PIZZA BOLOÑESA


Durante años, ésta fue la pizza que más me gustaba y que más veces preparaba.

La masa que propongo hoy es para una pizza delgada y crujiente. Si se quiere una masa más gordita y esponjosa, ver la receta aquí
La salsa, como es algo laboriosa, se puede hacer en cantidad y congelar en porciones.

PIZZA BOLOÑESA

INGREDIENTES

Una masa para pizza

125g de harina - 50ml de leche templada - 40ml de aceite de oliva - sal

Una salsa boloñesa
2 cucharadas de aceite de oliva - una cebolla pequeña - medio pimiento rojo - 150g de carne de ternera picada - 4 cucharadas de salsa de tomate (o tomate de lata o fresco rallado) - un chorrito de vino blanco - un chorrito de leche (3 o 4 cucharadas) - sal y pimienta blanca molida

Además
2 cucharadas de salsa de tomate - aceitunas negras – queso rallado (o unas láminas de mozarella) – orégano.

ELABORACIÓN

La masa


Ponemos la harina en un cuenco, le agregamos los demás ingredientes y lo mezclamos con un tenedor de metal hasta que todos ellos se integran y la masa se desprende del recipiente (será enseguida).

Hacemos con ella una bola, la envolvemos en film de cocina y la dejamos reposar en el frigorífico durante al menos media hora.

La salsa

Picamos con la picadora o a mano muy finamente la cebolla, el diente de ajo y el pimiento rojo y los sofreímos en un par de cucharadas de aceite, primero a fuego medio un par de minutos y después a fuego bajo durante otros 15 minutos.

Subimos el fuego de nuevo y añadimos la carne picada. Lo rehogamos hasta que la carne cambia de color y se dora un poco.

Vertemos un par de cucharadas de vino blanco (yo suelo usar jerez), dejamos que se reduzca y vertemos las de leche. Dejamos que se reduzca también y bajamos de nuevo el fuego.

Agregamos 4 cucharadas de salsa de tomate, sazonamos con sal y pimienta blanca molida, lo tapamos dejando una pequeña rendija y dejamos que se haga durante una hora aproximadamente. Puede ser menos si tenemos prisa o más si la queremos bien, bien hecha.

La pizza

Extendemos la masa con un rodillo dejándola del grosor que nos guste. A nosotros nos gusta muy fina para lo cual la extiendo directamente sobre el papel sobre el que voy a hornearla, ayudándome con un film de cocina tal como se ve en la foto para no tener que moverla del sitio.


Cubrimos la pizza con una capa de salsa de tomate, colocamos encima la salsa boloñesa, sazonamos con orégano molido, decoramos con las aceitunas y la espolvoreamos con el queso rallado o la cubrimos con láminas de mozzarella.



La cocemos en el horno precalentado a 200ºC hasta que esté bien dorada. Serán aproximadamente unos 35 minutos. 
Si viéramos que se nos dora demasiado por la parte de arriba, la cubrimos los últimos minutos con un papel de horno o de aluminio.

Imprimir solo la receta

Comentarios

  1. Siempre que hago salsa boloñesa, guardo un poco para hacer pizza.
    Está riquisima,.

    ResponderEliminar
  2. DELICIOSAAAA mandame una para cenar, aisss que ganitas me dieron de comerla,besos

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. ¡Estupendo! ya que es una masa que no tiene que esponjarse o crecer. Ya nos contarás qué tal.

      Eliminar

Publicar un comentario