VERDURAS A LA PLANCHA O PARRILLADA DE VERDURAS

Parrillada de verduras

Cualquier época es buena para una parrillada de verduras o unas verduras a la plancha.

No es necesario disponer de ingredientes sofisticados. Nos bastan 3 o 4 hortalizas diferentes, a ser posible de temporada que son las más jugosas y tiernas. No obstante, menciono todas las que yo suelo poner a lo largo del año según la época y que quedan divinas:

Tomate: sin pelar y en rodajas bien gruesas
Berenjena: sin pelar y en rodajas
Calabacín: sin pelar y en lonchas gruesecitas o en rodajas
Calabaza: pelada, en rodajas troceadas
Alcachofa: eliminadas las puntas y las hojas duras, en rodajas de medio centímetro de grosor.
Coliflor: separadas las pellas y cortadas éstas en rodajas.
Pimiento rojo y verde: en aros o en trozos planos
Cebolla y cebolleta: la primera en aros, la segunda partida al medio longitudinalmente o entera si es muy tierna.
Puerro: han de ser jóvenes y podrán ir enteros.
Espárragos: enteros, eliminada la parte dura de la base.
Ajos: pelados y partidos en dos longitudinalmente.
Zanahorias: en lonchas o en rodajas.
Setas: si son champiñones, se les quita el pie para que asienten sobre la plancha

Las que he preparado hoy:

INGREDIENTES

Un pimiento rojo – un pimiento verde – una docena de espárragos verdes – una cebolla dulce – dos dientes de ajo – una rodaja fina de calabaza – un tomate grande y rojo

Para el aliño: unas gotas de aceite de oliva de buena calidad - unas gotas de vinagre balsámico – sal – pimienta blanca o negra molidas.

ELABORACIÓN

Lavamos, secamos y troceamos todas las hortalizas:
  • Los pimientos en trozos lo más planos posibles para que se hagan pronto y bien.
  • La rueda fina de calabaza en cuartos a los que quitamos la piel.
  • La cebolla en aros de medio centímetro de grosos aproximadamente
  • Los espárragos enteros, quitada la parte dura de la base.
  • El tomate, partido en rodajas gruesas, de unos 2cm.
  • Los dientes de ajo, pelados y partidos en dos a la larga, lo más planos posibles.
Pincelamos la plancha con aceite, la calentamos y ponemos sobre ella las hortalizas.
Las hacemos a potencia entre media y fuerte, dándoles la vuelta de vez en cuando para que se hagan por ambos lados.
Si lo vemos necesario, las regamos con un poquito de aceite antes de darles la vuelta.
A medida que van estando hechas, las sacamos para una fuente y una vez todas cocinadas, las aliñamos y las llevamos a la mesa.

En vez de aliñarlas, podemos acompañarlas también con alguna salsita como ésta:

Majamos en el mortero unas cuantas almendras (o piñones), un diente de ajo de los que hemos asado, una rodaja de tomate de las que hemos también asado, un chorrito de aceite y otro de vinagre. Lo mezclamos bien y lo ponemos en un cuenco o salsera.

*Si en vez de en la plancha, las preparamos en la parrilla, conviene pincelarlas con aceite para que no se resequen o quemen demasiado. 

Comentarios