CUSCÚS CON VERDURAS

cuscús con verduras
El cuscus es un plato típico de la cocina árabe que consiste en sémola (harina gruesa, de trigo poco molido) del trigo duro, que se mezcla con harina normal.

Antiguamente lo preparaban a mano. En unos grandes platos, mediante movimientos circulares la harina se iba uniendo a la sémola y se iban formando los granitos que después se mojaban y cocían.

La costumbre era cocinarlo en unos recipientes especiales en los que en la parte de abajo se iba haciendo un estofado de carne y verduras y en la de arriba el cuscus al vapor. Así, a la vez que se cocía se impregnaba del aroma del guiso.

Dependiendo del país, el cuscús se prepara de diferentes formas, pero en todos lo usan, como nosotros el pan o los chinos el arroz, acompañando platos de carne, pescado o verduras.

El cuscús debe quedar suelto, con sus granos separados

CUSCÚS CON VERDURAS

INGREDIENTES

Para el sofrito
1 cebolla – ½ berenjena – ½ pimiento rojo – 1 pimiento verde – 1 ajo – ½ docena de setas – 4 cucharadas de salsa de tomate



Para el cus-cus
un vasito de vino lleno de cus-cus – 1 vasito de agua - aceite – albahaca – orégano - sal

ELABORACIÓN

Para el sofrito, lavamos y cortamos las verduras y las ponemos a sofreir en una sartén amplia con 3 cucharadas de aceite.

Ponemos primero la cebolla y después de 5 minutos incorporamos el ajo y los pimientos; 5 minutos más tarde añadimos la berenjena y por último las setas.


Agregamos la salsa de tomate y condimentamos con sal, orégano y albahaca seca y reservamos.

Preparamos el cus-cus como indique el fabricante:
Hay uno que ya viene precocido. Con éste lo único que hay que hacer es poner a hervir el agua y cuando hierve añadirle el cus-cus, tapar, retirarlo del fuego y dejarlo reposar unos 10 minutos. Luego incorporarle una cucharada de aceite crudo y revolver con un tenedor para que se suelte.

Hay otro que es necesario cocerlo durante unos 4 ó 5 minutos y luego se le añade igualmente el aceite crudo.

cuscús con verduras

Comentarios

  1. Hace muchos años fui unos días a Strasburgo y me llevaron a un presunto árabe a comer, presuntamente, cus-cus. Me pareció repugnante.
    Cuando viví en Limoges, un día en casa de una amiga, probé el cus-cus de lata que estaba comiendo una compañera de piso suya. Tan repugnante como el primero.

    Pasaron los años y yo creyendo que el cus-cus tenía un sabor rarísimo que no me gustaba nada, pero el año pasado me llevaron a un árabe en Madrid donde lo probé y me pareció una verdadera delicia así que me animé a probar a hacerlo yo y... ¡que rico!.
    No solo a nosotros nos gusta, sino que a Lara le encanta y cada vez que digo que lo voy a hacer empieza a gritar: "¡BIENNN, CUS-CUS, CUS-CUS!" y me hace muchísima gracia que un retaco como ella hable de cocina internacional con esa soltura.

    Lo hice igual que tu, pero después de hecho el pisto le puse pechuga a la plancha o bonito a la plancha en trozos y media lata de leche de coco. Lo dejé hervir un ratito y listo. Creí que me iba a gustar seco, como el arroz, pero me gustó más jugoso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario