CREMA DE GUISANTES CON HUEVO ESCALFADO


Éste es, sin dudarlo, uno de mis platos favoritos. Me parece absolutamente delicioso. Es un clásico que no puede faltar en un recetario de cocina sana, fácil y exquisita.

Con guisantes recién recolectados es lo más de lo más pero con los congelados también está buenísimo y dado que los guisantes comienzan a transformar sus azúcares en almidón nada más ser arrancados de la planta, si no son del propio huerto, es preferible (y más asequible y cómodo) comprarlos congelados en vez de "frescos" que nunca podrán serlo del todo.

El huevo escalfado le queda ideal por su textura suave y su ligereza.

El jamón es optativo pero le da un toque perfecto. Puede añadirse en pequeñas escamas o tiras y también crujiente, tostado en la sartén como aparece en la útima foto.

CREMA DE GUISANTES CON HUEVO ESCALFADO

INGREDIENTES
Para dos personas

  • 1 cebolla pequeña.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • ½ kilo de guisantes frescos o un paquete de guisantes congelados.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 huevos.
  • 2 lonchas de jamón.
  • agua y sal.

ELABORACIÓN

La crema de guisantes


  • Ponemos el aceite en una cacerola y rehogamos en ella la cebolla picada fina y el diente de ajo también picado durante 5 minutos, procurando que no tomen color.
  • Al cabo de ese tiempo, agregamos los guisantes y un vaso de agua y dejamos que hierva hasta que los guisantes estén cocidos. Si son frescos necesitarán unos 23minutos y si son congelados unos 10 o 12.
  • Una vez cocidos, los trituramos con la batidora hasta conseguir una crema fina que sazonamos con sal y reservamos caliente.

El huevo escalfado



  • Llenamos media cacerola con agua, le añadimos una cucharadita de vinagre y la ponemos a hervir.
  • Cuando comienza a hervir, bajamos el fuego y lo dejamos al mínimo de forma que siga hirviendo muy suavemente (este es uno de los trucos para que quede perfecto).
  • Cascamos un huevo en recipiente aparte y lo volcamos suavemente sobre el agua. A continuación hacemos lo mismo con el otro huevo.
  • Los dejamos cocer a fuego mínimo durante dos minutos. Los sacamos con una espumadera y los depositamos sobre la crema.

crema de guisantes con huevo escalfado

Comentarios

  1. ¡Que idea tan estupenda la de tu madre!.
    Recuerdo que nosotros disfrutábamos como enanitos comiendo las zanahorias recién sacadas del huerto y con los rabos colgando, como Bugs Bunny.

    En mi casa los guisantes nunca han gozado de mucha popularidad, sin embargo a mi me encantan y, cuando me los diste a probar recién cortados... flipé!.
    Mi suegra siempre echaba una buena proporción de guisantes en la crema de verduras y estaba deliciosa.

    ResponderEliminar
  2. Una receta muy rica y sana. Me encantan las cremas de verduras y con el huevo escalfado y el jamón estará de vicio. Aunque he de confesar que los huevos escalfados se me dan fatal. Bssssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Que rica receta!!!
    Y que lujo utilizarlos recien recogidos de la huerta.
    Yo de pequeña me he criado con huerto y mis padres siguen teniendo ¡y menuda diferencia comer esas verduras!
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Con lo que me gustan los guisantes!! Qué maravilla de receta. Ruqui, a ver si nos pones fotos del bancal entero, me encanta ver huertas..... a ver si aprendo algo. De momento, dos pimientos he comido, jajaja
    Los tomates van a ser un fracaso. Las plantas decorativas se me dan muy bien, pero lo de la huerta.....qué mal !!

    Ahhhh, las fresas salen bien, pero las puse en maceteros grandes y cuando empiezan a dar el fruto, la quima se dobla del peso, así que de 6 comemos una, las otras se estropean. Sigo con el desastre en la huerta, como este invierno. Pero lo poco que sale bien, lo disfruto mucho, así que algo seguiré intentando.
    Besos, guapetona.

    ResponderEliminar
  5. Rosa, Sandoa: esas vivencias que tenemos los niños que vivimos la infancia en un pueblo no tienen precio. Nuestra relación con los productos del campo, con los animales... Yo me considero afortunada en ese sentido y veo que vosotras también.

    Alison: a mí no se me dan mal los huevos escalfados. Yo pienso que el truco está en el chorro de vinagre, que no deja que la clara se disperse por el agua y en bajar la intensidad del fuego al introducirlos en el agua.
    Para mí, la textura y la suavidad de un huevo escalfado no tiene comparación.

    Finuca: ya no puedo enseñarte el bancal de guisantes pues ya se acabó la cosecha por este año, pero dentro de no mucho te enseñaré el bancal de judías verdes enanas para que veas cómo son.

    No entiendo lo que te pasa con las fresas pues yo también las tengo en macetas y se crían bien.

    Y no te quejes de tus capacidades hortícolas, que buena envidia nos das a todas con tus hortalizas.

    Un beso muy grande para todas.

    ResponderEliminar
  6. Yo algún día, cuando me jubile, plantaré alguna cosa, ahora tengo bastante con el jardín y la piscina. Lo de casa es maravilloso.
    La crema tiene que estar exquisita.
    Un abrazo.

    www.cocinandoencasa.net
    www.dulcisimosplaceres.net
    www.todasmisrecetasdecocina.net

    ResponderEliminar
  7. Amparo: yo creo que las que tuvimos madre o abuela con huerto lo llevamos en los genes (o en los memes) pero es cierto que hay que dedicarle un poquillo de tiempo y sobre todo, tiene que gustarte el pasar el tiempo haciéndolo porque si no no merece la pena.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Ruqui, ya tengo ganas de ver las judías. Imagino que sean las Batlle-Garrafal Rabona, jeje. Apunté el nombre hace tiempo, cuando nos has explicado que no necesitaban guías. Ahora no tengo ni donde plantar una lechuga, ya sabes que mi terrenuco no da para más, pero lo tengo anotado....sigo tus consejos.
    Besucos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario