necesita proteínas animales que la acompañen, que es tan sabrosa que con el único acompañamiento de los pimientos, tiene más que de sobra.
Sé todo eso y alguna cosilla más pero aún así, tenía ganas de prepararla como si fuera un arroz de los tradicionales, de los que hacía mi madre y nos rechupábamos todos y ver qué pasaba.

Pues pasa que queda absolutamente genial; por lo tanto, moraleja: si quieres iniciarte en el consumo de quinoa (alimento muy, muy recomendable), empieza cocinándolo como si prepararas un arroz y vete descubriendo sus enormes posibilidades.

Y como se que hay bastantes personas que tampoco entran mucho por el conejo, pues que pongan pollo, que les quedará igual de rico.

A mi personalmente, la primera vez que la comí, no me impresionó especialmente pero cada vez que la pongo me gusta más.

(Para más información sobre este alimento visitar la página de Wikipedia y la de Quinoa con espárragos verdes)

QUINOA CON PIMIENTOS Y CONEJO

INGREDIENTES
Para dos personas

Una tacita de las de café, de kinoa – 3 tacitas (la misma) de caldo (yo lo puse de verduras) – un cuarto de conejo - medio pimiento rojo – un pimiento verde – media cebolla – un tomate - aceite de oliva – sal

ELABORACIÓN

Partimos los pimientos y la cebolla en cuadritos.

hortalizas troceadas para cocinar quinoa

Escaldamos el tomate, lo pelamos y lo partimos también en cuadritos.
Partimos el conejo en trozos pequeños.
Ponemos en una rustidera o cacerola amplia unas cucharadas de aceite y rehogamos en ella el conejo previamente sazonado con sal.
Agregamos a la rustidera  los pimientos y la cebolla y dejamos que se rehogue también.

Elaboración de quinoa con pimientos y conejo

Añadimos el tomate, bajamos el fuego, tapamos la cacerola y dejamos que se haga durante unos 15 minutos (depende de lo tierno que sea el conejo) o algo más.

Preparación de quinoa con pimientos y conejo

Pasado ese tiempo, agregamos la kinoa previamente lavada con agua fría y bien escurrida, la rehogamos un poco, añadimos el caldo caliente y dejamos que se haga durante otros 15 o 20 minutos o hasta que veamos que la quinoa está cocida y el caldo consumido.

10 comentarios:

  1. Nunca he probado la quinoa, me apunto la receta, besos

    ResponderEliminar
  2. Un producto que deberíamos comer , por lo menos cada tanto. Combinado con alguna legumbre es excelente. Los diabéticos pueden consumirla porque sus almidones se asimilan lentamente sin causar picos de glucemia.
    Besos Ruqui
    hoy desde
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2014/03/como-se-forman-las-perlas.html

    ResponderEliminar
  3. Yo nunca la he probado y tampoco la conozco mucho; así que la combinación me parece perfecta
    Besinos

    ResponderEliminar
  4. No la he probado todavía. Seguro que me pasará como con el cuscús, el día que lo hice ya se quedó en casa para siempre. Debe estar rico con conejo, o con lo que sea, porque tiene aspecto de absorber los jugos bien.
    Un plato que hace honor al nombre del blog, ya lo creo que si.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo si la conozco, la consumo habitualmente, me gusta y me parece un alimento muy versatil...así que tu segerencia me parece magnifica y como el conejo me encanta, cualquier día te la copio.
    Un biquiño y buen finde

    ResponderEliminar
  6. Un plato la mar de rico y muy sano.Besossss

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Ya, pues la verdad es que no. Utilizo siempre una de cultivo ecológico que me ofrece todas las garantías pero me parece que no está de más advertir que si no es así, conviene lavarla igual que lavamos las legumbres y los cereales así que te agradezco el que lo hayas hecho notar. Voy a incluir tu sugerencia en la entrada. Muchas gracias y un saludo.

      Eliminar