Alcachofas fritas

Alcachofas fritas con langostinos

Hay muchas personas a las que no les gusta el sabor algo amargo de las alcachofas. Para ellas es esta receta en la cual las alcachofas pierden todo su amargor y están deliciosas. Así no tendrán que privarse de un alimento tan saludable.

Quiero recordar una vez más que de la alcachofa no hay que tirar nada. Toda la parte dura que eliminamos para obtener los corazones tiernos, se cuece en abundante agua con unas gotas de limón durante media hora y nos resulta un caldo muy saludable y nutritivo donde la alcachofa deja todo los minerales y otras sustancias. Este caldo nos servirá para tomar como infusión fría o caliente o para elaborar sopas, patatas o arroces.

INGREDIENTES
Para dos personas

2 alcachofas grandes bien frescas y prietas - una cucharada de harina - sal - aceite para freírlas

ELABORACIÓN

Le retiramos a la alcachofa los rabos y las hojas exteriores duras y verdes y les cortamos las puntas.

Las cortamos en rodajas de aproximadamente medio centímetro.


Las rebozamos ligeramente con harina.


Las freímos en aceite caliente hasta que están doraditas.


En el mismo aceite, podemos saltear unas gambas o langostinos pelados y servirlo todo junto. Estará delicioso.


Yo también las he acompañado con un poquito de puré de lentejas que queda un plato completo y riquísimo.

Comentarios