CEBOLLAS AL HORNO CON BECHAMEL

cebollas confitadas
CEBOLLAS AL HORNO CON BECHAMEL
Son ideales para formar parte de una merienda de pinchos o bien para acompañar un plato de carne.

Como casi da pena poner el horno solo para ellas, podemos aprovechar para asar al mismo tiempo unos pimientos rojos, unas berenjenas y unos tomates con los que poder preparar una rica escalibada.

INGREDIENTES

Cebolletas de tamaño medio a pequeño – 1 cucharada de aceite – 1 cucharadita de azúcar – 3 cucharadas de coñac – 1 cucharada rasa de harina – 1 vasito de leche

ELABORACIÓN


Asamos en el horno las cebolletas, partidas a la mitad en sentido transversal y pintadas de aceite.

Cuando las cebolletas están asadas, las sacamos del horno y las ponemos en una sartén junto con una cucharada de aceite a fuego suave. Les agregamos una cucharadita de azúcar y las dejamos confitar durante unos minutos.

Añadimos entonces el coñac y le prendemos fuego con el objeto de que se flambeen.
Cuando el alcohol se ha evaporado y el fuego apagado, sacamos las cebollas a una fuente y reservamos.

En la misma sartén ponemos una cucharada rasa de harina, revolvemos bien para que ésta se dore y absorba los jugos y añadimos el vasito de leche sin parar de revolver hasta tener una salsa bechamel de consistencia media.

cebollas al horno con bechamel
Sazonamos la salsa con sal y nuez moscada y la volcamos sobre las cebollas.

Las servimos calientes o templadas.

Comentarios