CREPS O CREPES Receta básica para la masa y diferentes tipos de relleno

Creps rellenas de setas

Las creps o crepes son una especie de tortilla muy fina que se hace en la sartén y se rellena después.
Son muy fáciles de preparar (hasta los niños pueden hacerlas) y tampoco llevan demasiado tiempo. Lo importante es contar con una sartén antiadherente.

Con la misma receta podremos elaborar creps dulces o saladas. Solo tendremos que añadirles a las primeras una cucharadita de azúcar y a las segundas una pizca de sal y una cucharada de perejil picado. El perejil es opcional pero les queda muy bien. Yo, muchas veces no pongo ni sal ni azúcar y así uso para dulces y saladas la misma masa.

Una vez rellenas y enrolladas, se colocan en una fuente engrasada y se cubren de salsa. La bechamel les queda genial pero también la salsa de tomate, la de pimientos rojos, la de puerros

Lo bueno que tiene este plato es que puede tenerse todo hecho: creps y relleno, desde el día antes, con lo que solo nos quedará rellenarlas, cubrirlas con la salsa y gratinarlas o calentarlas en el horno.
Si se quieren servir sin salsa, para recalentarlas se pincelan con aceite con el fin de que el horno no las reseque.

También admiten perfectamente el congelado. Para ello, las guardamos rellenas y les añadimos la salsa una vez descongeladas.
Y si sobra alguna, se puede cortar en tiritas y añadirla a un caldo de carne o verduras como si fuera pasta (se hechan sobre el caldo hirviendo y se sirve enseguida). Queda una sopa deliciosa y original.

Las personas con problemas de intolerancias, pueden elaborarlas igualmente con harina de trigo sarraceno (ver aquí) que, como sabemos, no es cereal sino leguminosa.

CREPS SALADAS

INGREDIENTES

(Con estas cantidades salen unas 15 creps en una sartén de 15cm de diámetro)
2 huevos enteros medianos – 100 g de harina – 1 cucharadita de aceite – ¼ litro de leche – una pizca de sal – una cucharada de perejil picado

La masa
Cascamos los huevos y los ponemos en un cuenco.
Les agregamos el aceite, la harina tamizada, la sal y dos cucharadas de la leche y lo mezclamos bien con un tenedor, que no queden grumos.

Elaboración de la masa para creps

Después agregamos poco a poco el resto de la leche mezclándolo bien. Nos quedará una crema muy ligera y bastante líquida.
Por último, incorporamos el perejil, tapamos el cuenco y lo metemos al frigo a reposar durante unos 15 minutos.

Las creps
Pintamos con aceite una sartén antiadherente, la colocamos al fuego para que se caliente y vertemos en ella una o dos cucharadas de la masa de creps. Hay que poner la mínima cantidad necesaria para que se cubra el fondo pues las creps, cuanto más delgadas, más finas y ricas.

Elaboración de las creps

Movemos la sartén ligeramente para que la masa se extienda por todo el fondo y dejamos que se cuaje, a fuego moderado, por un lado durante unos 2 minutos.

Elaboración de las creps

 Le damos la vuelta levantando el borde con un tenedor o una espátula y la doramos por el otro lado durante otros 2 minutos más o menos.

Elaboración de las creps

La sacamos para un plato llano donde iremos apilándolas hasta terminar la masa.
Siempre queda un lado más bonito que el otro, que es el que se deja hacia fuera a la hora de rellenarlas.

Entre crep y crep, hay que añadir siempre unas gotitas de aceite a la sartén.
Conviene no tener excesivamente caliente la sartén al echar la masa, para que ésta no se cuaje antes de cubrir bien el fondo.

Creps

Relleno

Los rellenos salados son infinitos. Yo os digo cómo hago el de setas y el de salmón y alguno más de los que gustan mucho en mi casa.

CREPS RELLENAS DE SETAS O CHAMPIÑONES

Rehogamos una cebolla cortada fina en un par de cucharadas de aceite hasta que esté tierna.

Limpiamos y cortamos 150g de setas en láminas finas y las añadimos a la sartén. Rehogamos durante otros 5 minutos a fuego lento. Le añadimos una cucharada de perejil picado, lo salpimentamos y lo regamos con un chorrito de vino blanco o de brandy. Dejamos que se reduzca el líquido y lo apartamos del fuego.

Ponemos un montoncito encima de cada crep y lo estiramos de forma que quede cubierta.
La enrollamos como si fuera un canelón y la colocamos en una fuente engrasada. Así con todas.

Para cubrirlas, preparamos una salsa bechamel ligera a la que añadimos una pizca de nuez moscada, sal, pimienta blanca molida y dos cucharadas de queso rallado.

Las metemos a horno precalentado durante unos 10 o 15 minutos.
También pueden calentarse en el microondas
En este enlace: Creps rellenos de setas, se puede ver una variante de esta receta, con salsa de tomate.

