lunes, 25 de agosto de 2014

SALSA BECHAMEL

Salsa bechamel gratinada

La salsa bechamel, llamada también besamela, es una salsa blanca de origen francés elaborada con harina, leche y aceite de oliva o mantequilla. Yo recomiendo el uso del aceite en vez de la mantequilla pues queda igual de rica o quizá hasta más suave y delicada y resultará mucho más saludable.
En alguna ocasión, he visto también recetas de esta salsa elaborada con nata. Os puedo asegurar que con leche normal o semidesnatada queda estupenda y no es necesario agregarle grasas saturadas que la harán menos sana.


”Elaboración

Forma parte de muchísimos platos tales como soufflés, croquetas, lasañas, cremas, gratinados de todo tipo... por lo que podemos considerarla una receta básica que es necesario conocer.
Al principio, hasta que le cojamos el truco,nos parecerá algo complicada pero con algunos truquillos, nos quedará genial.

En función de la cantidad de leche que le añadamos, conseguiremos una salsa más o menos espesa o ligera para según qué función. 

INGREDIENTES

Aceite de oliva - harina de trigo - leche - nuez moscada - pimienta blanca molida (optativo) - sal

ELABORACIÓN

Ponemos en una sartén grande 4 cucharadas de aceite y la llevamos al fuego.
Cuando el aceite se ha calentado, agregamos 2 cucharadas de harina y revolvemos con cuchara de madera o espátula para que la harina se impregne bien con el aceite.
Dejamos que la harina se rehogue durante un momento procurando que no llegue a tostarse. El que la harina se rehogue es importante para que el sabor de la bechamel no sea de harina cruda y el que no se tueste también para que la salsa nos quede de su color blanco característico.


”Elaboración

”Elaboración

Seguidamente añadimos a la sartén un vaso de leche (del tiempo o fría) poco a poco y removemos suavemente formando círculos,  para que la harina absorba la leche y se nos forme una masa homogénea.
Al principio parecerá que no va a salirnos pero enseguida empezará a ligar y a convertirse en una crema suave.


”Elaboración

Seguimos añadiendo leche y revolviendo.


La sazonamos con sal,  unas raspaduras de nuez moscada y un poco de pimienta y seguimos revolviendo mientras cuece durante unos 5 o 6 minutos.

Si lo vemos necesario, porque la encontramos muy espesa, agregamos un poco más de leche y seguimos removiendo hasta que la salsa tenga la consistencia deseada.
Si por el contrario, nos ha quedado demasiado ligera, la cocemos durante un poco más de tiempo para que espese.

Y si tenemos un mal día y nos queda grumosa, introducimos en ella la batidora y batimos hasta que la veamos suave y cremosa pero no se nos ocurre desanimarnos y mucho menos, tirarla a la basura.

  • Un truquillo para que nos quede deliciosa: primero cocemos la leche con una cebolla cortada en dos, una hoja de laurel y unos clavos de olor (clavados en la cebolla). Dejamos que hierva durante 4 o 5 minutos y luego la dejamos enfriar antes de utilizarla.
”Elaboración
  • Si la queremos para croquetas, primero pochamos una cebolla picada fina y sobre esa cebolla con su aceite hacemos la salsa. Quedarán las croquetas jugosísimas.

5 comentarios:

  1. Yo tambien soy de tu idea, siempre la hago con aceite de oliva y eso que mi madre me dice: la cambias el gusto, de eso nanaiiii esta bueniosima asi verdad¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las personas mayores suelen ser un poco reacias a cambiar los hábitos de toda la vida pero en este caso el cambio es para bien en todos los aspectos, yo creo que incluso en el sabor. Hay que tener en cuenta que antes se usaba mucho en ciertos países la mantequilla, el sebo y la manteca porque el aceite no estaba al alcance y esos ingredientes sí. Además, no se conocías sus efectos negativos para el corazón y demás.
      Un beso

      Eliminar
  2. Te paso mi truco: coloco un poco de cebolla picada al aceite en el que luego de dorarla le colocaré la leche.
    Besoss Ruqui, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/08/metodos-para-tiernizar-la-carne.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te entiendo bien Norma, yo creo que lo que dices que haces es lo que yo explico de pochar primero un poco de cebolla pero quizá quieras decir otra cosa y no la entiendo... Gracias de todas formas.

      Eliminar
  3. El truco de ir echando la leche poco a poco lo aprendí de ti :)
    Mi madre siempre la hizo con aceite y en mi opinion queda mucho más rica, más ligera y por supuesto más saludable.

    Besos

    ResponderEliminar