TORTA DE ALGARROBA Y FRESAS


¿De verdad es un pecado tan grande comerse una ración de tarta o pastel?

Nos hablan del azúcar como el mayor veneno del mundo y consiguen, no que dejemos de tomarla, sino que lo hagamos con sufrimiento y gran complejo de culpa.
Los conceptos (hasta que la ciencia diga otra cosa) hay que tenerlos claros: el abuso del azúcar provoca obesidad y otros problemas pero un consumo racional es, cuando menos, gratificante e inofensivo.
El problema radica en que muchos de los alimentos procesados, incluidos zumos, bebidas y refrescos, que nos venden como saludables, llevan enormes cantidades de azúcar, pero si eliminamos de nuestra dieta todos esos productos poco recomendables, la cantidad de azúcar de un postre casero, de vez en cuando, es totalmente asumible. Así lo veo yo.

Fijaos en esta torta que he preparado hoy:
  • cantidad de grasas saturadas: 0
  • cantidad de grasas saludables: 40g de aceite de oliva
  • cantidad de azúcar industrial: 150g.
Si dividimos la tarta en 8 raciones y dividimos también la cantidad de azúcar que porta entre 8, veréis que es menos azúcar por ración que la que le ponemos al café.
Dicho ésto, os animo a probar esta delicia que he preparado con la incríble harina de algarroba (es deliciosa, sabe a chocolate).

INGREDIENTES

Para la masa de la torta:


  • 100g de harina de trigo
  • Media cucharadita de levadura en polvo
  • 40g de aceite de oliva
  • 40g de leche templada
  • Una cucharadita de azúcar.

Para la crema de algarroba

  • 25g de harina de algarroba
  • 25g de harina de trigo
  • 60g de azúcar
  • Media cucharadita de canela en polvo
  • Un huevo entero
  • 325g de leche

Para las fresas

  • Medio kilo de fresas aproximadamente
  • Un almíbar (50g de agua - 80g de azúcar)

ELABORACIÓN

La masa para la torta
Mezclamos en un cuenco,con tenedor de metal, todos los ingredientes hasta que se integran y la masa resultante se separa de las paredes del cuenco.
Hacemos una bola, la envolvemos en film de cocina y la dejamos reposar media hora en el frigorífico.

Una vez reposada, precalentamos el horno a 180ºC y estiramos la masa de la siguiente forma:


Extendemos un papel de horno y colocamos la masa encima
La cubrimos con el film de cocina y la estiramos con el rodillo dándole forma redonda. Yo hice un círculo de 24cm de diámetro.
Lo pinchamos con un tenedor, ponemos encima unas legumbres  para que no se abombe y la cocemos durante 15 minutos.

Al cabo de ese tiempo, retiramos las legumbres y seguimos cociéndola durante otros 15 o 20 minutos o hasta que la veamos dorada y crujiente.


La crema de algarroba

Mezclamos en una cacerola las harinas, el azúcar, la canela y el huevo.


Agregamos poco a poco la leche y seguimos mezclando.
Lo llevamos a fuego mínimo y, sin dejar de revolver (se hace muy bien con cuchara de metal) rascando el fondo para que no se pegue, dejamos que se espese y que llegue a punto de ebullición.


Hay un momento en el que parece que va a quedar grumosa pero se sigue revolviendo y queda bien.
Se deja que hierva un minuto (seguimos revolviendo) para que el huevo y la harina no queden crudos.
Después, la retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.

El almíbar

Disolvemos el azúcar con el agua en una cacerola a fuego mínimo. Atención: no se deja hervir hasta que el azúcar ha quedado completamente disuelto.
A partir de ahí, dejamos que hierva a fuego medio sin removerlo, durante unos 7 u 8 minutos o hasta que lo vemos consistente.


Lavamos las fresas, les quitamos las hojitas verdes y las disponemos en un cuenco. Volcamos el almíbar hirviendo sobre ellas. Las movemos un poco y dejamos que se impregnen.

La torta completa

Colocamos la base sobre una bandeja o blonda y extendemos sobre ella la crema de algarroba.


 La decoramos con las fresas almibaradas y volcamos por encima el almíbar sobrante.

Comentarios

  1. Debe estar riquísima la tarta, mándame por Internet un pedacito para probarla. Cuando era niño comía chocolate de algarroba, que era redondo como un puro, y todavía lo fabrican.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comparto virtualmente encantada contigo. Me gusta lo que me cuentas del chocolate de algarroba. Yo no lo conocí pero ahora que lo he descubierto creo que voy a volverme adicta, sabiendo además las propiedades alimenticias y saludables que tiene. Un beso

      Eliminar
  2. Hola Ruqui, yo no se si será pecado comerse un buen trozo de tarta, pero seguro que esta que has preparado, que está riquisima, es una dulce tentación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dulce tentación aunque poco dulce, justo lo suficiente para que sea tentación,jaja.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Hola, soy Lidia, la administradora del blog. Quiero pedirle disculpas a Ceci Z porque sin querer he borrado su amable comentario. Cezi me preguntaba si podría sustituirse la harina de trigo por otra sin gluten. Yo ideé la torta así pero estoy segura de que utilizando harina de maíz el resultado será también bueno. La próxima vez que la prepare, lo haré así y compartiré el resultado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia! Muchísimas gracias por la respuesta y el mensaje en mi blog. Voy a probarla y después te cuento! Me encanta seguirte! Recién agregué el botón de suscripción. Cariños y te sigo!

      Eliminar
  5. Qué buena debe estar. No conocía la harina de algarroba. Se compra en los herbolarios? Tengo que probarla viendo este resultado me ha picado la curosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alison, ¡qué alegría saber de tí! Mira, la harina de algarroba la tienes en una tienda de Oviedo que se llama "El bosque de Villarina" (es de unos sobrinos míos). La página web es esta: http://www.elbosquedevillarina.com/Tienda-Online/. Ahí puedes ver la dirección y el teléfono. Yo todos estos productos los compro allí y me los mandan a casa. Tienen calidad y variedad. Es una harina deliciosa y con muchas propiedades. Te gustará seguro. Un beso

      Eliminar
  6. A mi la verdad lo del pecado me trae el fresco, sobre todo cuando veo algo tan rico y tan apetecible, entiendo que no debe comerse todos los días.... pero de vez en cuando... me encanta!
    Biquiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también, jaja pero lo digo porque con esto del azúcar hay muchos malos entendidos y lees por ahí artículos sobre los dulces muy tegiversados que hacen más mal que bien. Un abrazo Milia

      Eliminar

Publicar un comentario