ARROZ CON POLLO Y VERDURAS

arroz con pollo y verduras
Éste es, en esencia, el primer arroz que aprendí a cocinar allá por mis años jóvenes. Con el tiempo, le he ido añadiendo algo más de verdura y de gracia, dicho sea de paso.

Le faltan el cerdo y el marisco para ser una paella, pero está muy bien como plato único acompañado de ensalada, pues lleva: las proteínas del pollo, los hidratos del arroz y las vitaminas y minerales de las verduras, que procuro no sofreir durante mucho tiempo para que conserven mejor sus propiedades, pese a las indicaciones de la mayoría de las recetas,.

Lo preparo bastante a menudo, casi siempre que compro un pollo entero, aprovechando las partes menos vistosas del animal
.
ARROZ CON POLLO Y VERDURAS

INGREDIENTES
Salen tres raciones

ingredientes para el arroz con pollo y verduras
½ litro de caldo - ½ kilo de pollo – 1 cacillo de arroz – 1 cebolla – 1 ajo – ½ pimiento rojo – ½ pimiento verde – 1 zanahoria – un puñado de judías verdes – ½ docena de champiñones – 1 cucharadita de pimentón – 3 cucharadas de salsa de tomate – 3 cucharadas de aceite - sal

ELABORACIÓN


Para el caldo
Ponemos a cocer en agua la carcasa, pescuezo, etc. del pollo junto con unos cascos de cebolla, un ajo, una ramita de apio y las judías verdes, éstas enteras.
Cuando las judías verdes estén cocidas, las sacamos y las reservamos. El resto del caldo sigue cociendo.

Para el arroz
Ponemos en una rustidera o paellera 3 cucharadas de aceite y preparamos un sofrito con la cebolla, pimientos, ajo y zanahoria, todo ello partido en cuadritos.

 Al cabo de 10 minutos, le incorporamos los champiñones partidos en lonchas, la salsa de tomate y la cucharadita de pimentón.
Troceamos el pollo y lo añadimos al sofrito rehogándolo un poco.
Ya sólo nos queda añadir el caldo y el arroz y cocerlo a fuego fuerte unos dos minutos primero y a suave después durante unos 18 minutos, agregando más caldo si fuera necesario.
Un par de minutos antes de finalizar la cocción, le añadimos las judías verdes partidas en cuadritos.

Comentarios

  1. la paella valenciana no lleva ni marisco ni cerdo, lleva pollo y conejo.

    ResponderEliminar
  2. Hola anónimo: pues se ve que dentro de Valencia hay diferentes paellas (cosa por otro lado nada rara). Yo, como soy de lejos, siempre hago la que Nestor Luján recopiló en su libro de la cocina española y esa lleva lomo o carne magra de cerdo, pollo, langostinos o gambas, además de almejas o mejillones y calamar, ah y unos tacos de jamón, pero me encantaría conocer la de tu zona.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hay distintas paellas según zonas, en unos sitios es más típica la de pollo y conejo y en otras más la de marisco,pero en Valencia eso de mezclar en una misma paella carne y pescado es como un sacrilegio!! De todos modos hay mucha gente con confusiones, pero la más típica lleva como he comentado carne de conejo y pollo, además de garrofón, bajocas y con opción de añadirle alcachofas, que personalmente a mi me encantan! Así de sencilla :) Espero que te sea de aclaración. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues muchas gracias por la información. Consultando el diccionario gastronómico veo que la que tu describes es la paella valenciana pero que conviven con ella otras paellas: huertana, de montaña, marinera, de verdura y mixta. Esta última es la que yo te comento de Néstor Luján.
      Saludos

      Eliminar
  4. Ah! Dios, parece que solo en Valencia se hagan arroces. Y es cierto que los hacen muy ricos, pero en fin... ¿Se podrían poner de acuerdo no?
    Yo venía a ver tu arroz, que por cierto es un plato que me encanta. Ya me hubiera gustado que hubiera sido uno de mis primeros platos, jeje. Pero la verdad es que los primeros fueron de pasta y luego muuucho más tarde me atreví con los arroces.
    Está muy rico a pesar de las discrepancias, jeje
    ¡Un beso grandeeeee!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En León, que es donde yo vivía cuando empecé a cocinar, el arroz (no diremos paella para que nadie se ofenda aunque así le llamábamos) era el plato típico de los domingos así que a la fuerza tuve que empezar a cocinar un arroz ya que el resto de la semana trabajaba y comía fuera de casa. La pasta aprendí a prepararla después (bien, o bastante bien, mucho después, jeje) Un beso preciosa

      Eliminar

Publicar un comentario