sábado, 20 de marzo de 2010

ALUBIAS BLANCAS CON VERDURAS


El otro día me he dado un pequeño capricho: me he comprado una bolsita de silicona para cocer cosas dentro sin que se te mezclen con lo demás, así que la he estrenado con esta receta vegetariana.
Claro que si no tenemos la bolsita, hacemos la receta igual solo que partimos más grandes las verduras para retirarlas fácilmente a mano con el fin de triturarlas.

INGREDIENTES:

Alubias blancas en remojo desde la noche anterior – cebolla – zanahorias – hoja de repollo – rodaja de calabaza - laurel – ajos – pimiento rojo o verde – pimentón – aceite – sal

ELABORACIÓN:

Ponemos en la olla exprés un fondo de agua y añadimos las alubias, el laurel, un par de ajos enteros sin pelar, la hoja de repollo y un chorrito pequeño de aceite crudo.

Preparamos también el resto de las verduras cortadas en cuadros, las metemos en la bolsa y al puchero. Yo las he cocido tal como os digo porque luego las paso por la batidora y lo añado al potaje. Con esto se queda el caldo espesito y muy sabroso.
Si no se dispone de bolsa y se quieren triturar después igualmente, lo mejor es añadirlas en trozos grandes que puedan retirarse del potaje después con facilidad.

Mientras, preparamos un sofrito de cebolla. Cuando está tierna, añadimos una cucharadita de pimentón y apartamos del fuego.


Cuando las alubias están cocidas, retiramos el laurel, repollo y piel de los ajos, sacamos las verduras, las  trituramos y las añadimos.

Por último, volcamos en la olla el sofrito de cebolla, lo mezclamos todo bien y …a disfrutar de una comida rica y sana.

2 comentarios :

  1. Me gusta la cestita.
    Manuel dice que me encantan las pijadas para la cocina (y tiene razón, las quiero todas aunque luego no siempre las uso).
    Estoy viendo que lo he debido heredar de ti y es que la genética no falla, jajjajaa.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, pues me encanta que heredes de mí (por vía política, claro)cosas así y no otro tipo de aficiones menos recomendables.
    Ahora en serio, yo sí que la uso aunque cuando la compré también pensé que era un capricho tonto.

    ResponderEliminar