NATILLAS A LA MENTA CON FRESITAS DEL BOSQUE

Natillas con fresitas


Hoy he salido al campo a dar un paseo y he vuelto a casa con un montón de fresitas silvestres (mayuetas les llamamos aquí porque salen en mayo).

Son deliciosas y a mi me encanta cogerlas, no solo por su sabor sino porque es una buena forma de hacer ejercicio de modo agradable y con provecho.
Crecen en lugares húmedos, a la orilla de los caminos y en las riberas de los ríos.

mayuetas, maitas o fresas silvestres
Ya se que conseguir fresitas silvestres no es fácil pero podemos utilizar en su lugar frambuesas o fresas.

NATILLAS A LA MENTA CON FRESITAS DEL BOSQUE

INGREDIENTES:
Para dos personas

2 yemas de huevo, 2 cucharadas de azúcar – una cucharada rasa de harina – 250ml de leche – un ramito de menta fresca ( en su defecto, una bolsita de menta poleo)
Fresitas – 1 cucharada de azúcar - 2 cucharadas de agua.

ELABORACIÓN:

Para las natillas:

Ponemos la leche a calentar y cuando alcanza el punto de ebullición apagamos, introducimos las hojas de menta o la bolsita en la leche, tapamos y dejamos infusionar durante 5 minutos.

infusión de menta y leche
Mientras, en una cacerola ponemos las yemas, las 2 cucharadas de azúcar, la harina y lo mezclamos muy bien con cuchara o espátula.
Nos queda una mezcla cremosa a la que todavía, fuera del fuego, le iremos añadiendo la infusión de leche y menta poco a poco, revolviendo sin parar.
Cuando ya está todo bien mezclado, lo ponemos al fuego y seguimos revolviendo sin dejar que llegue a hervir.
Lo retiramos en cuanto vemos que mancha la cuchara y tiene un poquitín de consistencia. Para mi gusto, cuanto más líquidas, mejor.
Dejamos enfriar las natillas.

Para las fresitas:


En un cacito ponemos el agua y disolvemos en ella el azúcar. Lo llevamos al fuego ydejamos que cueza un par de minutos para que se forme un almíbar ligero.
Volcamos sobre este almíbar las fresitas lavadas y escurridas, les damos una vuelta para que se impregnen y  las retiramos enseguida del fuego.

Este postre está más rico bien frío.
Lo montamos en el plato en el momento de sacarlo a la mesa, poniendo las natillas de base y encima un montoncito de fresas. Se riega con un poco del almíbar y se decora con unas hojitas de menta o con menta picada.

También queda muy bien presentado en copa.

Comentarios

  1. A mi las natillas no me gustan demasiado, pero estas las he probado y me quede con ganas de repetir. Sigue asi!! A ver si me pongo yo a hacer alguno de estos sabrosos platos. Ya te comentaré. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Garbi y bienvenida al blog.
    Anímate con alguna receta y cuéntame qué tal. Seguro que tienes buena mano para la cocina.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  3. A mi me pasa como a Garbi, que las natillas no me gustan demasiado, pero cuando probé estas... ¡están de muerte!. Me hubiera comido las de todos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario