domingo, 21 de junio de 2015

MERMELADA DE GROSELLAS

Grosellas

Las grosellas son una de las frutas más indicadas para hacer dulces, jaleas y mermeladas. De hecho, es la forma más corriente de utilizarlas ya que frescas no están ricas salvo si las mezclamos con alguna otra fruta en batidos o coulis.

En nuestro jardín se dan de maravilla y como es una planta bonita, tengo puestos groselleros por todos los rincones así que la cosecha es abundante. Yo recomiendo vivamente, si se tiene jardín por pequeño que sea, poner alguna planta (también se dan en maceta) porque sus frutos son muy ricos en vitaminas y propiedades y ya digo, muy adecuados para la cocina.

Con la receta de hoy, podemos elaborar dulce de grosella (similar al de membrillo en cuanto a consistencia) o mermelada, todo depende de la cantidad de agua que añadamos.

Como las grosellas son muy ricas en pectina que es un espesante natural, también suelen utilizarse, mezcladas con otras frutas que tienen poca para hacer mermeladas sin necesidad de añadirles productos espesantes artificiales.

IMPRIMIR RECETA

MERMELADA DE GROSELLAS

INGREDIENTES
Para un kilo de grosellas – 600g de azúcar – 275ml de agua – un limón pequeño

ELABORACIÓN

Preparamos los tarros
Antes de nada, preparamos los tarros donde vamos a guardarla. Nos fijamos en que las tapas estén nuevas y cierren herméticamente.
Los esterilizamos: ponemos en el fondo de una olla un trapo viejo, colocamos los tarros y las tapas (sueltas) dentro de la olla, los cubrimos con agua y lo ponemos al fuego dejando que hierva durante 5 minutos.
Sacamos los tarros y las tapas del agua y los colocamos sobre papel de cocina boca abajo. Los reservamos.

La mermelada
Desprendemos las grosellas de los racimos, los lavamos con agua fría, los escurrimos y los ponemos en una cacerola bien amplia.
La cacerola amplia es importante pues al cocer, forma espuma y sube mucho el volumen con lo que es muy fácil que se derrame.

Añadimos a la fruta el azúcar, el zumo del limón y el agua, revolvemos y dejamos que la fruta se macere y el azúcar se disuelva durante unas cuantas horas.

Grosellas en maceración con azúcar para hacer mermelada

Lo llevamos al fuego y lo dejamos cocer a fuego entre medio y flojo, contando 20 minutos a partir del momento en que empieza a hervir. Tendremos que revolverlo de vez en cuando para que no se pegue.
Una vez cocido, dejamos que se enfríe y lo pasamos por el pasapuré.

Elaboración de la mermelada de grosellas

Volvemos a ponerlo al fuego, esta vez revolviendo más continuamente para que no se pegue. Lo dejamos cocer 5 minutos o hasta que le veamos la consistencia adecuada y empezamos a envasarlo.
Hay que tener en cuenta que la mermelada espesará bastante cuando se enfríe.

Mermelada de grosella

El envasado
Nos calzamos los guantes de goma para no chamuscarnos y con un cacillo, vamos llenando los tarros justo hasta el borde, sin dejar nada de espacio. Los tapamos enseguida y los ponemos sobre un paño o papel de cocina boca abajo. Los dejamos así hasta que se enfrían por completo.

Tarros de mermelada de grosellas

Una vez fríos, los lavamos si es necesario, los etiquetamos y los guardamos en un lugar seco, fresco y oscuro. Pueden durar todo el año.

Si  lo que deseamos es dulce de grosellas, procedemos de igual forma pero agregamos solo 100ml de agua.

8 comentarios:

  1. Deliciosa. Yo la hice el año pasado y me vino genial para los mazapanes. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa, seguro que estarían buenísimos rellenos de dulce de grosella. Yo todos los años hago las dos cosas, dulce y mermelada. Con el dulce hago tarta y rollitos rellenos y nos encanta con el queso fresco. Un besazo

      Eliminar
  2. Seguro esta deliciosa es una pena que aqui no encuentre las grosellas, tengo una planta de ellas rojas en la terraza en una maceta y solo tiene dos racimos pequeños de ellas .
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nenalinda: sí que está riquísima pero es cierto que las grosellas negras no se ven muy comercializadas por ahí y sin embargo los groselleros negros son más productivos y de más fácil cultivo que los rojos. Las grosellas rojas tienen la ventaja de que recolectadas bien maduras, se pueden comer frescas quizá por eso son más populares.

      Eliminar
  3. Hola Ruqui, algun botecito no te sobrarà???
    Te suerte tener en casa grosellas para poder elaborar esta rica mermelada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año ha sido especialmente bueno y hemos tenido una gran cosecha. Aparte de la mermelada y el dulce he preparado un montón de paquetitos con ellas frescas y las he congelado para ir sacando a lo largo del año para el batido del desayuno y para hacer helados. Lástima que no estemos cerca para pasarte unas pocas. Un beso

      Eliminar
  4. Deliciosa!!!! ;) muy rica. gracias!!! :) Saludos desde Esquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Magdalena, por comentármelo. Un saludo cordial.

      Eliminar