CARRILLERAS DE TERNERA

carrilleras de ternera
Las carrilleras están de moda.
Suena un poco extraño, pero así es.

Pienso (¡cielos, qué esfuerzo!): ¿dónde estaban antes las carrilleras? ¿qué hacían con ellas? ¿o es que acaso los cerdos y las terneras carecían de mofletes?, pues en ninguno de los varios libros de cocina un poco añejos que tengo en la estantería, ya se trate de cocina regional o internacional, de autor o simples recopilaciones, en ninguno digo, aparece una sola receta con carrilleras.

Sin embargo, vas a comer a un restaurante cualquiera y ¿qué te encuentras en la carta? ¡¡Bingo!! las carrilleras.

Bueno pues no hace mucho fue mi cumpleaños y lo celebramos comiendo fuera. Me comí unas carrilleras excelentes y me he animado a hacerlas en casa
Han quedado buenas, buenas, y los purés de manzana y patata con los que las hemos acompañado les iban perfectos.

CARRILLERAS DE TERNERA

INGREDIENTES

3 carrilleras de ternera (1 kilo y cuarto) – 2 cebollas (500 gramos) – 1 puerro – 1 pimiento – 50 ml de vinagre (4 cucharadas) – 200 ml de vino blanco (un vasito) – aceite – sal – pimienta – laurel – tomillo - harina

ELABORACIÓN


Lavamos, secamos y picamos la cebolla, el puerro y el pimiento y los ponemos a rehogar en la olla con 4 cucharadas de aceite.

verduras para guisar las carrilleras
carrilleras enharinadas
Salpimentamos y enharinamos las carrilleras. Las doramos en una sartén con un poco de aceite bien caliente con el objeto de “sellarlas” para que no pierdan su jugosidad.

Las ponemos en la olla junto con las verduras, regamos con el vino y el vinagre y añadimos unas hojas de laurel, una cucharadita de tomillo y un poco de sal.

Tapamos y cocemos durante aproximadamente ½ hora con las dos rallas fuera, hasta que estén muy tiernas.
Tienen que quedar que se partan sin cuchillo.

Cuando están cocidas, las sacamos con cuidado para una fuente, retiramos de la salsa las hojas de laurel y si fuera necesario, el exceso de líquido y le metemos la batidora.

carrilleras de ternera con puré de patata y manzana
Volcamos la salsa sobre las carrilleras.

Podemos servirlo así tal cual o acompañarlo además con un montoncito de puré de manzana y otro de patata.

Yo lo serví al día siguiente de cocinarlo pues estos platos me gustan reposados, de un día para otro. Lo calenté de nuevo a fuego lento para que la salsa no se agarrase.

Comentarios

  1. Que ricas estaban las carrilleras en aquel restaurante donde nos invitaste por tu cumple!
    Nos gustan mucho y esta receta tiene una presencia de lujo. Tomo nota.

    ResponderEliminar
  2. Ayer las compré en el mercado y por supuesto para hacerlas elegí una receta de reconocido prestigio: la tuya por supuesto.

    No creo que me hayan quedado tan ricas como aquellas con las que nos deleitaste pero a ver...

    Lo que si te puedo comentar ya es que las tuve que cocer muchisimo mas... como una hora y media. Se ve que las tuyas son de ternera y las mias de vaca vieja.

    Las cenaremos esta noche y pensaremos en vosotros.

    ResponderEliminar
  3. Como diría mi amiga Finuca:"es que no hay carne como la de Cantabria" jeje.
    Espero que, de todos modos, te quedaran ricas.
    Un beso desde Ronda y que aproveche

    ResponderEliminar

Publicar un comentario