Salsa de queso picón


El queso picón es un queso azul que se elabora con leche de oveja, cabra y vaca  en la zona de los Picos de Europa, región natural enclavada en la intersección de tres comunidades distintas: León, Asturias y Cantabria.
Antiguamente, todo el queso de este tipo elaborado en Los Picos, se conocía por el nombre de uno de los pueblos asturianos,  Cabrales pero desde que en la parte asturiana consiguieron la denominación de origen, con ese nombre ya solo se denomina el de los pueblos de esa comunidad. El elaborado en los pueblos de Cantabria pasó a llamarse "queso picón" y el de los pueblos leoneses "queso de Valdeón".



El queso Picón o de Cabrales se madura envuelto en hojas de castaño o arce, en cuevas naturales frías y húmedas en las montañas. Tiene una consistencia untuosa y blanda pero su sabor es fuerte, poderoso, algo picante, su olor intenso y su color blanquecino con veteados verdosos o azulados.

Además de tomarse untado en tostas o panecillos, solo o formando parte de una tabla de quesos, se utiliza también mucho en la cocina cántabra para elaborar salsas o rellenos. Hoy día, los cocineros creativos elaboran con él incluso helados y postres.
A un solomillo o entrecot a la plancha, la salsa de queso picó les queda de cine.

SALSA DE QUESO PICÓN (para dos personas)
Esta es mi versión:
  • 50g de queso Picón o Cabrales o de Valdeón.
  • 50g de vino blanco.
  • Una cucharada de aceite.
  • Una cucharada rasa de  harina
  • Un vaso de leche.
Para las personas a las que les guste cocinar con nata, pueden sustituir la harina y la leche por nata de cocinar.

ELABORACIÓN
  • Deshacemos o diluimos  en una taza, el queso con el vino y lo reservamos.
  • Ponemos en una sartén el aceite y la harina y lo rehogamos.
  • Agregamos a la sartén el queso diluido con el vino, lo mezclamos y vamos añadiendo la leche y revolviendo hasta conseguir una crema de la consistencia que nos guste.
* Otra modalidad es picando finas un par de chalotas o cebollitas francesas y sofriéndolas en una cucharada de aceite. Cuando las cebollitas están tiernas, agregamos la harina y después el queso con el vino y la leche que nos pida.

Comentarios