ALCACHOFAS CON SALSA BLANCA


Me paso el año deseando que lleguen las alcachofas frescas al mercado. Son hortalizas que pueden consumirse simplemente cocidas con un poquito de sal, o estofadas con aceite, ajo y una cucharadita de agua, o simplemente cortadas en rebanadas finas y hechas a la plancha. De todas esas maneras tan sencillas las consumimos en casa y de muchas más, entre ellas la de hoy.

ALCACHOFAS CON SALSA BLANCA

INGREDIENTES
  • Alcachofas frescas.
  • Jamón serrano cortado en pequeñas tiras.
  • Una cucharada de harina.
  • Medio litro de leche.
  • Dos dientes de ajo fileteados.
  • Aceite, sal y pimienta
ELABORACIÓN
  • Lavamos las alcachofas, les pelamos las hojas exteriores, les cortamos las puntas, las partimos al medio o en cuartos y las cocemos en agua hirviendo con un chorrito de zumo de limón.
  • Cuando están cocidas, las sacamos del agua bien escurridas, las colocamos en una fuente y las espolvoreamos con un poquito de sal.
Alcachofas cocidas

La salsa
  • Ponemos en una sartén un par de cucharadas de aceite y doramos en ella los ajos fileteados y el jamón troceado.
Refrito de ajos y jamón

Salsa blanca para alcachofas
  • Agregamos la cucharada de harina, rehogamos un  poco y a continuación  añadimos la leche, revolviendo para que se forme una salsa ligada y sin grumos. La cantidad exacta de leche dependerá de lo espesas o ligeras que nos gusten las salsas.
  • La sazonamos con sal (poca, que está el jamón) y pimienta blanca molida y la dejamos que cueza unos minutos después de lo cual la volcamos sobre las alcachofas.
* El agua de cocer las alcachofas es muy saludable y no debe tirarse. Puede tomarse como si se tratara de una infusión o utilizarla para hacer un arroz, un puré de verduras o unas patatas guisadas entre otras cosas.

* Los tallos también son comestibles.

* Para más información sobre estas hortalizas, visitar la página: Propiedades y posibilidades culinarias de las alcachofas

Comentarios

  1. Esta receta debe estar deliciosa. No me gustan las alcachofas, pero tu receta me despierta la curiosidad de probarlas.
    Un saludo y feliz año 2015.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate. A las alcachofas hay que darles más de una oportunidad porque su sabor es muy especial y no siempre gustan a la primera vez. Cuanto más se comen más gustan y llega el momento en que las echas de menos cuando no las tienes como me pasa a mí. Feliz año también para ti y los tuyos.

      Eliminar
  2. Te cuento que para que queden bien blancas además del limón yo le agrego una cucharadita de harina al agua de cocción. También te digo que por aquí existe una bebida para aperitivo que se llama Cynar, que los contiene, haciendo referencia a su nombre en latín (cynara-alcachofa-alcaucil como los llamamos por aquí).
    Besoss y que tengas un 2015 con salud y trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Norma, en alguna otra entrada sobre alcachofas ya he comentado lo de la harina lo que pasa es que yo no le veo razón para que tengan que quedar blancas ya que eso no les aporta nada ni cambia o mejora el sabor y como explico en la introducción, me gusta aprovechar el caldo. Con la harina queda turbio y poco agradable. Gracias por tus deseo que son los míos para ti. Un beso.

      Eliminar
  3. Me parece una forma sencilla y diferente de cocinar las alcachofas, me la apunto para desengrasar un poco de estos días que siempre se come mas de lo normal.
    Un beso guapa ^___^

    ResponderEliminar
  4. Una sencilla y buenisima forma de preparar las alcachofas.
    Estoy de acuerdo contigo, son tan buenas que solo con hervirlas con un poquito de aceite y sal, ummmm
    FELIZ AÑO NUEVO!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón en lo de las oportunidades. A mi me empezaron a gustar mayorcita, con treinta o por ahí y me encantan.

    Me gusta mucho la receta, la probaré sin falta.

    Un beso fuerte y nuestros mejores deseos.

    ResponderEliminar
  6. FELIZ AÑO NUEVO MI QUERIDA DULCE Y PRECIOSA AMIGA RUQUI. soy Walkiria, Me recuerdas? Pues aqui me tienes de regreso en este mundo blogguero, con muchos cambios radicales y nuevos proyectos de vida.

    Hasta hace muy poco aprendi a degustar las alcachofas y la verdad es que me encantan, Lolines tiene mucha razon, con solo hervirlas con un pco de aua y sal, y ya estan listas para disfrutarlas, a mi me gustan mucho en esaladas o asadas.

    Un fuerte abrazo y muchas bendiciones para ti y Manolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Walkiria, guapísima, ¡cómo no voy a recordarte! ¿Y esa casa tan bonita? Ahora mismo te visito para saber más de ti. Un beso y feliz año nuevo.
      Ah, lo de las alcachofas asadas lo tendré que probar pues nunca las he puesto así ya que cuando las relleno y las termino en el horno, siempre las cuezo primero en la olla.

      Eliminar

Publicar un comentario