martes, 25 de octubre de 2016

GALLETAS DE ALGARROBA, PASAS Y NUECES


Ya he hablado en recetas anteriores de esta maravilla de harina de algarroba que suple perfectamente al chocolate en sabor y le gana en propiedades.
Espero que  alguien se haya animado a comprarla y comprobar que no exagero nada al contar sus bondades.
Para esas personas que ya se animaron y para las que quieran hacerlo, publico hoy estas galletas riquísimas y muy fáciles.

Y os dejo un enlace donde podréis ver sus características nutricionales y todas sus propiedades que son muchas e importantes: Propiedades nutricionales de la algarroba

GALLETAS DE ALGARROBA, PASAS Y NUECES 

INGREDIENTES
Con estas cantidades, salen 31 galletas de unos 6cm de diámetro.

30g de harina de algarroba – 125g de harina de trigo – 170g de azúcar – 50ml de aceite – un huevo entero (mediano) más una clara  – 70g de nueces (u otros frutos secos) troceados o picados – 70g de uvas pasas sin semillas - media cucharadita de polvos de hornear o levadura química - una pizca de canela molida


ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 180ºC

Ponemos en un cuenco la harina de trigo, la de algarroba, la levadura, la canela y el azúcar y las mezclamos de forma que se integren.


Añadimos después al cuenco los huevos y el aceite y lo mezclamos bien con un tenedor de metal.
Nos quedará una masa pegajosa.


Añadimos por último las pasas y las nueces troceadas, lo mezclamos y ya tenemos lista la masa.

Colocamos papel de hornear sobre bandejas de horno (pueden usarse dos bandejas o hacer las galletas de dos veces. Yo hice esto último)
Con una cucharita de las de postre, depositamos montoncitos de masa dejándolos separados para que al estirarse, las galletas no se junten.


Una vez llena la bandeja, nos humedecemos los dedos  para que la masa no se pegue a ellos y aplastamos los montoncitos de masa, dándoles forma redondeada.
Humedecemos los dedos las veces que sea necesario.

Introducimos la bandeja con las galletas en el horno precalentado, la colocamos en el centro y horneamos durante 20 minutos.
Al sacarlas del horno, las despegamos del papel con una espátula y las dejamos enfriar sobre una rejilla.


Una vez frías, las recogemos en un recipiente con tapa donde pueden conservarse durante muchos días.

4 comentarios:

  1. Que buenísimas estas galletas, me encantan, además la harina de algarroba no la conocía, la buscaré. Gracias por compartir, y enhorabuena por tu blog que me encanta!! besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cari: me hace mucha ilusión lo que me dices del blog. Yo, la harina de algarroba la descubrí en Andalucía, en concreto en el balneario de Lanjarón donde hacían unos postres deliciosos con ella y desde entonces no he dejado de usarla. Es una maravilla. Un beso

      Eliminar
  2. Nunca he probado la harina de algarroba, me ha dado mucha curiosidad en probarla, las galletas se ven muy ricas,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate Noe, que no te arrepentirás. Aquí en España se usó mucho en otros tiempos y en países como Argentina es de uso cotidiano. Un beso

      Eliminar