Calabacines a la plancha


Algo muy sencillo que no necesita mucha explicación pero yo cuento mi forma de hacerlos.

INGREDIENTES

  • Calabacín de tamaño mediano o pequeño (son los más tiernos y jugosos)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta blanca molida.

ELABORACIÓN

Lavamos el calabacín con agua fría, le cortamos el rabo con cuidado de no pincharnos y lo secamos con un papel de cocina.
Lo dividimos en trozos de unos 6 o 7 cm y cortamos estos en lonchas algo gruesas.


Las pincelamos con aceite de oliva.


Encendemos la plancha, la pincelamos también con aceite y colocamos en ella las lonchas para que se hagan a potencia media.


Cuando se han dorado por un lado, les damos la vuelta y cuando están listas, las ponemos en una fuente y las espolvoreamos con un poquito de sal y pimienta.

Pueden tomarse acompañados de alguna salsa (tomate, romesco…) o servir de acompañamiento a carnes, pescados o huevos.

Pueden congelarse así cocinados y descongelarse en el frigorífico cuando los necesitemos.

Comentarios