CREPS RELLENAS DE SALMÓN

Rehogamos la cebolla como en la receta anterior pero, una vez tierna, la retiramos del fuego y le mezclamos salmón ahumado cortado en tiritas. Con ello rellenamos las creps de la misma manera que las de setas.
En este otro enlace, Creps de bacalao fresco y salmón ahumado, se puede ver otra variante también riquísima.

CREPS DE JAMÓN Y QUESO

Y una opción mas que hace la delicia de los niños y también de los mayores
Pincelamos la crep con aceite y depositamos en el centro una loncha de queso tierno y otra de jamón ibérico.

Relleno para creps con jamón y queso

La doblamos y la cubrimos con salsa bechamel ligera a la que hemos agregado un poco de queso rallado. Las gratinamos o calentamos en el horno durante unos 15 minutos a 180º.

Creps rellenas de jamón y queso

CREPS CON ESPÁRRAGOS VERDES

Cocemos en agua hirviendo con sal los espárragos durante 15 minutos. Luego los escurrimos y secamos y los salteamos con una cucharada de aceite.
Colocamos tres o cuatro encima de cada crep, los espolvoreamos bien con queso rallado, los enrollamos y los cubrimos con bechamel o salsa de tomate u otra salsa que nos guste.
Los horneamos a 200º durante 10 minutos

Comentarios

  1. ¡¡que ricos!!, me quedo con los de salmon y los de jamón, bueno me quedo con todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, todas están ricas. Yo las hago muy a menudo y las relleno de todo lo imaginable.

      Eliminar
  2. Yo me apunto a todas ellas las haría cada dia y mis nietos igual, vaya biciooooo bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a los niños les encantan pero también hacerlas. Yo lo se por propia experiencia. Un beso

      Eliminar
  3. Ruqui te diré que los creps en Galicia les llamamos filloas/freixós y en Asturias son los frixuelos. Es una receta pasada de generación en generación. Parece una costumbre de todo el occidente atlántico europeo.
    Te digo como hago yo la masa. Se echa la harina en un cuenco grande luego se le añade leche sola o leche/agua o leche/caldo poquito a poco, luego los huevos batidos y sal (siempre sal y muy poquita). A los que son dulces, que son los más conocidos, en mi zona les echamos un buen chorro de anís.
    Que yo sepa nada de grasa en la masa. Y en todo caso sería mantequilla.
    Es la sartén quien la lleva. Una fina capa (untar el fondo) con mantequilla o como hacemos en Galicia (restregar con tocino blanco).
    Yo suelo echar, por ejemplo, 3 vasos de leche y uno de agua. Esto va a gusto del personal.
    Sí son dulces, el azucar se les pone encima una vez hechos.
    Recuerdo una vez que untara la sartén con mantequilla y ya me parecía un sabor extraño, con el aceite ya ni te digo!
    Entiendo que las recetas uno las va adaptando a sus gustos personales, :)
    Espero que no te parezca mal mis aportaciones pues las hago con toda la confianza que ya tenemos.
    Los rellenos sí que me los llevo, :)
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ohma: la crep o crepe, del francés crêpe es un plato de origen bretón que con el tiempo se extendió por los países próximos y hoy día por todo el mundo. En cada zona ha ido adquiriendo personalidad propia y probablemente ese sea el origen de las filloas y frisuelos que, como tú muy bien explicas, se parecen mucho a las creps pero no son exactamente lo mismo (ni ellos entre si). Nos gusta pensar que lo nuestro fue siempre lo primero pero a veces nos llegan las ideas e influencias de fuera. Piensa que los gallegos nunca invadieron Francia pero los franceses si vinieron por aquí.
      Yo las filloas también las he conocido desde pequeña pues tengo antepasados gallegos. Mi abuela hacía unas en la época de la matanza que llevaban sangre del cerdo y que pese a las apariencias, estaban muy buenas.
      El frisuelo,que además de asturiano también es cántabro, suele llevar trozos de manzana y se endulza con miel.
      Lo del aceite es una adaptación mía ya que no me gusta utilizar mantequilla, como hacen los franceses, ni manteca como hacía mi abuela. Con ese poquito de aceite que le pongo a la masa, aseguro que a los novatos en la cocina (de los que me siento orgullosa de tener como lectores) no se les peguen a la sartén y se frustren al hacerlas.
      Después de toda esta larga explicación que me ha encantado darte, te agradezco mucho tu aportación y la confianza que me has demostrado. Un beso grande.

      Eliminar
  4. Por aquí los llamamos panqueques, su empleo en la cocina de todos los días es: relleno con dulce de leche o salados con rellenos varios dado lugar a los llamados canelones, horneados con salsa de tomates y bechamel.
    Besos Ruqui

    ResponderEliminar
  5. Ruqui que deliciosos se ven, nunca he hecho crepes pero con tus explicaciones y esas aportaciones que haces para que sea la recetas mas sanas seguro que me animo a ello.
    Besos guapa ^___^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario