SEPIA A LA PLANCHA CON SOFRITO Y VINAGRETA

cachón a la plancha con sofrito y vinagreta
Aquí en Cantabria el cachón tiene mucha aceptación. Se cocinan con él muchos platos maravillosos y ahora es la época ideal para disfrutarlos.

Esta receta es una adaptación de otra del grandísimo cocinero Juan María Arzak.

CACHÓN O SEPIA A LA PLANCHA CON SOFRITO Y VINAGRETA

INGREDIENTES:(para dos personas)

1 cachón de aproximadamente 1 kilo ( merma mucho) – 1 cebolla - aceite de oliva – sal -perejil

Para el sofrito:
1 cebolla – 2 pimientos verdes – 2 cucharadas de aceite de oliva – sal

Para la vinagreta:
3 cucharadas de aceite de oliva – 1 cucharada de vinagre de jerez – 1 cucharada de vinagre de Módena – 1 cucharada de piñones (opcional)

ELABORACIÓN

Después de limpio el cachón (mejor pedir a la pescadera que haga ella el trabajo “sucio”) le separamos las aletas y la cabeza con sus tentáculos y las reservamos para otro guiso, junto con la bolsa de tinta. Nos quedamos con el cuerpo y lo partimos longitudinalmente en dos partes.

En un recipiente algo hondo que tenga tapa, ponemos un chorro de aceite, la cebolla partida en trozos, unas ramas de perejil picado y el cuerpo del cachón todo junto a macerar, tapado, por espacio de unas cuantas horas en el frigorífico.

 Preparamos en una sartén un sofrito con el aceite, la otra cebolla y los pimientos verdes partidos en trocitos muy pequeños. Lo dejamos a fuego suave durante unos 15 minutos o hasta que ablande.

 Preparamos la vinagreta mezclando en una salsera el aceite, los vinagres y los piñones.

Encendemos la plancha y la untamos de aceite. Ponemos en ella los trozos de cachón y los doramos primero por un lado y después por el otro. Dependiendo del tamaño y frescura del cachón, con un par de minutos por cada lado, a fuego vivo, será más que suficiente. La carne queda un poco tersa pero no dura.

Lo servimos acompañado del sofrito y de la salsa y espolvoreado con perejil.

Los ingredientes de la maceración nos servirán para añadirlos a un arroz, una sopa o una crema...

Comentarios

  1. Muy bueno, nunca lo había probado. Dime si lo que sobra del adobo del cachón puede servir para otro día o hay que tirarlo. Aunque tu no tiras nada y supongo que para algo servirá.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro muchísimo de que te haya gustado.
    ¡Cómo me conoces! Por supuesto que no tiro nada. Los restos del adobo puedes ponerlos a estofar hasta que la cebolla esté blanda y añadirlo a un arroz, una crema, una sopa... incluso meterle la batidora y ello mismo te sirve de salsita para algún pescado o huevos.
    ¡La imaginación al poder!
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario