FEIJOAS EN COMPOTA


Ya tenemos un año más la cosecha de feijoas a punto. Esta mañana he preparado unas pocas en compota. La hago con muy poquita azúcar y por eso la congelo en vez de conservarla fuera. 

La utilizo a lo largo de todo el año como postre, para relleno de bizcochos y tartas, para tomar con queso fresco o yogur...

 Aunque la mayor parte del excedente lo conservo congelado al natural, me gusta también preparar unas pocas en compota para los usos que acabo de enumerar.

Las congeladas frescas las tomamos junto con otras frutas, en el batido del desayuno. Combinan muy bien con manzana, plátano, naranja...
Simplemente las pelo y las empaqueto y congelo enseguida.

FEIJOAS EN COMPOTA


INGREDIENTES
  • Para 500g de feijoas
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Un limón
  • Agua

ELABORACIÓN

Tenemos preparado un cuenco con abundante agua y el zumo del limón. Las feijoas se oxidan con mucha rapidez por lo que las iremos introduciendo en este agua acidulada a medida que vayamos pelándolas.
  • Lavamos bien las frutas, les cortamos los extremos, las pelamos y las dividimos a la larga en dos mitades. Las vamos introduciendo en el agua con limón para que no se oscurezcan.
  • Cuando toda la fruta está pelada y cortada, la sacamos del agua con limón y la ponemos en una cacerola.
  • La espolvoreamos con dos cucharadas de azúcar, la llevamos a fuego entre medio y bajo y dejamos que cueza durante unos 5 minutos, moviéndola con cuidado para que se haga toda por igual.
  • Una vez cocida, la dejamos enfriar y la guardamos en un compotera si es que vamos a utilizarla pronto o la envasamos para congelarla.


Comentarios