Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes saludables. Cocina fácil, rica y sana al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud


martes, 3 de enero de 2017

TARTA SALADA DE CALABAZA



Esta receta es ya antigua en mi casa y es de las primeras que publiqué con la calabaza como ingrediente principal. Si ahora la actualizo es porque las fotografías eran realmente malas y hoy le he hecho alguna que, sin ser  maravillosa, le hace más justicia. También aprovecho para explicarla un poco mejor.

Es una tarta muy ligera y muy rica y una forma distinta de comer calabaza.

TARTA SALADA DE CALABAZA

INGREDIENTES
Para un molde de tarta de 23cm de diámetro

Una tartaleta de masa casera o bien de hojaldre comprada - 800 g de calabaza – 3 cucharadas de queso rallado - aceitunas negras - 1 yogur natural - 2 cebollas - 2 dientes de ajo - 3 huevos - nuez moscada rallada - aceite y sal

La masa casera nos llevaría: 125g de harina, 40g de aceite de oliva, 50ml de leche templada, media cucharadita de levadura química y una pizca de sal.

Se ponen todos los ingredientes juntos en un cuenco y se mezclan con un tenedor solo hasta que se forma una masa que se despega de las paredes del cuenco. Luego se tapa o se envuelve en film de cocina y se deja reposar en el frigorífico durante media hora.

ELABORACIÓN


La tartaleta:

tartaleta para tarta de calabaza
Extendemos la masa con un rodillo y la colocamos sobre un molde de tarta engrasado.
Apretamos bien los bordes de la masa para que no se bajen, la pinchamos con un tenedor en varios sitios para que pueda salir el aire y no le queden altos y bajos. También podemos colocarle encima unas legumbres secas para que no se deforme con el calor.

La precocemos en el horno precalentado a 180º C, con calor arriba y abajo, en el centro del horno durante unos 15 minutos.
Si hemos puesto las legumbres, a los 10 minutos de horneado se las quitamos y seguimos cociéndola otros 5 minutos más.

El relleno:

Pelamos y picamos las cebollas y los ajos.
Pelamos y troceamos la calabaza.

Sofreímos las cebollas, los ajos y la calabaza en un par de cucharadas de aceite a fuego, primero medio y después bajo, durante unos 15 minutos o hasta que lo veamos tierno.


Escurrimos bien el sofrito y lo pasamos a un cuenco. Lo de escurrirlo bien es importante para que la tarta quede bien cuajada.
Lo mezclamos con los huevos, el yogur, la nuez moscada y la sal y lo trituramos con la batidora.

Lo vertemos sobre la tartaleta de masa -ya precocida- y lo decoramos con las aceitunas negras.


elaboración de tarta salada de calabaza
Lo espolvoreamos con el queso rallado y lo metemos de nuevo al horno durante unos 35 o 40 minutos hasta que la veamos bien dorada o hasta que al pincharla la aguja salga limpia.

Lo ideal es comerla recién hecha pero resiste bastante bien el recalentado en el microondas.

5 comentarios:

  1. Esta se la ofreciste una vez a mis padres y les encantó.

    ResponderEliminar
  2. Sí que me acuerdo. Fue cuando vinieron a conocer la casa.
    Un beso y hasta pronto

    ResponderEliminar
  3. Perfecta. Me gusta salada y no dulce. Voy a hacerla este fin de semana y a disfrutarla muy relajada.

    ResponderEliminar
  4. Genial!! Cuando llega el otoño y sus calabazas llenas de sabor, le sacó todo el partido que pueda. La calabaza me encanta en potajes, tartas, cremas,...esta versión no la he probado así que tocará pronto!! Besitos desde Noly's Sweet Box y ¡feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
  5. Hola Ruqui, antes de nada quiero desearte un muy feliz 2017, que si uno es feliz es síntoma de que todo lo demás funciona.
    La tarta se ve deliciosa, a mi la calabaza me gusta por igual en salado o en dulce... nunca la comí así triturada, así que tendré que probar, ese contraste con las aceitunas negras me mola mucho.
    Biquiños reina

    ResponderEliminar