PECHUGA DE POLLO CON ARROZ


Este es un plato muy adecuado para personas convalecientes que necesitan alimentos de fácil digestión pero nutritivos y completos. También para personas mayores que mastican con dificultad otro tipo de carnes pero necesitan consumir proteínas como todo el mundo y, por supuesto, para todos los que deseen cocinar algo fácil y saludable.

A la salsa, si la situación lo permite, podemos añadirle una cucharadita de mostaza. Yo lo hago porque le da saborcito rico.

PECHUGA DE POLLO CON ARROZ

INGREDIENTES para dos personas

Para la pechuga
  • Una pechuga de pollo.
  • Una cebolla.
  • Una zanahoria.
  • Laurel, perejil, tomillo (u otras hierbas que gusten), agua y sal
Para el arroz
  • Una cucharada de aceite.
  • 100g de arroz.
  • Una cebolla pequeña.
  • Un diente de ajo.
  • El caldo de la pechuga
Para la salsa
  • 2 cucharadas de aceite.
  • una cucharadita de mostaza.
  • una yema de huevo.
  • Un chorrito de leche.
  • Sal y pimienta.
ELABORACIÓN

La pechuga

Hacemos un caldo con medio litro de agua,la cebolla y la zanahoria troceadas y  las hierbas 
Dejamos que hierva durante 15 o 20 minutos, después de lo cual introducimos en el caldo la pechuga entera pero sin piel y dejamos que cueza durante unos 10 minutos. La reservamos caliente.

El arroz

Ponemos una cucharada de aceite en una cacerola, la llevamos al fuego y agregamos  la cebolla y el ajo partidos en cuadritos cuando el aceite está aún templado.
Los rehogamos durante un par de minutos, añadimos el arroz, lo rehogamos otro poco a fuego vivo y lo cubrimos con el caldo de cocer la pechuga (unas tres medidas de agua por cada una de arroz).
Bajamos el fuego y dejamos que se haga durante unos 18-20 minutos, dependiendo del arroz y de cómo nos guste.

La salsa

Mezclamos en una salsera 2 cucharadas de aceite, una cucharadita de mostaza, una yema de huevo y un pequeño chorrito de leche.

Servimos la pechuga fileteada junto con el arroz y la salsa.

También podemos acompañarlo con esta otra salsa, que es una salsa blanca a la que se le añade fuera del fuego la yema de huevo. Es un poquito más laboriosa pero también queda muy bien.

La otra salsa
  • Una cucharada de aceite.
  • Una cucharada rasa de harina.
  • Un vasito de caldo o leche.
  • Nuez moscada.
  • Una yema de huevo  fresco.
  • Sal y pimienta
Doramos con el aceite la cucharada de harina y le agregamos la leche o el caldo, revolviendo para que no queden grumos. Lo sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada y lo dejamos cocer unos minutos. Lo retiramos del fuego y le agregamos la yema de huevo. 

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Hola Patricia, muchas gracias. La verdad es que el pollo así queda muy tierno y jugoso. Un beso

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Silvia: lo siento mucho pero no tengo cuenta de Instagram pero puedes seguir mi blog en Google+, hacerte seguidora del blog o suscribirte a él. También enTwitter publico todas las entradas y también las subo a Pinterest. Un saludo cordial y gracias por interesarte.

      Eliminar

Publicar un comentario